jueves, 16 de octubre de 2008

Ataque a la libertad


Una nueva ley obligara a los padres de los niños adoptados en Cataluña a comunicar a sus hijos que no son descendientes biológicos una vez que éstos hayan cumplido doce años.


Los padres catalanes que hayan adoptado hijos tendrán la obligación de hacerles saber que no son sus descendientes biológicos, en cuanto los menores alcancen la madurez necesaria para comprenderlo, según el anteproyecto de ley del Libro II del Código Civil de Cataluña que está ultimando el Departamento de Justicia.

De veras que, a veces, uno no sabe qué comentar. Más bien, no sabe por dónde empezar. Pero vamos a ver, ¿hasta dónde quieren llegar?, ¿qué pretenden estos iluminados?

El legislador arguye que se ha inspirado en no se qué legislación de los países nórdicos. Toma castaña…, así, con un par. El impulso totalitario de estos individuos no tiene límites. Es increíble. No pueden ser más falaces ni demagogos.

Lo más lamentable de este atropello contra la libertad individual (base y fundamento de nuestra condición ciudadana, no lo olvidemos) no es la ocurrencia en sí, ni la sinrazón totalitaria. Lo más deleznable, desde mi punto de vista, es que oculta un prejuicio: la creencia de que las personas, los individuos, somos incapaces de tomar decisiones responsables. Eso es lo más peligroso de la ocurrencia hecha ley por la gracia de la inspiración nórdica (sic): da lo mismo, como si me citan el Kamasutra, la Relatividad General, el Nihilismo, o la Cromodinámica Cuántica.

Estoy cansado, ha sido un día duro (mucho trabajo, la bolsa baja, la recesión es un hecho),… y, encima, con estos ataques totalitarios. Qué cansancio de país.

8 comentarios:

alexpantarei dijo...

¡Uy uy uy, no te quejes hombre, que podríamos estar peor! Si ahora las cosas van así de mal, imagínate cuando todos los estudiantes de la LOGSE sean nuestros políticos, profesores y altos cargos. Esto va a ser Disneylandia.

Gran democracia la de nuestra Europa.

Anónimo dijo...

Tampoco te la des de iluminado panterei, que los que vinieron antes que nosotros también pensaban que nuestra generación iba a ser un fracaso y un atajo de hippies. A lo mejor nos sorprende y recuerda que lo de uno no es siempre lo mejor.

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Cansado ya del trajín
de Rajoy y Zapatero,
entro en el verde jardín
de este gallego viajero.
Es una fuente de calma,
que es lo que busca el poeta,
siempre tocado en el alma
de esa nostalgia secreta
por una vida mejor...
Gracias, y ha sido un honor.

Ferchu dijo...

Gracias por tu visita ... me acercaré por aquí de vez en cuando.

alexpantarei dijo...

Al anónimo que comentó mi comentario:

No me las doy de iluminado, simplemente estaba ironizando sobre una idea, por supuesto subjetiva, pero también apoyada y pensada por muchos. Lo que sé es que los que vinieron antes que nosotros aún creían en proyectos y aún no se criaban con la PSP.

Para cualquiera que se dedique a la enseñanza es evidente que año tras año el nivel del alumnado decrece, y la posibilidad de transmitir valores se ve mermada a través de una educación básicamente científica y técnica, que ha transformado la palabra "Humanidades" en un chiste.

Saludos.

Anónimo dijo...

Alex: doy fe de todo lo que dices, de hecho yo estoy pensando en exiliarme a Marte o Plutón para cuando, ya anciana, dependa de mis actuales alumnos (a los que, por otro lado, quiero mucho, pero hay que ver cómo son...).

Rubín de Cendoya dijo...

Muy oportuno, porque con tanto titular grueso de Garzón, se nos escapan estas cosas.

Yo que llevo años sin fumar, me estoy temiendo que cualquier día prohíban comer grasas y nos haga vegetarianos cualquier gobierno.

Estoy tentado a preguntarle a Google por esa ley para leer la exposición de motivos. Ha de ser antológica.

Salud

Anónimo dijo...

Al hilo de lo que apuntaba alexpantarei aparece hoy un artículo interesante en El País, no dejéis de leerlo