lunes, 27 de octubre de 2008

Jon Juaristi despreciado en Bilbao

Tomo literalmete esta noticia de un blog amigo, el fabuloso zapaterías.blogspot.com:
Jon Juaristi ha suspendido la presentación en Bilbao de un libro sobre su ciudad natal, porque el principal periódico de la villa, el diario EL CORREO, del Grupo Vocento, se negó a cubrir el acto.
“Escribí antaño en ese diario. Incluso me dieron un premio de periodismo que lleva su nombre. Ahora, al parecer, hay consigna de que ni se mencione mi nombre en sus páginas.”

Tal y como vienen los tiempos ya no me extraña, ni tan siquiera un poco, esta noticia: este último atropello a la valentía, al librepensamiento aunque sea a contracorriente de lo políticamente adecuado. Eso es lo que más les duele a este tipo de nacionalistas y sus corifeos “estatales” del pensamiento políticamente correcto (o más bien, interesadamente pactista).

No es el momento de glosar la figura de Juaristi. Su obra es amplia y multidisciplinar (poeta, novelista, ensayista, traductor español en euskera y castellano,…). A mí me resultó importantísima la lectura de su obra El bucle melancólico (Historias de nacionalistas vascos), premio Espasa Hoy, 1997. En ésta se desenmascaraban, a la luz del rigor académico, de la investigación histórica y filológica, todo el entramado burdo constituido por los mitos del nacionalismo vasco y todo ese cuerpo de vulgares monsergas condimentadas con una "pizca" de milenarismo (sí, monsergas sobre la patria antigua del vasco, sobre sus leyendas ancestrales, y –sobre todo- su desvergonzada estrategia victimista). Al menos para mí, este libro me resulta imprescindible para entender buena parte de la intrahistoria del nacionalismo vasco.

Recuerdo que la obra suscitó reacciones destempladas desde el nacionalismo “democrático” vasco. Curiosamente desde el abertzalismo pensante (diario Egin, por aquél entonces) se vertieron críticas un poco más inteligentes o, al menos, menos burdas.

La posición política de Juaristi presenta una evolución, un cambio que se fundamenta en una firme toma de postura frente al terrorismo y el apoyo a las víctimas de ETA (es uno de los implicados en la formación del Foro de Ermua en 1997). De la época fundacional del Foro de Ermua recuerda que, tras los diferentes vaivenes políticos sufridos, no le quedaba "ni una gota de progresismo en el cuerpo”.

Podría seguir escribiendo varias horas sobre este intelectual a quien admiro, como a Savater y tantos otros, por su excepcional coraje político y defensa de la Libertad. Pero es tarde, y me gustaría finalizar esta entrada transcribiendo unas frases (ideas, más bien) suyas a partir de un artículo publicado en febrero de 2000, en el diario El País. El título del artículo es Por Ermua, contra la raza.

…Por primera vez, vamos a salir a la calle sin los nacionalistas, porque ésta es una manifestación de los que nos sentimos ante todo ciudadanos…
…Una manifestación contra la Euskal Herria cuya construcción preconizan Arzalluz y Otegi, contra el nacionalismo étnico, contra la raza vasca biológica del eurodiputado Ortuondo y contra la raza lingüística de Txillardegi y sus discípulos de HB…
…Por Ermua, la Euskadi babélica, la urbe luminosa y pluralista poblada por gentes libres con lenguas y orígenes distintos. Y contra la tenebrosa Euskal Herria de cromañones clónicos.

5 comentarios:

mi despertar dijo...

Se huele intelecto cuando se entra en tu blog
Dame tiempo
para leerte
por ahora te digo
me gusta
y mientras tomo mi desayuno...te leo
Abrazos sin conocerte

Rubín de Cendoya dijo...

Magnífico artículo, cuando lo leí me supo a poco. Estabas en el camino perfecto, lo malo es que todo eso lo tienen ya descontado; por mucho que nos cabree, a los nacionalistas no les afecta.

A Jon Juaristi yo le conocí (le leí por primera vez) creo que el artículo con el que ganó ese premio de El Correo (me parece que lo había publicado en El País pero no estoy seguro) debió de ser en la segunda mitad de los años 80 o muy a comienzos de la década siguiente.

El primer libro que compré suyo fue Auto de terminación. Creo que esta obra conjunta con Unceta y Aranzadi significó para mucha gente el inicio de la rebelión ante el nacionalismo obligatorio, luego vinieron otros como el magnífico que tu citas y también Sacra némesis, que te recomiendo si no lo has leído.

Tiene escrita una joya sobre Bilbao que está hoy descatalogada, pero que yo tuve la suerte de que me la prestaran; El Chimbo expiatorio, es un análisis estupendo sobre la jerga bilbaína y las costumbres de entre siglos, cuando aún el gran racista Sabino andaba quejándose de que la gente iba sin la chapela obligatoria.

Lo dicho, encantado de leer tu post.

ALTAZOR TEMBLOR DE CIELO dijo...

No sé si viene muy cuento, creo que quizá sí: los que vivís/vivisteis de cerca la situación del País vasco podríais contarnos muchas cosas a los que vemos todo el papelón desde fuera. Yo soy bastante analfabeta política y mucho más de la política vasca. Recordarás, Roge, que el curso pasado compré un libro titulado "Si Sabino viviría" de Iban Zaldua, estaba ayudando a Serafín a preparar los encuentros literarios y pensé que podría ser un buen invitado. Por circunstancias variadas tuve que dejar el libro por la mitad e Ivan no fue uno de los escritores que nos visitó, pero siempre me quedó ahí la cosilla de leerlo, de regalártelo y (lo más) de que tu padre lo leyese porque no me querría perder sus comentarios... Es un libro completamente irónico, sarcástico, mordaz... o eso me parecían a mí sus primeras páginas (quizás un poco del estilo de tu amigo el de las "zapaterías" pero en prosa). Si lo añades a tu lista infinita te caerá pronto.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Respondo a cada uno de vosotros:

1. Mi Despertar. Gracias por los versos, tan inesperados como tu visita.
Abrazos, ahora que nos conocemos.

2. Amigo Rubín. Veo que en ciertos temas quedamos un puñado muy numeroso de ciudadanos que vemos este tema (el tópicamente llamado "conflicto vasco") de igual manera. ¿Motivo? Por nuestro fundamento en la libertad y en el Estado de Derecho.

Sobre las referencias que me comentas te diré que tomo muy en cuenta "Sacra Némesis". Por otra parte, conozco "Milenarismno vasco" de J. Aranzadi (y entiendo que te refieres a Patxo Unzueta, ¿verdad?, no Unceta... qué curioso que ahora casi no publica en El País, ¿incómodo tal vez para las terceras vías Lopéz & Eguiguren Associates?)
Un fuerte abrazo.

3. Altazor. Creo que el saber ocupa lugar. Y créeme que conocer las hazañas de los abernazis, las aportaciones a la historia del pensamiento de ese memo perforante llamado Sabino Arana, y de sus seguidores (Eli Gallestegi, Krutwig, Monzón,... -joder, sólo de recordarlos me pongo malo-, hasta el ínclito Arzalluz, o el iluminado Ibarretxe -otrora Pelontxu-)Creo que es mejor no conocer esta fauna y lo digo en serio. El saber SÍ ocupa lugar.
Tú en lugar de ocuparlo con estos mequetrefes esquizoides rellenas tus espacios neuronales con otras cosas (las vanguardias literarias, por ejemplo) más edificantes para el espíritu.
Sobre el libro "Si Sabino viviría" espero el regalo ilusionado.

Un beso muy muy grande.

Rubín de Cendoya dijo...

Lo que tiene citar de memoria y tenerla mala.

Efectivamente es Unzueta y el libro que escribieron los tres en 1994 Auto de terminación es de los que se mantienen actuales (desgraciadamente)