martes, 25 de noviembre de 2008

Grandes-Burradas

El tema no tiene desperdicio. O tal vez sí… Bueno, ahora que lo pienso sí tiene desperdicio. O más bien, es un desperdicio en sí mismo. Me refiero al “artículo” de Almudena Grandes-Burradas que le dedica a la Memoria Histórica, el Juez Garzón, y a la madre Maravillas (sí la de la fallida placa que Bono quería dedicarle en el Congreso y que generó una polémica importante días atrás…). Fijaos en el nivel de grosería gratuita que le dedica la susodicha a la religiosa (y por ende a nuestra inteligencia):

Un tribunal ha constatado la muerte de Franco. Qué risa, dicen algunos. Yo prefiero reírme de otras cosas. "Déjate mandar. Déjate sujetar y despreciar. Y serás perfecta". Parece un contrato sadomasoquista, pero es un consejo de la madre Maravillas. ¿Imaginan el goce que sentiría al caer en manos de una patrulla de milicianos jóvenes, armados y -¡mmm!- sudorosos?

Grandes-Burradas (sí, a partir de ahora me voy a referir a esta individua de esta manera) ha calculado mal. Tratándose del día internacional contra la violencia de género, con todo el aparato ministerial pendiente de este tema (ver blog de Bibiana Aído, que incluye un manifiesto, no por tópico, pleno de rotundidad) va y suelta una apología de la violencia machista. Ah, ya, que era una metáfora, un efecto literario, ... Me temo que esta tía (Grandes-Burradas) se ha excedido un pelín.

La grosera zafiedad, la insultante vulgaridad del chiste cavernícola puede tener gracia en una reunión de gárrulos machistas (creo que hasta la progresía más combativa se siente también avergonzada de esta gracia). Desconozco qué ha motivado a la "escritora" a soltar esta barbaridad. Puede ser la falta de talento literario. Tal vez sí; me explico: tras su prometedor comienzo literario con Las edades de Lulú, obra más que interesante en la que la autora se declaraba heredera de Sade (entre otros), su evolución no ha podido ser más pobre. Te llamaré viernes era (y es) un pestiño de los que hacen época. Y Malena se pierde en planteamientos pseudo estéticos más que vulgares… Sobre historias de monjitas en clave erótica y llenas de calidad literaria, bien sabrá la gárrulo-feminista en cuestión (que no feminista, ojo) de la existencia de una fenomenal novela Sor Mónika de E.T.A. Hoffmann, que inspiró entre otros eróticos a Sacher-Masoch (padre del masoquismo). Claro que este es un ejemplo de brillantez literaria en las antípodas de la triste vulgaridad de Grandes-Burradas (al menos de lo que yo he leído, exceptuando Las edades…).

Lo que verdaderamente me ofende no es la gracia ramplona e innecesariamente agresiva en sí misma, sino el deseo de corte de mangas puro y duro que subyace y que esta tía le dedica a aquellos (creyentes o no) que no sigamos el dogma “memoria-historicista” que lo políticamente correcto nos quiere imponer a toda costa. Sí, se trata de ofender al discrepante, en principio, para seguir con la burla y el escarnio abusivo. Porque abusivo es utilizar la prestigios tribuna de El País para soltar este tipo de comentarios. No sé cómo este periódico (del que también yo soy lector) puede publicar este conjunto de zafiedades innecesarias y ofensivas.

Menos mal que nos queda la sabia sensatez de Antonio Muñoz Molina en respuesta a Grandes-Burradas: Ni a Manuel Azaña, ni a Indalecio Prieto, ni a Arturo Barea, ni a Julián Zugazagoitia les costó nada imaginar la tragedia de tantas personas asesinadas por esas pandillas no siempre incontroladas que preferían mostrar su coraje sembrando el terror en Madrid en vez de combatiendo al enemigo en la sierra… Almudena Grandes habla de exiliarse a México: cuando leemos artículos como el suyo y como tantos otros que por un lado o por otro parecen empeñados en revivir las peores intransigencias de otros tiempos, algunas personas nos sentimos cada vez más extrañas en nuestro propio país.

Yo, ahora en un tono más reposado, a veces me siento muy extraño en mi país.

12 comentarios:

Rubín de Cendoya dijo...

Que no puede ser Rogelio, no puede ser ni metáfora.

Ese ¡mmm! con interjecciones es sólo sadismo. Y a nadie en El País le pareció desagradable.

Saludos

Anónimo dijo...

Lo que me parece a mi es que se puede dar una opinión sin tanto insulto,me parece que el tono es bastante desagradable y aunque ella no estuviera acertada en su comentario calificativos como: "grosera,zafia,cavernícola,bárbara,garrulo-feminista o vulgar" están un poco fuera de lugar, con esto no pretendo dar lecciones a nadie, pero un tono un poco más relajado no vendría mal.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Buenas noches y gracias a ambos.

1. Gracias Rubín por el comentario que, comparto en su integridad.

2. Gracias anónimo por el tono mesurado que me dedicas. En lo que repecta al contenido estoy, en obvio desacuerdo, pero creo que, al final y siguiendo el "tono más relejado" que tú sugieres, la carta a El País, de Muñoz Molina, sí pone a cada uno en su sitio y nos recuerda lo extraño que nos parece a veces este país nuestro. No creo que lo de esta mujer se trate de falta de acierto...

En cualquier caso, recibe un cordial saludo y pasa por aquí cuando quieras.

ALTAZOR TEMBLOR DE CIELO dijo...

No sé si habéis leído la réplica-disculpa con la boca de Almudena Grandes en el País de ayer.

El sofista dijo...

Sí la he leído, Altazor. Y en mi opinión no puede ser más despreciable y mentirosa: http://www.elpais.com/articulo/opinion/Respuesta/Munoz/Molina/elpepiopi/20081126elpepiopi_9/Tes.

Ya han quedado desenmascaradas de una vez por todas estas momias de la izquierda más cavernícola.

Fernando dijo...

He leído algo de esta mujer, y no escribe mal.
Claro que después de haber leído esto último, no la voy a volver a leer, que la lean sus amigos.
Evidentemente, puede decir estas cosas porque ya no le hace falta que nadie le lea, pues supongo que está acogida a la mamandurria del PSocialismo.
Son gentuza, y encima les jalean. Vamos, les jaleamos con nuestros impuestos.

Félix Angulo dijo...

Enhorabuena Sr. Rogelio,me encanta tu blog!Esos hachazos que metes a los que confraternizan y confabulan con la izquierda me parecen fenomenales.
Con la Cope al levantarme y el Abc (repaso rápido nocturno porque el día me puede)y este blog maravilloso que acabo de descubrir gracias a la podenca de Almudena Grandes,vivo feliz.
Animo y atízales fuerte a esos majaderos rojillos.
Quedo a tu disposición y solo puedo decir que ojalá hubiera más gente como tú dispuesta a desbancar a estos mulos de sus poltronas,graciaS y ¡POR ESPAÑA!

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Buenas noches Félix.

Hombre, no apuntaba yo tan lejos en lo de los “hachazos a la izquierda”. Mi comentario a propósito de la “escritora” se puede extender a todos aquellos personajes que viven de la crispación, entendida ésta como lo opuesto a la crítica constructiva y sensata. Ejemplo de esto último (crítica constructiva y sensata) es Antonio Muñoz Molina, del que extraigo un párrafo de su muy acertada respuesta a al susodicha en el diario El País. (Como lector de ABC que eres –yo también, los sábados-, recordarás que Muñoz Molina colaboraba en los ochenta en el fantástico suplemento literario que dirigía Blanca Berasátegui… qué tiempos aquéllos).

Soy crítico frente a la vulgaridad, frente al insulto facilón, frente al pensamiento único, frente a todo tipo de ataques a la Libertad. Detesto a los “pensadores” cavernícolas, vengan de donde vengan. Deploro los tópicos que asolan la vida política española y sus constantes intelectuales. Pero, insisto, cavernícolas y zafios, también los tenemos en la llamada “derecha”.

Un abrazo y pasa por aquí cuando quieras.

Anónimo dijo...

http://desequilibros.blogspot.com/
2008/12/basta-de-sensacionalismo-
stop.html

Anónimo dijo...

- No divulgues ni crees contenidos sensacionalistas;

- Crea y divulga contenidos veraces y enriquecedores;

- Informa, pero no manipules con títulos y descripciones tendenciosos;

- Destaca y desarrolla lo fundamental, no los detalles escabrosos;

- Exprésate con corrección y sin ambigüedad malintencionada;


- Bienvenido el buen humor, pero no lo conviertas en una excusa;

- Respeta la opinión de los demás aunque no estés de acuerdo con ella.





Necesitamos

- Fuentes originales


- Contenidos intesantes

- Argumentos

- Colaborar al intecambio y enriquecimiento de las ideas

- Difusión de la cultura y la ciencia

- Humor inteligente


- Noticias veraces

- Opiniones argumentadas

- Buen humor

- Creación e investigación

- Respeto por la opinión ajena





NO necesitamos

- Rumores y bulos


- Sucesos escabrosos


- Insultos y descalificaciones


- Linchamientos

- Prepotencia y soberbia en los juicios


- Escarmientos

- Perder el tiempo

- Violencia gratuita

- Racismo

- Estupideces

- Titulares sin contenido

- Desprecio


- Copiar/pegar

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Estimado anónimo.

Leí ayer tu enlace, con lo cual no era necesario copiar y pegar el contenido del mismo.

Ignoro qué quieres decir con estas, llamémoslas así, "instucciones de uso" (no utilizo el complemento directo "me", puesto que sigo ignorando si te diriges a mí o a otros amigos). En cualquier caso, bienvenida tu entrada. Además, si te das una vuelta por otros contendos de esta bitácora comprobaras que se cumplen buena parte de los principios que ¿nos? recuerdas. Y eso con una total incorrección política (éste sí es uno de mis principios).

Por cierto, tal vez sea recomendable que estos principios o, ¿cómo les he llamado?, "instrucciones de uso", se los hagas llegar a otras bitacoras que hacen del sectarismo y la intransigencia su divisa. O, ¿por qué no?, a la propia "escritora" cuyo comentario originó mi entrada.

Un saludo y pasa por aquí cuando quieras.

El sofista dijo...

Lo del anónimo éste de las últimas dos entredas parece un propósito de catecismo bloguero, ¿no?
La entrada de Rogelio arremete contra los sectarios. Y la tipa esa se lleva grandes medallas en intolerancia.Saludos.