lunes, 17 de noviembre de 2008

La mentalidad posmoderna

El otro aspecto de la apertura e indeterminación de la mentalidad posmoderna es la falta de todo fundamento sólido para una cosmovisión. Tanto la realidad interior como la exterior se han vuelto insondablemente ramificadas, multidimensionales maleables e ilimitadas, estimulando así el valor de la creatividad, pero también una desoladora ansiedad ante el relativismo sin fin y la finitud existencial…

…Entre los múltiples factores que han convergido en esta posición intelectual, el análisis del lenguaje sido lo que promovió las corrientes epistemológicas más radicalmente escépticas del pensamiento posmoderno, que son precisamente aquellas que de un modo más expreso y consciente se han identificado como “posmodernas”. Una vez más, son muchas las fuentes que contribuyeron a este desarrollo: el análisis nietzscheano de la relación problemática con la realidad; la semiótica de
C.S. Peirce, que postula que todo pensamiento humano consiste en signos; la lingüística de Ferdinand de Saussure, que postula una relación arbitraria entre palabra y objeto, entre signo y significado; el análisis de Wittgenstein de la estructuración lingüística de la experiencia humana; la crítica existencialista-lingüística de la metafísica que realizó Heidegger;… las investigaciones genealógicas de Michel Foucault sobre la construcción del conocimiento; y el deconstruccionismo de Jacques Derrida, que desafió el intento de establecer un significado seguro de cualquier contexto. El resultado de estas diversas influencias, particularmente en el mundo académico, ha sido la diseminación dinámica de un enfoque del discurso y el conocimiento humanos que relativiza radicalmente las aspiraciones humanas a una verdad soberana o duradera y que, en consecuencia, presta apoyo a una revisión empática de la naturaleza y las metas del análisis intelectual.


Richard Tarnas – La pasión de la mente occidental.



(Dedicado a Altazor: Espero que te guste)

6 comentarios:

janys dijo...

Hola Rogelio; agradezco en demasía tu comentario, ya extrañaba tu apso por mi blog. Ojalá algún día puedas venir a mi país, a la capital de mi estado, de verdad es hermosa. Me gusta la redacción de tu entrada; hablas del pensamiento y sus diversas formas de manifestarse según diferentes autores; lo cierto es; donde todos convergen, es la necesidad humana de expresar lo que piensas y lo que sientes. Espero no te pierdas y sigas visitando mi espacio. Besos.

Anónimo dijo...

Hola Roge! Soy tomás.
Antes de nada disculparme por no dar señales de vida en mucho tiempo...además, uno de los problemas de tener un blog tan increible como el tuyo es que resulta muy dificil hacer algúna aportación...aunque quizás baste pasar por aqui y saludar, decirte que entro muy a menudo y aprendo, y descubro mundos que desconocia, seguramente por lo poco que se sobre tantas cosas.
Bueno, seguiré pasando por aquí y descubriendo esos mundos tuyos.
Un fuerte abrazo

Miss Calamity dijo...

Tu post de hoy me ha traído recuerdos universitarios cuando, aún en segundo, me planteé seriamente que mi tesis doctoral iba a versar sobre la Semiótica de una de las partes de mi profesión.

Todavía sigo dándole vueltas de vez en cuando, no crea.

Besos. Cal.

mcanabalb dijo...

Todavia no soy capaz de racionarlo, pero me parece que Ortega si que dio fundamentos para matar al RELATIVISMO!!!!!!!! No todo vale en este mundo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Gracias por vuestros comentarios:

1. Janys. Cambio de formato en tu blog (muy bonito). Y con entradas siempre interesantes.
Lo de la redacción de mi entrada, entiendo que es muy buena... ¡no la redacté yo! sino el traductor de Richard Tarnas. Ja, ja,...

Seguimos en contacto - UN abrazo.

2. Maese Tomás. Ni disculpas ni osssstras (mantenga limpia la blogosfera). Me invitas a una copa en Donosti, estas Navidades.
LO del blog increíble, lo agradezco, pero no es más que una bitácora personal. Y escribo algunos de los temas que me interesan. Sin mayor pretensión (con libertad).Dudo, de veras, que esta bitácora "enseñe algo" a nadie. Si despierta interés alguna entrada, pues mejor. Y si se debate, entonces fabuloso, ¿no?. La vuestra es realmente magnífica y la recomiendo (ver Vaumn, en mi lista de blogs favoritos).
Hablamos en Navidad - Un abrazo.
(¡A ver si ganáis el concurso!)

3. Miss Cal.Encantado de recordarte estos temas, de veras. Un placer recibir tus comentarios.

Por cierto, veo que te gusta Radiohead. A mí me encantan.
UN abrazo.

4. Mr. Canabal. Comeremos antes de Navidad, ¿no? (con Mr. Nando).
En lo que repecta al relativismo, no lo leas al pie de la letra. Interprétalo sólo como ausencia de cosmovisión, sin más. Una cosa es el conjunto de corrientes bajo el signo del llamado "pensamiento débil" (hizo furor en los ochenta), vertebrados en torno a la deconstrucción (Derrida, Paul De Man, Vattimo) y otra muy distinta es la vitalidad radical, apasionante, plena de saber y de novedad de los primeros fílósofos del lenguaje (Círculo de Viena), hasta el pensamiento de Wittgenstein. Y si hablamos de Heidegger, ¿qué decir?
UN fuerte abrazo

ALTAZOR TEMBLOR DE CIELO dijo...

Pues claro que me gusta!!!!!