viernes, 31 de octubre de 2008

Francis Bacon y las fuentes del error humano


Hace unas horas he mantenido cierta polémica en un blog amigo a propósito de un comentario que un ciudadano ha colgado sobre el atentado fallido de ETA. El comentario no ha podido ser más desafortunado, para decirlo suavemente. Defendía una serie de tópicos y lugares comunes sobre la negociación con ETA, la necesidad de sentarse, “Estado y ETA”, “de igual a igual”, poco más o menos.


Lo cierto es que este “debate” me ha animado a… ,una vez más, postergar entradas sobre Música Antigua, que quiero escribir, y a presentar ésta. En fin, cuestión de inmediatez tal vez.
La entrada se inspira en el filósofo inglés del siglo XVI, Francis Bacon, uno de los padres del pensamiento moderno.


Bacon establecía en su Novum Organum (obra totalmente recomendable y amena, a la par que –diría- necesaria) las bases del error humano. Más bien las fuentes del error humano, para ser preciso. En esta magna obra el filósofo establecía que había que abandonar todos los prejuicios y actitudes preconcebidas, que llamó "ídolos", ya fueran debidos a modos comunes de pensamiento (Ídolos de la tribu),de la tradición (Ídolos del teatro) o bien a creencias que existen porque, en un momento dado, la mayoría acepta como válidas de manera convencional (Ídolos de la plaza pública). Ni que decir tiene la importancia de Bacon en el desarrollo del empirismo posterior y, como he dicho, en el pensamiento moderno.


Un ejemplo muy evidente, a mi juicio, de ídolo de la tribu lo constituyen las falacias del tipo “el final dialogado de la violencia –la etarra, se supone-“, o que “la sola intervención policial es insuficiente para solucionar el conflicto”.



  • Llevamos más de cuarenta años con el fenómeno terrorista de ETA en sus diferentes caras (o caretas). Es increíble que, todavía, desde algunas posiciones intelectuales, ciudadanas, políticas, se continúe en la creencia de que la “lucha policial de poco sirve” porque “no ataja la naturaleza política del conflicto”.


  • Recuerdo otro ídolo, no sé si “de la plaza pública” o “de la tribu”, incesante durante los años ochenta del pasado siglo. Su formulación era más o menos así: “la ilegalización de la izquierda abertzale –a mí me gusta llamarles lo que son, abernazis- creará movilizaciones sociales de consecuencias incalculables”. Este ídolo, creo que “de la plaza pública” lo creaban algunos políticos nacionalistas vascos (desde el Gobierno Autónomo, of course) y el resultado era muy claro: más del 50% de los ciudadanos vascos pensaban en los ochenta que, de ilegalizar a HB –la sigla proetarra por antonomasia- se paralizaría toda la vida social de Euskadi, se quemarían 50.000 autobuses y no sé qué historias más. Al final se les ilegalizó hace dos legislatura y, ¿qué paso? Algo muy importante: el Estado de Derecho resultó fortalecido al igual que la Libertad de los ciudadanos.


  • Otro ídolo, éste sí, de la tribu es el del archipelmazo “derecho de autodeterminación”, éste no sólo para el “Pueblo vasco” sino para todos los pueblos del Estado español (Estado muy pero que muy malo y todavía más represor, a saber).

En fin, amigos, qué reconfortante resulta volver periódicamente a lecturas como ésta de Bacon, su Novum Órganum (existe, por cierto, una versión en español en Alianza editorial). Otra lectura muy muy importante es la de Rogelio Alonso (no es simpatía de tocayo), investigador del Institute of Irish Studies y autor del fenomenal ensayo La paz de Belfast. Cuántos ídolos de la tribu desenmascaras sobre los pretendidos paralelismos entre los conflictos irlandés y vasco…

jueves, 30 de octubre de 2008

Ante la Ley


Ante la ley hay un guardián. Un campesino se presenta al guardián y le pide que le deje entrar. Pero el guardián contesta que de momento no puede dejarlo pasar. El hombre reflexiona y pregunta si más tarde se lo permitirá.

- Es posible - contesta el guardián -, pero ahora no.

La puerta de la ley está abierta, como de costumbre; cuando el guardián se hace a un lado, el campesino se inclina para atisbar el interior. El guardián lo ve, se ríe y le dice:

- Si tantas ganas tienes - intenta entrar a pesar de mi prohibición. Pero recuerda que soy poderoso. Y sólo soy el último de los guardianes. Entre salón y salón hay otros tantos guardianes, cada uno más poderoso que el anterior. Ya el tercer guardián es tan terrible que no puedo soportar su vista.

El campesino no había imaginado tales dificultades; pero el imponente aspecto del guardián, con su pelliza, su nariz grande y aguileña, su larga barba de tártaro, rala y negra, le convence de que es mejor que espere. El guardián le da un banco y le permite sentarse a un lado de la puerta. Allí espera días y años. Intenta entrar un sinfín de veces y suplica sin cesar al guardián. Con frecuencia, el guardián mantiene con él breves conversaciones, le hace preguntas sobre su país y sobre muchas otras cosas; pero son preguntas indiferentes, como las de los grandes señores, y al final siempre le dice que no todavía no puede dejarlo entrar. El campesino, que ha llevado consigo muchas cosas para el viaje, lo ofrece todo, aun lo más valioso, para sobornar al guardián. Éste acepta los obsequios, pero le dice:

- Lo acepto para que no pienses que has omitido algún esfuerzo.

Durante largos años, el hombre observa casi continuamente al guardián: se olvida de los otros y le parece que éste es el único obstáculo que lo separa de la ley. Maldice su mala suerte, durante los primeros años abiertamente y en voz alta; más tarde, a medida que envejece, sólo entre murmullos. Se vuelve como un niño, y como en su larga contemplación del guardián ha llegado a conocer hasta las pulgas de su cuello de piel, ruega a las pulgas que lo ayuden y convenzan al guardián. Finalmente su vista se debilita, y ya no sabe si realmente hay menos luz o si sólo le engañan sus ojos. Pero en medio de la oscuridad distingue un resplandor, que brota inextinguible de la puerta de la ley. Ya le queda poco tiempo de vida. Antes de morir, todas las experiencias de esos largos años se confunden en su mente en una sola pregunta, que hasta ahora no ha formulado. Hace señas al guardián para que se acerque, ya que el rigor de la muerte endurece su cuerpo. El guardián tiene que agacharse mucho para hablar con él, porque la diferencia de estatura entre ambos ha aumentado con el tiempo.

- ¿Qué quieres ahora - pregunta el guardián -. Eres insaciable.

- Todos se esfuerzan por llegar a la ley - dice el hombre -; ¿cómo se explica, pues, que durante tantos años sólo yo intentara entrar?

El guardián comprende que el hombre va a morir y, para asegurarse de que oye sus palabras, le dice al oído con voz atronadora:

- Nadie podía intentarlo, porque esta puerta estaba reservada solamente para ti. Ahora voy a cerrarla.

Ante la Ley, Franz Kafka. Esta transcripción la he encontrado en la web. Siendo rigurosos, la traducción resulta muy mala, pero es que no me apetecía "picar a mano" el relato a partir de la edición canónica de Jordi Llovet (Franz Kafka - Obras completas, vol. II. Galaxia Gutemberg)



Hoy he tenido una comida con mi amigo Fernando, creador de ese fantástico blog llamado http://ferhergon.blogspot.com/. Hemos hablado de Estado, de Libertad,... de muchos temas comunes entre liberales heterodoxos. De regreso a casa, tras un día cansado, me acordé repentinamente de este relato de Kafka...

miércoles, 29 de octubre de 2008

Los verdugos voluntarios de Hitler (Los alemanes corrientes y el Holocausto) - Corolario I

En la entrada dedicada a la obra de Daniel Jonah Goldhagen Los verdugos voluntarios de Hitler (Los alemanes corrientes y el Holocausto) exponía algunas de las lineas maestras del pensamiento de la obra. Decía en la referida entrada que “lo verdaderamente original (y terrible, por sus conclusiones) del análisis de Goldhagen es que las visiones del mundo, las acciones y las opciones seguidas por los individuos, en las responsabilidades de éstos como autores de sus propias acciones y el la cultura política que originó sus puntos de vista”.

Entre los comentarios realizados figura uno (anónimo) que plantea una serie de interesantes preguntas que procederé a contestar, tal y como le señalé. (En cualquier caso me permito sugerir la lectura completa y crítica del libro para que cada uno extraiga sus propias conclusiones):

1. ¿Quiere concluir que el antisemitismo es genéticamente patrimonio de la raza o de la cultura alemana?

Desde luego que no. No es en absoluto la tesis que desarrolla Goldhagen. El autor fundamenta su explicación de que el Holocausto surgió de Alemania y, por tanto, fue principalmente un fenómeno alemán. Pero sólo porque en Alemania confluyen factores históricos en muchos casos comunes a otros países occidentales de tradición cristiana y en otros propios, como es el caso del nazismo como forma política específicamente alemana.

No obstante destacaría la conclusión del autor de que el modelo cultural alemán subyacente de “el judío” (der Jude) se componía de tres ideas: que el judío era diferente del alemán, que constituía una oposición binaria del alemán y que su diferencia no era benigna, sino malevolente y corrosiva. Al margen de la concepción religiosa, el judío era siempre un Fremdkörper, un cuerpo extraño dentro de Alemania.

2. ¿Ese antisemitismo surgió de forma espontánea entre la población o fue madurando a lo largo de siglos?

Esta pregunta se explica muy bien leyendo los tres primeros capítulos del libro. Formula el autor que el antisemitismo ha sido una característica permanente de la civilización cristiana (tras el comienzo de las cruzadas, especialmente) y, por supuesto, en el siglo XX. Y no sólo en la Alemania de la República de Weimar...

...El antisemitismo sin judíos era la regla general en la Edad Media y los comienzos de la Europa moderna. Incluso cuando se permitía a los judíos vivir entre los cristianos, pocos cristianos tenían oportunidad de conocer a los judíos de cerca. Los judíos estaban separados tanto física como socialmente de los cristianos, cuya antisemitismo no se basaba en la familiaridad con los auténticos judíos. Los antisemitas más virulentos de la Alemania en la época de la República de Weimar y durante el periodo nazi tenían muy poco o ningún contacto con judíos. Regiones enteras de Alemania carecían prácticamente de judíos (estos constituían el 1% de la población en algunas regiones de Alemania, donde el 70% se concentraba en las grandes urbes).

Las creencias y emociones antijudías de todos estos antisemitas difícilmente se podía basar en una valoración objetiva, y debió basarse exclusivamente en lo que habían oído hablar de ellos…


Una segunda idea sobre el antisemitismo que plantea el estudio es la de que este fenómeno ha sido una característica permanente en el mundo occidental. No hay duda de que siempre ha constituido la forma predominante de prejuicio y odio en los países cristianos (este tema lo desarrolla el autor más ampliamente en su obra La Iglesia católica y el Holocausto, que pronto comentaré). El antisemitismo europeo, dice Goldhagen, es un corolario del cristianismo. Desde que se inició el dominio del cristianismo en el Imperio romano, sus principales dirigentes predicaron contra los judíos, a los que condenaron explícitamente con una fraseología eficaz que apelaba a los sentimientos: si los judíos rechazaban la existencia de la revelación de Jesucristo, evidentemente ponían en tela de juicio la la certeza cristiana de esa revelación… De ahí hasta la idea tan extendida en el occidente cristiana de los judíos como negadores de la revelación de Jesús, todo un despliegue retórico y filosófico (Agustín de Hipona, Orígenes) para exigir la conversión necesaria del Pueblo elegido al cristianismo.

Todas estas ideas (quizás para algunos) insólitas están desarrolladas con referencias a diversos autores estudiosos del antisemitismo desde la Edad Media y por supuesto al siglo XIX. Por mi parte, puedo aportar una referencia muy interesante que repasa entre otros temas éste mencionado Comunidades de violencia: la persecución de las minorías en la Edad MediaDavid Niremberg (Editorial Península).

En resumen, la tesis que conduce Goldhagen es que el antisemitismo es un fenómeno de gestación profunda en el occidente cristiano, fundamentalmente (no sólo en él, también documenta el profundo antisemitismo de los Pueblos Eslavos, y Bálticos). Esta evolución desemboca en Alemania en un antisemitismo exterminador que cristaliza fundamentalmente en la República de Weimar, pero que aflora siglos atrás en el movimiento reformista luterano y que se desarrolla con vigor durante el siglo XIX.

3. ¿Hubo algún hecho que protagonizaran los judíos que pudiera justificar el antisemitismo?

Obviamente el antisemitismo no tiene NINGUNA justificación. Es el pensamiento del autor y el mío propiamente dicho (y, por supuesto, el de una gran mayoría ciudadana). El desarrollo del ensayo analiza las causas que conducen al antisemitismo eliminador en la Alemania moderna. El análisis riguroso, la explicación del fenómeno son una cosa. Su justificación es otra cosa muy diferente, que para mí resulta INACEPTABLE.

martes, 28 de octubre de 2008

Port Bou. 25.09.1940.

En una situación sin salida, no tengo otra elección que poner aquí un punto final. Mi vida va a terminar aquí en un pequeño pueblo de los Pirineos donde nadie me conoce.

Le ruego transmita mis recuerdos a mi gran amigo Adorno y le explique la situación a la que me he visto abocado. No me queda tiempo para escribir todas las cartas que hubiera querido.

(Walter Benjamín a Henny Gurlland (¿Y Adorno?) – Contenido en Correspondencia – Theodor W. Adorno y Walter Benjamin; editorial Trotta.

Más de cien cartas permiten apreciar las líneas, las categorías filosóficas que fundamentarían una de las corrientes de pensamiento más influyentes del pasado siglo: la Teoría Crítica o Escuela de Francfort.

Y, sin embargo, todo el inconmensurable friso histórico que representa esta correspondencia (desde el compositor Alban Berg, hasta C.G. Jung, todo un grupo de pensadores –E. Bloch, Hesse, Bataille, … el cofundador, con Adorno, del Instituto de Investigación Social, Max Horkheimer-), todo este friso intelectual, decía, se desvanece de repente, cuando al final irrumpe la tragedia.

Walter Benjamin, uno de pensadores más decisivos del pasado siglo, daba fin a su vida, agotado, perseguido por el nazismo. En Port Bou.

lunes, 27 de octubre de 2008

Jon Juaristi despreciado en Bilbao

Tomo literalmete esta noticia de un blog amigo, el fabuloso zapaterías.blogspot.com:
Jon Juaristi ha suspendido la presentación en Bilbao de un libro sobre su ciudad natal, porque el principal periódico de la villa, el diario EL CORREO, del Grupo Vocento, se negó a cubrir el acto.
“Escribí antaño en ese diario. Incluso me dieron un premio de periodismo que lleva su nombre. Ahora, al parecer, hay consigna de que ni se mencione mi nombre en sus páginas.”

Tal y como vienen los tiempos ya no me extraña, ni tan siquiera un poco, esta noticia: este último atropello a la valentía, al librepensamiento aunque sea a contracorriente de lo políticamente adecuado. Eso es lo que más les duele a este tipo de nacionalistas y sus corifeos “estatales” del pensamiento políticamente correcto (o más bien, interesadamente pactista).

No es el momento de glosar la figura de Juaristi. Su obra es amplia y multidisciplinar (poeta, novelista, ensayista, traductor español en euskera y castellano,…). A mí me resultó importantísima la lectura de su obra El bucle melancólico (Historias de nacionalistas vascos), premio Espasa Hoy, 1997. En ésta se desenmascaraban, a la luz del rigor académico, de la investigación histórica y filológica, todo el entramado burdo constituido por los mitos del nacionalismo vasco y todo ese cuerpo de vulgares monsergas condimentadas con una "pizca" de milenarismo (sí, monsergas sobre la patria antigua del vasco, sobre sus leyendas ancestrales, y –sobre todo- su desvergonzada estrategia victimista). Al menos para mí, este libro me resulta imprescindible para entender buena parte de la intrahistoria del nacionalismo vasco.

Recuerdo que la obra suscitó reacciones destempladas desde el nacionalismo “democrático” vasco. Curiosamente desde el abertzalismo pensante (diario Egin, por aquél entonces) se vertieron críticas un poco más inteligentes o, al menos, menos burdas.

La posición política de Juaristi presenta una evolución, un cambio que se fundamenta en una firme toma de postura frente al terrorismo y el apoyo a las víctimas de ETA (es uno de los implicados en la formación del Foro de Ermua en 1997). De la época fundacional del Foro de Ermua recuerda que, tras los diferentes vaivenes políticos sufridos, no le quedaba "ni una gota de progresismo en el cuerpo”.

Podría seguir escribiendo varias horas sobre este intelectual a quien admiro, como a Savater y tantos otros, por su excepcional coraje político y defensa de la Libertad. Pero es tarde, y me gustaría finalizar esta entrada transcribiendo unas frases (ideas, más bien) suyas a partir de un artículo publicado en febrero de 2000, en el diario El País. El título del artículo es Por Ermua, contra la raza.

…Por primera vez, vamos a salir a la calle sin los nacionalistas, porque ésta es una manifestación de los que nos sentimos ante todo ciudadanos…
…Una manifestación contra la Euskal Herria cuya construcción preconizan Arzalluz y Otegi, contra el nacionalismo étnico, contra la raza vasca biológica del eurodiputado Ortuondo y contra la raza lingüística de Txillardegi y sus discípulos de HB…
…Por Ermua, la Euskadi babélica, la urbe luminosa y pluralista poblada por gentes libres con lenguas y orígenes distintos. Y contra la tenebrosa Euskal Herria de cromañones clónicos.

sábado, 25 de octubre de 2008

Pirelli presenta un ERE



Barcelona. (EFE).- La multinacional italiana Pirelli ha presentado hoy en el departamento de Trabajo de la Generalitat un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 280 trabajadores de su fábrica de Manresa (Barcelona), lo que representa casi el 30% del total de la plantilla.
Leí esta noticia hace unos días. Quise comentarla en su momento pero uno no dispone de todo el tiempo que quisiera para hablar o publicar noticias, vivencias, etc. en su blog.

Trabajé como consultor en Pirelli hace unos diez años. Recuerdo que cuando me enteré de que tenía que desplazarme a Manresa ("el cor de Catalunya") me asusté un poco. Ya se sabe: el idioma de trabajo sería invitablemente el catalán; por otra parte, viajar todas las semanas (llevaba ya dos años de proyectos fuera de Madrid) no me apetecía demasiado.

Mi primer encuentro con Manresa fue un poco decepcionante. Recuerdo que alquilé un coche desde el Prat y me dirigí hacia mi destino, no por la autopista (de peaje, como todas en Cataluña) sino por la carretera que pasa por Montserrat. El paisaje no podía ser más impresionante, especialmente en las cercanías del citado centro monástico. Por ello, al llegar a Manresa, la cuidad me decepcionó un poco. El hotel en el que me alojaría durante más de seis meses hizo el resto. Pero bueno, esto no es un diario. Yo lo que quería era hablar de Pirelli, o más bien de mis recuerdos en Pirelli.

La verdad es que aprendí mucho en lo profesional en la fábrica de Manresa (la compañía del Grupo era Pirelli Neumáticos), gracias a la interacción con varios profesionales de la planta (Ingeniería, Producción y Mantenimiento). Las reuniones de trabajo fundamentalmente en dos idiomas: catalán e,...¡italiano! Sí, por más que mis interlocutores intentaban hablar en castellano, por respeto a mi presencia y por cierta necesidad de que el consultor (que era yo) comprendiese completamente los problemas objeto del proyecto, inevitablemente, el idioma habitual hablado (el catalán) se imponía en las reuniones. La verdad es que, sin dejar de reconocer lo mal que pasas (no olvidemos que estaba en Manresa para trabajar) los primeros días, terminé "cogiéndole gusto" a este idioma que, a veces, aunque con dificultad, me atrevo a leer. La categoría profesional y humana de los profesionales con los que trabajé era muy alta; muy buena gente, en suma.
Recuerdo que por el camino, cuando me desplazaba desde el hotel (el Pere III) hacia la planta, pasaba por el pabellón de deportes donde jugaba el TDK-Manresa, el equipo de baloncesto (no sé si se sigue llamando así). Otro recuerdo (imborrable en la memoria de casi toda España) es el del asesinato a cámara lenta de Miguel Ángel Blanco. Fue en el patio de entrada a la fábrica donde más de mil personas guardamos cinco minutos de atronador silencio.
Por aquel entonces la fábrica de Manresa, dentro de una iniciativa a nivel mundial de todo el Grupo Pirelli, estaba inmersa en varios proyectos de mejora de sus procesos de producción. Proyectos de TQM, mejoras de procesos, sistemas de información...
Hoy, cuando leo -más bien releo- la noticia del ERE que titula esta entrada, mi sentimiento es de tristeza... Inevitable, ¿verdad?

viernes, 24 de octubre de 2008

Los verdugos voluntarios de Hitler (Los alemanes corrientes y el Holocausto)

Hace algún tiempo leí un libro que planteaba unas interesantes y originales reflexiones sobre esa gran tragedia del pasado siglo conocida como el Holocausto (la Shoah). El análisis histórico que presentaba el libro, Los verdugos voluntarios de Hitler (Los alemanes corrientes y el Holocausto), se fundamentaba en la idea de que cada individuo estaba en condiciones de elegir el modo de tratar a los judíos.

Voy a transcribir (en cursiva) algunas de los argumentos que expone el autor, Daniel Jonah Goldhagen, en el prologo de esta magna obra para explicar los fundamentos de la misma.

La obra se refiere a los perpetradores, los alemanes corrientes: ¿Cuáles eran sus creencias sobre los judíos? ¿Creían que el trato que daban a los judíos era justo y necesario?...¿Cuántos antisemitas había entre los alemanes? ¿Cuál era el carácter de su antisemitismo? ¿Qué pensaban de las medidas antisemitas –en Alemania- de los años treinta?

El libro de Goldhagen presenta pruebas y las interpreta para explicar por qué y cómo se produjo el Holocausto. Es una obra de explicación histórica, no de evaluación moral. Toma como punto de partida lo más evidente: el Holocausto surgió de Alemania y, por tanto, fue principalmente un fenómeno alemán. Sin embargo… es preciso reconocer que si Hitler y los nazis no hubieran alcanzado el poder, el Holocausto no se habría producido.

Lo verdaderamente original (y terrible, por sus conclusiones) del análisis de Goldhagen es que se centra en las visiones del mundo, las acciones y las opciones seguidas por los individuos, en las responsabilidades de éstos como autores de sus propias acciones y el la cultura política que originó sus puntos de vista.

Aunque una forma virulenta de antisemitismo, que era el punto de vista dominante sobre los judíos en Alemania durante el periodo nazi y con anterioridad, proporcionó a los alemanes la motivación para perseguirlos y, cuando se lo pidieron, para matarlos, si los nazis nunca hubieran llegado al poder, ese mismo antisemitismo habría permanecido latente. Éste es uno de los puntos que mejor argumenta Goldagen y que hace del libro una obra de referencia.

Así pues, sin los nazis, y sin Hitler en particular, el Holocausto no se habría producido, pero de no haber existido una considerable inclinación de los alemanes corrientes a tolerar, apoyar e, incluso en muchos casos, contribuir a la persecución absolutamente radical de los judíos en la década de 1930 y luego de participar en la matanza de judíos, el régimen jamás habría podido exterminar a seis millones de personas. Ambos factores fueron necesarios y ninguno de ellos era suficiente por sí solo. Sólo en Alemania se dieron estos dos factores.

Como podéis apreciar, estas tesis, profundamente argumentadas y comentadas a partir de un aparato analítico muy sólido, dista mucho de interpretaciones tradicionales basadas en la “locura colectiva del pueblo alemán”, “la irracionalidad de las masas”, “la ceguera colectiva” y no sé qué monsergas más.

Una obra imprescindible. Una obra fundamental.

Sobre la otra gran obra de este autor, La Iglesia Católica y el Holocausto, escribiré en otra ocasión.

Daniel Jonah Goldhagen - Los verdugos voluntarios de Hitler (Los alemanes corrientes y el Holocausto). Editorial Taurus.

jueves, 23 de octubre de 2008

¡1914! La Vanguadia y la Gran Guerra

(Franz Marc, Los lobos -Guerra de los Balcanes - 1913)

Pude disfrutar este fin de semana (en una muy agradable compañía) de una exposición excepcional. Y no abuso del adjetivo. Me estoy refiriendo a ¡1914! La Vanguadia y la Gran Guerra.

Organizada por Javier Arnaldo, comisario de la exposición, la muestra se estructura en una sucesión inteligente de diferentes conceptos que configuran una reflexión poliédrica sobre lo que la Primera Guerra Mundial supuso en el mundo de las artes plásticas europeas y de la estética, en general: una cesura, una pausa en los diferentes planteamientos estéticos habidos hasta ese momento.

Expresionistas alemanes y austriacos, cubo-futuristas rusos, futuristas italianos, cubistas franceses, vorticistas británicos,… entran en juego de manera muy inteligente a través de trece estancias temáticas (os adjunto un vínculo en el que podéis ver una introducción a la misma).

Resumir el caudal de sensaciones inmediatas o de reflexiones posteriores que me ha producido esta aventura (una exposición de arte organizada con inteligencia, con talento, supone cierta clase de aventura; diría más, una experiencia argonáutica, si cabe) resulta muy difícil y necesitaría bastante tiempo y mejor estilo descriptivo, por supuesto. No obstante dibujaré algunas de estas sensaciones que todavía permanecen.

(Gino Severini, Cañón en acción - 1915)

El papel de las vanguardias, del futurismo para ser más concretos, (Boccioni, Franz Marc, Severini) y sus manifiestos a favor de la guerra como re-creación del mundo) se refleja en el primera estancia de la exposición “El oscurecimiento del mundo”. Boccioni, Marc, Carlo Carrá, Severini rompen el lenguaje figurativo e inventan el cubo-futurismo para anunciarnos el vaticinio, regenerador (para los futuristas, claro, profetas de la Gran Guerra como origen y re-creación del nuevo hombre). Fijaos en el cuadro de Los lobos (el que encabeza esta entrada), totalmente premonitorio de la amenaza de la guerra. Egon Schiele, Otto Dix, Meidner, recrean esta amenaza… regeneradora, como decía anteriormente.

Como decía anteriormente, trece estancias temáticas nos conducen por los diferentes estadios evolutivos, conceptuales y estéticos de las vanguadias en torno a la Gran Guerra. Artistas como los citados Schiele, Léger, Boccioni, Hartley, Kirchner (me encanta), Duchamp-Villon, …Jacob Epstein, Natalia Sergeevna Goncharova (genial su serie La guerra o imágenes místicas de la guerra, uno de los mejores “momentos” de la exposición), el fabuloso Geog Grosz, y tantos otros…por cierto, ¡me olvido de Brancusi!

(Max Beckmann, Autorretrato como enfermero - 1915)

Por último, el catálogo de la exposición, escrito por Javier Arnaldo, mantiene sintonía con la inteligencia y la riqueza de matices de la exposición (al menos eso me parece a mí, por lo leído hasta ahora).

miércoles, 22 de octubre de 2008

¿Está su equipo de fútbol en situación de crisis deportiva?



Pues TRANQUILO. No se preocupe. Le presentamos el remedio a sus males, la solución a sus problemas…

¿Lleva su equipo varias jornadas sin meter un gol? ¿Está a dos puntos del descenso? Lo dicho: TENEMOS EL REMEDIO PARA SU EQUIPO. El remedio es … ¡¡¡JUGAR CONTRA EL REAL MADRID!!!

(Jo…rrr, otra vez se nos esfuma la décima. Qué vergüenza lo de ayer en Turín.)
Por cierto, se me olvidaba: todavía se atreven con el surrealismo. Palabra de Sneijder: "Con este equipo podemos ganar todos los títulos". Desde luego a este tipo le gusta Buñuel, ¿verdad?

martes, 21 de octubre de 2008

Grupo Antolín y Zapatero


Grupo Antolín presenta un ERE por 328 empleos. La multinacional española de la industria de componentes para automóvil no ha podido mantenerse al margen de la crisis y dos de sus compañías tendrán que regular su empleo, aunque durante un máximo de 30 días. (Publicado en el diario "El País", 19-10-08)

Esta mala noticia fue utilizada por algunos “periodistas” para reírse de la capacidad de predicción del Presidente del Gobierno (éste, unos días antes, comentó que Grupo Antolín era un ejemplo de grupo industrial competitivo, excelencia -y no sé qué otros lugares comunes-). Sin comentarios…

Una cosa es cachondearse del supuesto gafe de Zapatero en eventos deportivos internacionales, y otra reírse de su oportunidad emitiendo loas a la innovación empresarial. Mira tú que no habrá cuestiones para criticar a Zapatero y su gobierno, en vez de cachondearse de que la crisis afecte a uno de nuestros grupos industriales de bandera.

Trabajé como consultor en Antolín hace diez años. Fue un proyecto que se desarrolló en Francia (estuve 14 meses). El crecimiento de negocio de Antolín (por aquel entonces Irausa) había sido espectacular durante el periodo 1994-1998 (triplicaron su volumen de negocio). Y desde el 98 se embarcaron en una serie de proyectos destinados a la mejora en la gestión empresarial. Hoy es el primer grupo español de componentes de automoción y uno de los líderes europeos del sector. Por este motivo, biográfico, y por supuesto empresarial, me revienta que ciertos voceros radiofónicos le saquen punta a esta noticia. Me parece bastante mezquino, la verdad.

lunes, 20 de octubre de 2008

The Care-charming sleep


Es el título de un magnífico trabajo del no menos magnífico grupo (o ensemble) que tiene el sugestivo nombre de The Dowland Project. Acabo de escuchar este CD por quinta vez, en lo que va de mes (lo adquirí a finales de septiembre) y sigo cautivado por su gusto, imaginación interpretativa, por su sentido de la variación,…

Teniendo en cuenta que el fundador es John Potter, tenor del legendario Hilliard Ensemble (conjunto clave en la recuperación e interpretación de diversas obras del repertorio polifónico medieval y renacentista), quien recogió el ofrecimiento de Manfreed Eicher (productor artístico y fundador del sello ECM, reducto de sabiduría e imaginación musical), de preparar un disco con temas de John Dowland y coetáneos, utilizando las ideas interpretativas históricas (o historicistas), pero actualizándolas a interpretaciones (o cánones interpretativos) modernos. ¿De qué manera se produce esta actualización? Mediante la inteligente combinación de músicos especializados en el repertorio antiguo (en este caso, del renacimiento y primer barroco) con músicos de jazz.

Esto último, la combinación o, más bien, el encuentro del jazz con el repertorio antiguo, ya lo había concretado el Hilliard Ensemble hace catorce años con un excepcional trabajo: Officium, en el que el ensemble contaba con la participación del genial saxofonista Jan Garbarek.


En el caso que nos ocupa, el fascinante The care-charming sleep, el grupo fundado por Potter utiliza, para un repertorio tardo renacentista (estamos refiriéndonos a Cipriano De Rore, el referido John Dowland -en la figura-, Robert Johnson ) o del primer barroco (El genial Henry Purcell o el gran Claudio Monteverdi), violines y guitarra barrocos, junto saxofón tenor y clarinete. El resultado es fascinante y los efectos estilísticos arrebatadores: la canción que da título al álbum, “Care-charming sleep" de Robert Johnson, o “She loves and she confuses” de Henry Purcell, la delicada textura contrapuntística del Amor dov´è la fé de Claudio Monteverdi,… Sobran las palabras.

Para todos aquellos que quieran sumergirse en esta experiencia musical adjunto la página oficial de The Dowland Project, donde podréis encontrar la referencia discográfica citada, este maravilloso Care-charming sleep.

sábado, 18 de octubre de 2008

Ángel González se encuentra con Béla Bártok




ESTOY BARTOK DE TODO…

ESTOY bartok de todo,
Bela
Bartok de ese violín que me persigue,
de sus fintas precisas,
de sus sinuosas violas,
de la insidia que el oboe propaga,
de la admonitoria gravedad del fagot,
de la furia del viento,
del hondo crepitar de la madera.

Resuena bela en todo bartok: tengo
miedo.
La música
ha ocupado mi casa.
Por lo que oigo,
puede ser peligrosa.
Échenla fuera.

(Ángel González. La música y yo.)



¿En qué obra de Bártok estaría pensando el poeta? ¿En el “Concierto para orquesta”? Dudo que fuera el "Mandarín maravilloso"

jueves, 16 de octubre de 2008

Ataque a la libertad


Una nueva ley obligara a los padres de los niños adoptados en Cataluña a comunicar a sus hijos que no son descendientes biológicos una vez que éstos hayan cumplido doce años.


Los padres catalanes que hayan adoptado hijos tendrán la obligación de hacerles saber que no son sus descendientes biológicos, en cuanto los menores alcancen la madurez necesaria para comprenderlo, según el anteproyecto de ley del Libro II del Código Civil de Cataluña que está ultimando el Departamento de Justicia.

De veras que, a veces, uno no sabe qué comentar. Más bien, no sabe por dónde empezar. Pero vamos a ver, ¿hasta dónde quieren llegar?, ¿qué pretenden estos iluminados?

El legislador arguye que se ha inspirado en no se qué legislación de los países nórdicos. Toma castaña…, así, con un par. El impulso totalitario de estos individuos no tiene límites. Es increíble. No pueden ser más falaces ni demagogos.

Lo más lamentable de este atropello contra la libertad individual (base y fundamento de nuestra condición ciudadana, no lo olvidemos) no es la ocurrencia en sí, ni la sinrazón totalitaria. Lo más deleznable, desde mi punto de vista, es que oculta un prejuicio: la creencia de que las personas, los individuos, somos incapaces de tomar decisiones responsables. Eso es lo más peligroso de la ocurrencia hecha ley por la gracia de la inspiración nórdica (sic): da lo mismo, como si me citan el Kamasutra, la Relatividad General, el Nihilismo, o la Cromodinámica Cuántica.

Estoy cansado, ha sido un día duro (mucho trabajo, la bolsa baja, la recesión es un hecho),… y, encima, con estos ataques totalitarios. Qué cansancio de país.

Savater gana el Planeta con una novela detectivesca


La obra está ambientada en el mundo de las carreras de caballos.
Lo que, por otra parte, no podía ser de otra manera (me refiero a que la obra esté ambientada en el mundo de las carreras).

Vamos a ver, que Savater gane el planeta no me hace variar (un para bien ni para mal) el profundo aprecio, admiración, respeto y simpatía que siento hacia esta figura intelectual.
La obra de Savater está ligada al ensayo y a la divulgación de ciertos autores no demasiados conocidos en España. Recuerdo que lo primero que leí del filósofo fue “Nietzche y su obra”, hace más de 20 años, con el pretexto de un trabajo sobre el pensador vitalista alemán.

Divulgador en España de otros pensadores es destacable su traducción y divulgación en el mundo hispánico de la obra de uno de los pensadores más importantes del nihilismo contemporáneo, Émile Michel Cioran (“muchos pensaban en España que Cioran no existía y que era yo en realidad”, comentó Savater en una ocasión).

He disfrutado y disfruto con sus obras (la última, “La vida eterna”, muy recomendable), especialmente las de pensamiento ético y, por supuesto, con sus artículos políticos, siempre agudos, certeros y –creo yo- necesarios sobre cuestiones tan fundamentales en nuestro ser occidental como la libertad individual y los derechos individuales que ésta conlleva. (Qué inteligentes resultan sus reflexiones sobre las falacias chabacanas de muchos voceros políticos sobre los supuestos derechos colectivos de “los pueblos”).

Ariete contra el totalitarismo que asola buena parte de la política española actual, especialmente el derivado de los nacionalismos periféricos, no ha dudado, sobre todo en los últimos veinte años, en adoptar una postura militante frente a la barbarie terrorista etarra (incluyendo también la vertiente más deleznable del nacionalismo ¿democrático? vasco que no ha dudado en medrar a la sombra del grupo terrorista referido). Todavía recuerdo en una visita hace mucho tiempo a la facultad de Filosofía de San Sebastián (el campus de Zorroaga) ver las pintadas del estilo “Sa Wáter”, o “Savater, filósofo de alquiler”. Lo malo es que los matones filoetarras que intimidaban (e intimidan) algunas facultades vascas no se quedaban ahí: amenazas de muerte, agresiones físicas, boicots en sus clases,…

Aunque no le conozco personalmente, sí he coincidido con él en algunos actos públicos: recuerdo una concentración en San Sebastián en protesta frente al secuestro mafioso de José María Aldaya ("Aldaia, paga y calla"; año 1995, creo). La jauría abernazi comenzó a insultarnos a las cuarenta personas que estábamos concentradas ante la paloma de la paz, de Chillida, y a tirarnos piedras. La Ertzantza, sin intervenir, equidistante, “ante los unos y los otros”, como tanto le gustaba decir al cada vez más olvidado y prescindible obispo Setién… joder qué tiempos aquéllos.
Pero bueno, es una noche de alegría. Aunque el Planeta no es el súmmum de los premios literarios españoles, servirá de pretexto para escuchar entrevistas a este singular e imprescindible pensador: ejemplo de actitud cívica y coraje político, sin concesiones.

Por cierto, hace unos cuatro años, en una edición de la feria del libro de Madrid, cuando le pedí una firma de un ejemplar de “Perdonen las molestias” le pregunté: Me temo que esta obra va a considerar políticamente incorrecta, ¿verdad? Savater, con su impagable socarronería, me contestó: ¡Espero que sí!
Larga vida Fernando Savater.

lunes, 13 de octubre de 2008

Milan Kundera - La polémica por el pasado

Ayer me encontré con esta noticia en yahoo. A ver qué os parece:

PRAGA (AFP) - El escritor de origen checo Milan Kundera desmintió este lunes haber denunciado en 1950 a uno de sus compatriotas ante la policía del régimen comunista checoslovaco, tras la publicación de un proceso verbal de la época por el Instituto Checo de Estudio de los Regímenes Totalitarios. "Esta cosa me ha tomado totalmente desprevenido, no me la esperaba para nada, no sabía nada de ella y no tuvo lugar", declaró en una entrevista telefónica con la agencia checa CTK. Kundera reiteró que el descubrimiento realizado por los historiadores checos de un documento en el que figura su apellido constituye un "misterio", según dijo a la CTK.
El Instituto Checo de Estudio de los Regímenes Totalitarios publicó este lunes en su sitio
internet un informe de la policía comunista checoslovaca en el que figuraba una deposición hecha el 14 de marzo de 1950 por Milan Kundera antes del arresto de uno de sus compatriotas, Miroslav Dvoracek, un desertor que a continuación fue condenado a 22 años de prisión. El facsímil del proceso verbal 624/1950 fue puesto en la página del sitio 'www.ustrcr.cz' del citado Instituto, creado en 2007 para esclarecer la historia del ex país comunista a partir de los archivos del ministerio del Interior y de la policía secreta. La esposa del supuesto denunciado dijo por su parte este lunes a AFP que para Miroslav Dvoracek, "no cambia nada" saber quién lo denunció. Dvoracek, hoy con 80 años, abandonó su país para instalarse en Suecia, donde recientemente sufrió un ataque cardiaco. "Él (Miroslav Dvoracek) sabe que fue denunciado, pero ahora conocer quién lo hizo no cambia nada para él", declaró Marketa Dvoracek Novak. "No estamos asombrados" de que Kundera esté involucrado, agregó. "Entre los famosos de la época, muchos eran fanáticos del régimen comunista en los años 50. Luego cambiaron de campo en 1968 y empezaron a promulgar la libertad, escondiendo en sus maletas lo que hicieron en los años 50", añadió la señora Dvoracek Novak. "(Kundera) es un buen escritor, pero no tengo ninguna ilusión sobre él como ser humano", puntualizó.
De ser así no sé cómo me sentiría. Me explico. Algunos escritores, algunos artistas, intelectuales en su sentido más estricto y puro, fundamentan su trabajo en una actitud ética, mejor, ético existencial sólida. Con muy escasas fisuras.

Y es que no se trata de exigir que cualquier intelectual tenga un pasado impecable o irreprochable. Tenemos varios ejemplos de escritores que no tuvieron ningún reparo en participar del regímenes totalitarios o de sus ideas y que, a la postre, han sido figuras clave en la vertebración inlelectual del siglo XX, por ejemplo.

Yo no tengo ni aplico una regla fija a la hora de descartar (por déficit de credibilidad ética) un escritor, músico, pintor, … No aplico ninguna ecuación, que me diga si rechazo o acepto a un intelectual polémico. A veces me cierro (como es el caso de la obra de la fabulosa fotógrafa Leni Riefensthal, de la que me niego a comprar ningún libro) y a veces me emociono. Expongo a continuación dos de los muchos artistas y pensadores, con un pasado reprochable, que me emocionan:


1. Martin Heidegger. Uno de los filósofos más importantes del siglo XX, maestro y partida de movimientos posteriores (existencialismo, fenomenología hermenéutica, deconstrucción: vamos desde Sartre y Gadamer a Rorty y Derrida), no tuvo reparos en participar y colaborar con el régimen nazi, aceptando el rectorado en Friburgo y exponiendo su programa de dirigir la Universidad alemana “ por lo inexorable de la misión espiritual que obliga al pueblo alemán a tomar la impronta de su Historia” (La autoafirmación de la Universidad alemana”, editado en España por Tecnos -; colección "Clásicos del pensamiento").

Glosar la figura, polémica en lo político, extensa y llena de matices en lo filosófico, de este pensador fundamental es algo que no pretendo. Tan sólo destacar su posición ética en un momento clave de la Historia europea. (Recomendaría las lecturas de Eugenio Trías sobre el filósofo, en clave exculpatoria, o la de Jürgen Habermas, en clave crítica).

Su escrito de 1945 “El Rectorado 1933-1934” (editado también por Tecnos) supone, supone una auto justificación, en un momento en el que una comisión universitaria depuraba las responsabilidades políticas de Heidegger.

(Evito seguir opinando. Necesitaría unas 10 entradas blogeras para exponerla con toda la riqueza de matices que exige esta polémica)



2. Richard Strauss. ¿Quién no se ha emocionado con la intensidad lírica de sus “Cuatro últimos lieder” (auténtico testamento musical del tardorromanticismo)? ¿Y sus poemas sinfónicos (“Así hablaba Zarathustra”, “Una vida de héroe”,…? A mí me gustan sus óperas (las que conozco, claro): Arabella, Electra, Salomé.

Pues bien, Strauss no tuvo ningún reparo en adherirse al partido nazi y fue entre otros cargos, diector nacional de Música (a mí todavía de produce nauseas ver las fotos del compositor abrazando a Goebbels en una de las ediciones del festival de Bayreuth –con los nietos Wagner aplaudiendo sonrientes-) ¿Otra vez la banalidad del mal (como lo formulara H. Arendt, alumna judía y amante de Heidegger)?

Al igual que en el caso de Heidegger necesitaría varias entradas para exponer mi posición ante esta polémica figura. Reconozco abiertamente mi emoción al escuchar las obras musicales referidas.

Tenía pensado poner unos cuantos ejemplos más, pero es tarde y me temo que aburriré al infortunado amigo que haya leído hasta aquí…

…Bueno, a ver cómo se resuelve este enigma de Kundera. Salvando las distancias no parece que Grass haya caído en el mayor de los ostracismos (lo contrario sería injusto, en mi opinión).

Bach. Cantata BWV 30. Magdalena Kozena.

Espero que disfrutéis con esta maravilla...

domingo, 12 de octubre de 2008

Play Cáceres: El concierto de Gecko Turner

Desde luego, para mí, el concierto más esperado. Sin duda. Esperaba mucho de este concierto (había visto a Gecko en el Womad-2006, de Cáceres) y mis expectativas fueron superadas por este portento musical.

Abrió con el Long Time Woman, un temazo de toque motown, setentero, que yo conocía en la versión de Pam Grier, dentro de la BSO de esa maravilla de película titulada Jackie Brown (para mí, la mejor de Quentin Tarantino). Improvisó, acompañado de percusión y voz. "Esto es un experimento", comentó al finalizar esta introducción y, de repente... toda la fuerza soul & funk de la que es capaz este afromeño universal. Porque esto es Gecko Turner: un afromeño que supera los límites de cualquier clasificación de estilo.

Genial en la interpretación, enrollado con su público (joder, qué privilegio poder bailar a 2 metros del escenario), generoso con sus amigos y con su banda. Vamos, de película.

Qué gusto olvidarse de la crisis, de la amenaza de recesión, de las gansadas de Zapa&Joy, de todas las preocupaciones habituales y dejarse llevar por los ritmos de Gecko y su banda.

¿Qué tocaron? Pues lo más conocido de su repertorio editado (Guapapasea y Chandalismo) así como otros temas que, deduzco, formarán parte de su nuevo trabajo. Soul, Funk y un poco de Reggae sonaron con precisión (fenomenal el bajista y la percusión, ...y ¿qué decir del trompetista?) en un concierto que se hizo muy, muy corto.

¡¡Larga vida, Gecko!!

El niño con el pijama de rayas - La pelicula


En mi primera entrada, la que inauguraba esta bitácora personal, me refería a la intensa emoción que me había producido este relato. Coincidía en el tiempo el estreno de la película con la entrada y comentaba mi deseo de que aquélla no traicionase la intensa emoción del libro.

Pues bien, he visto la película (hace unas horas) y la sensación que me ha dejado es la de indiferencia. Si bien la estructura narrativa no funciona mal del todo, no entiendo cómo ha suprimido elementos descriptivos de algunos personajes que resultaban cruciales en la composición coral del relato: particularmente incomprensible (al menos para mí) resulta la escasa profundidad que se le da a la transformación del carácter de la hermana de Bruno (Grettel), cosa que -por cierto- John Boyne la resuelve en poco menos de una página.


Si me ha resultado convincente la caracterización de Bruno y la de su padre; bueno, también su madre resulta bien parada. No me refiero al aspecto ético de personaje, sino a la caracterización en la película. En cuanto a Shmuel, en fin... me esperaba otra descripción.



Esta película no ha resultado muy bien tratada por la crítica. Me refiero a la crítica española. Un día antes de verla leí el comentario que José E. Monterde escribía en el Cahiers, edición española. No podía ser más duro (el comentario), a mi entender. Sobre todo porque sus dardos iban dirigidos al guión que, poco margen de maniobra tenía por partir de los condicionamientos argumentales que plantea el relato relato. Que el crítico se refiera finalmente a Alemania año cero de Rosellini como el ejemplo de reflexión sobre "infancia, inocencia y nazismo" me parece una obviedad.

En resumen: no me ha encantado, (por sus inconsistencias narrativas, la falta de emoción en los momentos clave), pero creo que "se deja ver". Sin más.

sábado, 11 de octubre de 2008

La mejor noticia del día

Extremadura se querella contra dos dirigentes de ERC e ICV por "ultraje"
EL PAÍS - Barcelona - 11/10/2008

Menos mal que estos cretinos y provocadores van pasar un mal rato. Recuerdo en unas breves líneas los puntos más significativos de sus "aportaciones intelectuales". Mirad:

El pasado verano, Puig publicó un artículo en su bitácora en el que tachaba de "malnacidos" a los políticos extremeños, mientras que Suñé difundió en su blog personal una supuesta campaña de apadrinamiento internacional de niños de Extremadura. Ambos escritos aparecieron a raíz de la petición de un nuevo sistema de financiación para Cataluña y tras la publicación de las balanzas fiscales.


Lo verdaderamente ofensivo de estos sujetos no es el insulto gratuito en sí, sino la increíble soberbia intelectual desde la que emanan sus vómitos neuronales. Ya está bien de que estos personajillos, pagados con dinero público, suelten lo primero que les viene en gana y luego no se les pueda contestar. O pero aún, que las contestaciones siempre se consideren protestas de "la ultraderecha española", "desde Madrid", cómo no, y no sé que monsegas más.

De verdad: Ya va siendo hora de poner a estos mequetrefes intelectuales en su sitio. Y que nadie me interprete mal. Siempre estoy refiréndome a un ámbito exclusivamente judicial.

jueves, 9 de octubre de 2008

The battle of hope and experience - Mc Cain v Obama

Hace pocos días leí un extracto que aparecía en el semanario The Economist (october 4th – 10th) sobre las elecciones en USA. Su título: The battle of hope and experience.

No tiene desperdicio. Es una encuesta sobre los candidatos en los siguientes temas:

o Economía.
o Comercio.
o Política exterior.
o Iraq y Afganistán.
o Sanidad.
o Inmigración.
o Energía y Medio Ambiente.
o Educación.
o Delincuencia.
o Valores.
o Y un resumen general.

Lo dicho: no tiene desperdicio. Es un poco denso pero merece la pena su análisis.

De Música Antigua (I)


La primera vez que oí la expresión “música antigua” fue en 1989. Ya ha llovido desde entonces… Fue en un programa inolvidable que se emitía por las noches en Radio2 Clásica: Conversación galante. Su director, José Carlos Cabello, es uno de responsables, quizás el primer responsable, de que una generación de melómanos, que en general seguíamos la “música clásica”, descubriésemos unos repertorios incomparablemente bellos, plenos en evocaciones de un pasado estético variado, sutil a veces, lleno de matices siempre. (No voy a glosar la figura de este comunicador y emprendedor de diversas empresas asociadas siempre a la música antigua. Su figura merece otra entrada que le dedicaré más adelante).

Hoy por hoy es evidente que estamos en una época en la que la música antigua (la música occidental antigua, para ser precisos) y su movimiento interpretativo se ha consolidado como uno de los más importantes revulsivos de la llamada música “clásica” (a veces prefiero utilizar el término “clásico romántica”). Prácticamente todos los festivales de música “clásica” (vuelvo a utilizar este término como cajón de sastre) dedican una sección específica a estas músicas y sus conciertos están gozan generalmente del interés del público. En otros casos son estos repertorios los que definen los festivales (me viene a la memoria el festival Musica Antigua Aranjuez, Música Antigua en la catedral de Jaca, el festival de Música Antigua de Sevilla y un largo etcétera). Más de 10 sellos discográficos especializados, tan solo en España,…son cifras que reflejan en cierta medida la magnitud de este fenómeno.

Pero ¿qué entendemos por “música occidental antigua”? Aunque en otra próxima entrada, no en ésta, plantearé un esquema muy elemental, un esquema “de mínimos”, me atreveré a formular aquí una definición introductoria. Entendemos por música antigua el repertorio europeo que comprende los siguientes periodos: música de la Edad Media, música del Renacimiento y aunque este último repertorio tiene un nombre y una especificidad clara, la música del Barroco. Así de concreto. (Es una clasificación es muy básica, figura en la Wikipedia y, en mi opinión, funciona correctamente. Dice además -la Wikipedia- que “no debe confundirse con la Música en La Antigüedad”, es decir con los repertorios griego y latino. Está claro, ¿verdad?)

De la misma forma que admiramos una talla románica o una catedral gótica o una pintura flamenca del siglo XV, podemos admirar estas otras manifestaciones artísticas que emanan del genio humano. Su profunda relación con la filosofía (por citar un ejemplo, Guido de Arezzo y Boecio) y el pensamiento de cada época confieren a los diferentes repertorios antiguos una importancia capital para entender nuestra historia, el devenir histórico, intelectual y estético del mundo occidental.

En la música antigua, tan importante es la calidad de la composición per se, como la calidad y autenticidad (preferiría decir credibilidad) de la interpretación. De poco o nada sirve escuchar, por poner un ejemplo, los maravillosos madrigales de Claudio Monteverdi o de Luca Marenzio, si se interpretan olvidando o ignorando el arte vocal del siglo XVII, su ornamentación, declamación, sus articulaciones. (Uno de los lugares comunes que se repiten entre los grandes divos, especialistas sobre todo en otro tipo de repertorios -clásico o romántico, post romántico, etc.- es que cuando interpretan a Monteverdi, decía, Marenzio, Caccini, … o Handel, suenan igual que un lied de Brahms o Schumann. Igual.)

La recuperación, como decía, de técnicas de interpretación de los diferentes repertorios musicales (desde la canción monódica hasta las polifonías del renacimiento) ha sido piedra de toque para redescubrir un legado musical de una belleza, colorido y refinamiento realmente insospechados. Este redescubrimiento de repertorios olvidados en diversos códices, y manuscritos varios ha creado y modelado un tipo de público, si no distanciado, sí diferenciado del melómano de música clásica en su sentido más convencional. Un público en cualquier caso ajeno a cualquier tipo de adulación al divo o a la diva.

En los últimos años, desde principios de los ochenta la eclosión de grupos vocales e instrumentales, así como de sellos discográficos especializados ha sido importante por su calidad y cantidad. Por citar algunos artistas a casi todos nos resultan familiares hoy en día los nombres de Jordi Savall, Phillippe Herreweghe, Al Ayre español (Eduardo López Banzo), Marta Almajano, Gérard Lesne, Ensemble Organum, Huelgas Ensemble, La Reverdie, el Hilliard Ensemble y tantos otros. No debemos olvidar, sin embargo, a los pioneros, allá por los primeros años 50 del siglo pasado, del movimiento de interpretación musical basada en criterios e instrumentos históricos: el Concentus Musicus Wien, fundado en 1953 por el gran Nikolaus Harnoncourt, René Clemencic, Gustav Leonhart, Frans Brüggen, Anner Bylsma...la Schola Cantorum Basiliensis y tantos argonautas que emprendieron un día la aventura de recorrer repertorios y estéticas que yacían enterradas en códices y bibliotecas de monasterios y museos, o en colecciones privadas.


A lo largo de futuras entradas tengo la intención de escribir sobre estos repertorios y sugerir algunas indicaciones discográficas personales (soy un melómano aficionado, no un musicólogo especialista). Esta entrada sirve de modesta introducción a otras que desarrollaré en torno a estos repertorios.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Los muertos


“…Lágrimas generosas colmaron los ojos de Gabriel. Nunca había sentido aquello por ninguna mujer, pero supo que ese sentimiento tenía que ser amor.

…Su alma caía lenta en la duermevela al oír caer la nieve leve sobre el universo y caer leve la nieve, como el descenso de su último ocaso. Sobre todos los vivos y sobre los muertos”

- Extracto de “Los muertos”, último relato de Dublineses de James Joyce, en la traducción de Cabrera Infante.-

Conocí a Joyce a partir de Samuel Beckett, al leer un estudio crítico de éste último. Recuerdo que estudiaba cuarto curso, en la Politécnica … era muy joven, claro.
Pronto compré Ulises, su magna obra, una de las más importantes del siglo XX en lo que se refiere a literatura inglesa,… qué digo inglesa; en lo que se refiere a literatura universal.

Años más tarde un buen amigo, doctor en filología (¿hispánica?, creo que sí), me recomendó una obra de Torrente Ballester en la que el maestro gallego reconocía el magisterio de Joyce y de Ulises, en particular, en el desarrollo de una de sus novelas. Me estoy refiriendo a La saga/fuga de J. B.

Pero yo lo que quería era hablar de Joyce. Pero como no sé cómo empezar seguiré concatenando recuerdos, o evocaciones, de su figura. Joyce es también Finnegans Wake, que es una contínua creación del lenguaje, a partir de juego de palabras que las transforma y les confiere nuevos significados,… tal vez variaciones ad infinitum (¿como en una fuga?).
Conocí el Finnegans gracias a la música. Fue escuchando un programa en Radio2, hace muchos años, en el que se emitía una composición para la radio desarrollada por John Cage (sí, el mismo: el compositor de 4´33´´), figura clave en la música del siglo XX. La composición era Roaratorio (An Irish Circus on Finnegans Wake). Una obra compleja, pero muy divertida: una aventura musical, en clave experimental.
Del Finnegans , lo digo como curiosidad, procede el término quark (tan de moda en estos momentos…): Three quarks for Muster Mark! Pero yo no quería hablar del Finnegans, ni tampoco de Ulises (con su maravilloso capítulo 15, ni de su “palabra interior”). Yo sólo quería traer al blog uno breve fragmento de esa intensidad lírica que transmite el último relato de Dublineses, Los muertos. Estas apenas cuarenta y una páginas que dura el relato son una experiencia inolvidable (vuelvo con frecuencia a ellas) y, me atrevería a decir, necesaria.

Poco antes de morir, John Huston llevaría a la gran pantalla este gran relato. Su hija Anjelica daría vida a Gretta, en uno de los más emotivos papeles de su carrera. A mí todavía se me pone la carne de gallina cuando recuerdo su última secuencia. Es entonces cuando procuro tener a mano el relato y, más concretamente, su última página.

lunes, 6 de octubre de 2008

Anna Ajmátova (1)


Fluye sereno el apacible Don,
Entra en la casa una luna amarilla.

Entra alegre, con la sombra ladeada,
la luna, y ve una sombra.

Esta mujer padece de tristeza,
esta mujer está sola.

Su esposo yace en la tumba,
Y su hijo está en la prisión. Recen por ella.

Anna Ajmátova – Réquiem (extracto)

Sobran las palabras. Desnudez lírica, testiminio vital de su particular vía crucis. Símbolo de la resistencia civil e intelectual frente a la tiranía.

Descubrí a Ajmátova gracias a otro poeta imprescindible, Joseph Brodsky (premio Nobel en 1987): gran ensayista también, introdujo el arrebatador legado poético, intelectual y –también- ético de esta poeta (a ella no le gustaba que la llamaran poetisa).

Decía Brodsky en un incomparable volumen de ensayos (Less than one, selected essays / el segundo volumen se tituló en España “La canción del péndulo”, de la editorial Edhasa) lo siguiente: Ajmátova era producto de la tradición petersburguesa en la poesía rusa, cuyos fundadores tenían tras sí, orígenes europeos y, finalmente, romanos y griegos.”

La detención por las “autoridades revolucionarias” de su círculo íntimo (Narbut, Osip Mandelstam) y finalmente su hijo, Lev Gumilyov y su tercer esposo, el historiador de arte Nikilai Punin. Todos ellos asesinados después.

Su Réquiem es una de las manifestaciones más genuinas que conozco del diálogo a los muertos (James Joyce en su magistral The death –Dubliners- lograría, desde la innovación prosística, arribar a unos territorios de desolación muy difíciles de superar). Este diálogo a los muertos está, sin embargo muy lejos de la autocompasión subconsciente del que permanece vivo.

Bueno, es tarde, mañana continúo.

Play! Cáceres - El concierto de Noa


No soy un gran aficionado a su música. Al menos no lo he sido hasta ahora. Más allá de la belleza de su voz, su técnica y la capacidad para adaptarse a repertorios variados, tal vez nunca he dedicado demasiado tiempo a escuchar sus trabajos…

Lo cierto es que nos acercamos a Play! Cáceres, tras el concierto de Pablo Guerrero (inolvidable, léase la entrada de Altazor en Pontelouco) y Noa no defraudó. La puesta en escena soberbia, la impecable factura de la dirección musical (por parte de Gil Dor, su maestro y, ojo, colega del gran Pat Metheny).

El concierto repasó algunos de sus temas más conocidos (Blue Touches Blue, Now, CALLING, …) y presentó canciones de su último trabajo Genes & Jeans. Este título, por cierto, evoca la historia de su familia. Desde Yemen hasta Israel, de ahí a los USA para regresar de nuevo a Israel.

Poco tengo que decir sobre la profesionalidad y simpatía de esta artista: conectó sin problemas con las 6000 almas que llenaban la plaza mayor de Cáceres y que disfrutaron (disfrutamos) sin tregua. Los vises fueron muy generosos e inesperados: una soberbia interpretación de un tema de su último álbum de raíz yemení (acompañado sólo a la percusión) y dos temas más: el archiconocido “La vida es bella” y el bellísimo “Fue sin querer”, que grabara en su día con Joan Manuel Serrat. Qué gozada…

…Y este viernes: ¡¡¡el gran GECKO TURNER!!!

Ideas liebres (2)


José Bergamín (Madrid 1895 – Hondarribia, Guipúzcoa 1983) fue uno de los poetas y prosistas más significativos de la generación del 27. Sus colecciones de aforismos se han editado en varias obras: El cohete y la estrella y El arte de birlibirloque. Estas “ideas liebre” que sigo lanzando no están incluidas en ninguno de estos dos libros. Ahí va otra más:

“NADIE SABE nunca lo que puede haber dentro de una nube, - ¿dice el poeta o el filósofo?-. No: el aviador.”

viernes, 3 de octubre de 2008

Cuando Kafka y Buñuel se dan la mano...

... lo digo por lo surrealista-kafkiano del tema:

La Audiencia deja libre a Beloki tras comprobar que sigue con su tratamiento de fertilidad (El País digital).

Y yo me pregunto ¿por qué motivo Sr. juez? ¿Qué razones existen para ello? ¿Tal vez el derecho a la vida que esta individua vulneró (no consta que “matara directamente” pero sí su involucración con una banda de criminales)?

Llega en momento en que, por más que respetes la independencia judicial, por más que prediques a favor de la separación de poderes, por más que respetes la formación académica de los jueces, es muy difícil entender ciertas decisiones.

Esta cabecilla (me niego a utilizar el término “dirigente” para designar a este tipo de individuos) quedó en libertad bajo fianza el pasado 30 de junio (la fianza fue tremebunda, vamos, como para superar la crisis con holguras: ¡3.000 euros!) Una denuncia de la Asociación de Víctimas de Terrorismo reclamó su reingreso en prisión (argumentó “el riesgo de fuga y la posibilidad de reiteración delictiva”). Pero, claro, según la sala (no la pongo con mayúsculas, auque contradiga la ortografía española) las condiciones que motivaron la excarcelación no han cambiando, por lo que… tachán, tachán, Beloki seguirá con su tratamiento baby booommmmm (nunca mejor dicho).

El resto, nos lo imaginamos: la AVT una pandilla de rencorosos (“sólo piensan en el ojo por ojo”, dijo una vez la ínclita Mª Antonia Iglesias), el ilustre constitucionalista Pérez Royo defendiendo la constitucionalidad de la medida (da igual que utilice fundamentos jurídicos, que basados en el Kamasutra: este tío siempre encuentra la cuadratura del círculo para defender este tipo de medidas),… bueno, y qué decir de la variada fauna losantiana bramando y embarullando un debate que debería ser sereno. Sí sereno, pero con fundamentos firmes. Y exigentes.

Joder,… y yo que sólo quería escribir de literatura, música antigua, cine, cosmología,…

jueves, 2 de octubre de 2008

Milan Kundera (1)


Fue en 1980 cuando pudimos leer por primera vez, en el “Sunday Times”, cómo murió Iakov, el hijo de Stalin. Preso en un campo de concentración alemán durante la segunda guerra mundial, compartía su alojamiento con oficiales británicos. Tenían el retrete en común. El hijo de Stalin lo dejaba sucio. A los británicos no les gustaba ver el retrete embadurnado de mierda, aunque fuera la mierda de quien entonces era el hombre más poderoso del mundo. Se lo echaron en cara. Se ofendió. Volvieron a reprochárselo una y otra vez, le obligaron a que limpiara el retrete. Se enfadó, discutió con ellos, se puso a pelear. Finalmente solicitó una audiencia al comandante de campo. Quería que hiciese de juez. Pero aquel engreído alemán se negó a hablar de mierda. El hijo de Stalin fue incapaz de soportar la humillación. Clamando al cielo terribles insultos rusos, echó a correr hacia las alambradas electrificadas que rodean el campo. Cayó sobre ellas. Su cuerpo, que ya nunca ensuciaría el retrete de los ingleses, quedó colgando en las alambradas.

(Extracto de "La insoportable levedad del ser").

Fue en el 86 cuando leí esta novela. El título me sorprendió por su apariencia de tratado de ontología… Nada más lejos de la realidad: estaba ante la obra de uno de los novelistas europeos contemporáneos más importantes (al menos, en mi modesta opinión).

Pronto me hice con toda su obra publicada hasta entonces (“La broma”, “La vida está en otra parte”, “El libro de la risa y el olvido”) y fui siguiéndola, a medida que se editaba un nuevo libro. Hasta hoy.

Heredero de la gran tradición novelística occidental, Milan Kundera ha sido un eficaz introductor para el gran público de otros autores capitales en la novela europea: Robert Musil (hablaré de él en otra ocasión), Witold Gombrobitz, el maravilloso Haroslav Hásek (¿quién no recuerda las aventuras del valeroso soldado Schwejk?) y tantos otros… desde Cervantes, Rabelais, Diderot, …hasta Kafka, o el mencionado Musil.

Sigo disfrutando con su obra, cada día más perfecta. El texto que reproduzco arriba es, en mi caso, una lectura recurrente.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Ideas liebres (1)


José Bergamín se definía como un hombre de ideas libres y a veces (decía él) de “ideas liebres”. Os envío una. Ahí va:

NO CREO EN DIOS – me dijo de pronto, como si lanzase un grito angustiado, pidiendo auxilio. Le contesté en el acto: “tranquilízate, pues Dios cree en ti”.
José Bergamín.

CARL SAGAN


El domingo pasado decidí darme una vuelta por el Planetario (de Madrid). Está muy cerca de mi casa. Vi dos exposiciones que me gustaron bastante. Bueno, a decir verdad, pasé con rapidez por una de ellas. “Sputnik 50 años”, y disfruté (hasta saboreé) la segunda: de la manzana a los agujeros negros. Entendéis lo de “saborear”, ¿verdad?

“De la manzana a los agujeros negros”, como quizás habréis adivinado, trata sobre la fuerza de la gravedad y sus diversas formulaciones a lo largo de la historia moderna. Bueno, más bien desde Galileo, Newton,… hasta Einstein. Me encantó, como decía y además era muy fácil de seguir, por su formato didáctico muy interactivo.

Pero, de lo que quería hablar no era de la exposición sino de Carl Sagan. No sé por qué motivo pero, cada vez que voy al Planetario, me acuerdo instintivamente de Carl Sagan. Y de su magna obra (la serie y el libro): COSMOS.

Cuánto le debemos a Sagan los estudiantes de mi generación a los que nos introdujo de una manera intuitiva, llena de rigor y de pasión a la vez, los conceptos básicos de aquello que llamamos “el Cosmos”, “el Universo” (aunque ambos términos no reflejan lo mismo, obviamente). La obra (la serie de televisión, por supuesto también) trataba además de historia de la vida. Su lema podría resumirse como una historia de la evolución cósmica que ha transformado la materia en consciencia. Su primer capítulo “En las orillas del océano cósmico”, la música de Vangelis,…. Qué tiempos.

Yo tenía unos 15 años cuando la vio por primera vez. A partir de ahí nunca he dejado de leer, a veces con pasión, artículos, libros, escritos varios sobre estos temas que configuran el conocimiento del universo: desde la física de partículas, hasta los agujeros negros. No soy un experto en estos temas, amplios y variados por otra parte, pero a lo largo de estos años, desde la universidad, en concreto, no he dejado de seguir avanzando en el conocimiento de estas materias. Otros nombres de divulgadotes científicos, si bien con menos carisma “mediático” que Sagan, me vienen a la cabeza. Divulgadores, al menos para mí, de referencia. Por citar algunos hablaría de Steven Weinberg (Partículas subatómicas), Michio Kaku (este obra sí resulta fascinante: hiperespacio), Roger Penrose (el camino a la realidad),… hay muchos más, seguro, pero éstos son los primeros que me vienen a la mente.

Bueno, no quiero aburriros. Yo simplemente pasaba por el planetario y recordaba las inquietudes que despertó en mí este excepcional divulgador. Por cierto: un apasionado de la verdad y de la libertad. Aquí está su portal: http://www.carlsagan.com/.

Perdonadme. No lo puedo resistir. Os adjunto el párrafo final del libro “Cosmos”: Ahí va:
“Nosotros somos la encarnación local del Cosmos, que ha crecido hasta tener consciencia de sí. Hemos empezado a contemplar nuestros orígenes: sustancia estelar que medita sobre las estrellas; conjuntos organizados de decenas de miles de billones de billones de átomos que consideran la evolución de los átomos y rastrean el largo camino a través del cual llegó a surgir la consciencia, por lo menos aquí. Nosotros hablamos en nombre de la Tierra. Debemos nuestra obligación de sobrevivir no sólo a nosotros sino también a este Cosmos, antiguo y vasto, del cual procedemos."

Carl Sagan
1934 - 1996