miércoles, 14 de enero de 2009

Hace un año


Hace un año falleció el poeta Ángel González en una clínica de Madrid. Parte de la prensa tituló “Muere Ángel González” simplemente, otros medios “Adiós al poeta del compromiso” (me parece una dedicatoria horrorosa por cierto… es sólo mi opinión). Su popularidad en vida, dentro de lo minoritario que resulta casi siempre la poesía, era muy destacada. Su obra,... ¿plena de emoción?, ¿intensa? Bueno, voy a a dejarme de frases hechas...

(Mi querido Jordi Savall y Jerusalén deben esperar una noche más). Hoy quiero recordar, desde esta modesta bitácora, al poeta ovetense. Éste es uno de sus poemas que más me emocionan: La luz a ti debida.

Sé que llegará el día en que ya nunca
volveré a contemplar
tu mirada curiosa y asombrada.
Tan sólo en tus pupilas
compruebo todavía,
sorprendido,
la belleza del mundo
y allí, en su centro, tú,
iluminándolo.

Por eso, ahora,
mientras aún es posible,
mírame mirarte;
mete todo tu asombro
en mi mirada,
déjame verte cuando tú me miras
tan bien a mí,
asombrado
de ver por ti y a ti, asombrosa.

Ángel González, poeta. La luz a ti debida está incluido en su libro Otoño y otras luces (Ed. Tusquets).

15 comentarios:

janys dijo...

Hola Rogelio, es una pena enorme cuando una persona muere, pero existe una mayor pérdida cuando este ser es un artista, alguien que crea con base en la inspiración pura. En ocasiones dejamos pasar la vida sin conocer a gente tan productiva. Quiero agradecer tu visita y el comentario a mi entrada; sí, León Guanajuato tiene mucha similitud con España, México es la unión de dos mundos, de dos pueblos; somos mestizos a mucho orgullo. Un beso y un fuerte abrazo.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Uf!! Gracias por mostrarnos la entrada de hoy Rogelio. Me he permitido la licencia de dejársela escrita a la persona que me aguanta desde años (mi mujer).

Bueno, y el comentario es muy bueno, sobrecogedor lo de la nota de prensa. A mí me pasó algo parecido cuando ví por televisión la muerte de Julián Marías. Muy verdad lo que dice Janys. G
Gracias. Un abrazo!!

Manuel dijo...

Un ángel fiera y tiernamente humano. No estoy en casa, a hurtadillas...
Un abrazo.

García Francés dijo...

Perdone, D. Rogelio, estos dias ando con mucho afán.

En cuanto me estabilice se lo pido a D. Santiago López Navia y lo comparto con ustedes.

Mientras, reciba un abrazo fuerte.

Estupendo homenaje a la memoria del poeta Ángel González. Merecido.

Coincidí con él varias veces cuando compartía mi casa con Alfredo Bryce Echenique. Ellos eran íntimos y creo recordar que, el resto de amigos escritores, además de su talento, le envidiaban la linda esposa. Una texana que fue su alumna y a la que dedicó las siguientes palabras:

"Querida Susi, alguna vez tenía que ser..." y el último hermoso verso de su epitafio que dedica a su compañera: "Este amor ya sin mí te amará siempre".

No soy aficionado a la poesía, siento confesarlo, pero a veces me arrepiento.

Iojanan dijo...

Es cierto Rogelio y demás amigos en que hay momentos que la poesía se nos escapa. Es decir, se nos olvida, al menos por lo que a mí respecta, pero procuro tener anotaciones sobre ella en el frontal de mi mesa con el fin de no dar tregua. La entrada es preciosa y emotiva, la aportación del SR. García Francés un lujo y esta visita un oasis. Saludos afectuosos.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Janys.

Muchas gracias por tus comentarios. No sé si conoces al poeta objeto de la entrada. Si no es así, te lo recomiendo de manera entusiasta.

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Fidelio, amigo. (Habla Leonora... ja, ja, ja).

La verdad es que el poema que he publicado es de una intensidad arrebatadora, dentro de su sencillez.

Qué bonito tu gesto con tu mujer.

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Manuel.

Seguimos como siempre, soñando, en tu maravilloso punto de encuentro, Días intensos.

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Don Alfredo.

Mil gracias por el comentario y, como decía Iojanan, un lujo su aportación.

Tenía noticia sobre la belleza de la esposa del poeta. No recuerdo dónde lo leí...

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Iojanan.

La verdad es que yo soy un esporádico lector de poesía... esporádico y no estructurado, valga la expresión.

Pero con Ángel González y muy especialmente en "Otoños y otras luces" descubrí emociones muy intensas, compartidas.

Un abrazo.

Rubín de Cendoya dijo...

Rogelio, estuve por no entrar, pues nada puedo añadir al magnífico comentario y menos a las intervenciones de tantos y tan buenos.

Yo tampoco leo apenas poesía. Garcia Francés recomendó hace poco un libro de su amigo Santiago López Návia, lo leí y es absolutamente recomendable "Canción de ausencia rota de mi señor silente"

Enhorabuena

Fidelio en el bosque animadl dijo...

elmundodefrailuco.blogspot.com

Iojanan dijo...

Ahora que se hace referencia de Santiago López Návia amigo del Sr. García Francés, y por la referencia que nos hizo el mismo, en otra entrada, como experto cervantino, localizé una conferencia que dió en Jerusalén sobre el judaísmo de Cervantes, verdaderamente extraordinaria y que aconsejo entusiásticamente.

García Francés dijo...

Gracias a todos por sus cariñosas palabras. Sigamos compartiendo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Iojanan.

La abundancia de datos sobre estos temas no conoce límites... Gracias por la referencia y, por supuesto, la localizaré.

Un abrazo.