viernes, 9 de enero de 2009

Sobre beaterías agnósticas y ateas...

De un tiempo a esta parte observo en algunos blogs (amigos o menos amigos) cierta tendencia a simplificar la religión, las religiones en general y su significado actualizado. Se trata, en ocasiones, de una suerte de beatería agnóstica y atea (que no ateísmo o agnosticismo) que tiende de ridiculizar cualquier manifestación individual, o colectiva de lo religioso. Da igual que se trate de la jerarquía católica española o del Hinduismo. Se suele ofrecer una visión muy simplificada sobre la experiencia religiosa y su valor en el entendimiento de la dimensión humana.

La expresión beatería agnóstica y atea, con la que titulo esta entrada y con la que (en cualquier caso) no quiero molestar a nadie, no es mía sino de Eugenio Trías, uno de mis filósofos españoles más admirados. Lo dice en su obra “Diccionario del Espíritu” (Ed. Planeta, 1996): … Sé que la sola mención de este concepto (el espíritu) provoca arcadas y espasmos en la beatería agnóstica y atea de nuestro progresismo oficial; o que la orientación de mi libro "La edad del espíritu" choca forzosamente con las distintas ortodoxias de este progresismo oficial. Pero no me arredran lo más mínimo: “Ladran, luego cabalgamos”.

La obra de Trías es única, original y muy profunda, enraízada en el pensamiento que, desde el Idealismo alemán del XIX y la escuela de la sospecha de Nietzsche, desembocan en la filosofía del límite. Al principio cuesta un poco su lectura, pero poco a poco se convierte en un pensador imprescindible (al menos para mí).

No quiero exponer mi planteamiento sobre lo Sagrado, sobre Dios o los Dioses (aquellos que se mueren de risa al escuchar a uno de ellos que es el verdadero…otra vez Nietzsche) pero me viene a la cabeza un pasaje muy interesante sobre estos temas que desarrolla Richard Tarnas en su fenomenal obra "La pasión de la mente occidental", que ya he comentado en otras entradas:

...Siguiendo las sugerencias implícitas en Nietzsche, la muerte de Dios había comenzado a ser asimilada y reconcebida como u desarrollo religioso positivo, puesto que permitía el surgimiento de una experiencia más auténtica de lo sagrado, un sentido más amplio de la deidad.
En el plano intelectual, ya no se tiende a concebir la religión de manera reductiva como creencia, psicológica o culturalmente determinada en realidades inexistentes, ni a explicarla como un accidente de la biología, sino a reconocer en ella una actividad humana fundamental en la cual toda sociedad y todo individuo interpretan la naturaleza última del ser y se comprometen con ella.

Al leer este pasaje, en la fenomenal obra de Tarnas (editada por Atalanta) me venía a la mente la singular, ecléctica, culta obra de Mircea Eliade, "Historia de las creencias y las ideas religiosas" o Henri Corbin, importantísimo estudioso del Islam y su religiosidad (especialmente el Islam mazdeo, de Irán). Me permito, desde mi modestia intelectual, recomendar alguna de estas lecturas para abrirnos al territorio de lo sagrado, desde una perspectiva contemporánea, no dogmática. Es una experiencia realmente enriquecedora y muy lejos de las imágenes estereotipadas con lo que, a veces y desde el pensamiento oficial, se nos vende lo religioso (simples letanías de sacristía, catecismos para catetos y demás imágenes insultantes a nuestra inteligencia).

Buenas noches.

5 comentarios:

Miss Calamity dijo...

Pues, oye, tu entrada de hoy la he leído con especial atención porque anoche, mientras cocina, oí en la radio una notica que hizo que saltasen mis neuronas de la atención. Algo así como que una asociación de ateos había hecho publicidad y habían contratado unas vallas de la red de Metro de Madrid... Ô_ô

Pensé "los santos inocentes ya han pasado...". No sé, me sonó como raro. Al fin y al cabo cualquiera se puede publicitar mientras lo haga dentro del marco de la Ley de la Publicidad. No sé porqué eso era una noticia.

Respecto a las creencias religiosas creo que al igual que en todos los demás ámbitos hay extremos, mediocridades y gente verdaderamente enterada de lo que va.

Yo por mi parte soy asidua seguidora de un sitio web que, aunque no confiese a pies juntillas con muchas de las cosas que publican, está bien:
http://www.sindioses.org/principal.html

Saludos.
Cal.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Yo también ví la noticia, pero en internet. Parece ser que se trata de una campaña publicitaria ¡en la parte de atrás de los autobuses! iniciada por un grupo ateo(¿?) y respondida por otro que no lo es. Los eslóganes son algo así como Si Dios no existe, por qué complicarse la vida (bueno, la verdad es que no recuerdo bien). Todo digno del día de los Inocentes (efectivamente, santos).

Respecto de las citas de Eliade y Trías, casi casi de acuerdo. Hacedme callar si digo una burrada, pero aquello de las caricaturas de Mahoma ¿no recuerda lo de las protestas en los cines con películas tipo La última tentación de Cristo o Je vous salve Marie?

De todos modos, la obra de Kazanzakis es impresionante en su planteamiento (que Scorsese recoge en el encabezamiento de la peli), huye de la dualidad platónica cuerpo y alma y recoge la esencia del cristianismo: el hombre, el combate entre los espiritual y lo carnal y su alma el campo de batalla. Genial (bajo mi humilde visión).
Otra burrada (ya puestos) las letanías tienen algo de zen? (señor Ariza, puede vd anatemizarme). Finalizo. El mismo y grandísimo Carl Sagan, llegó a un punto en que no desdeñó el ámbito espiritual o (si queremos) metafísico-trascendenal del hombre, sobre todo para luchar contra tanta visión antidarwinista que proliferaba en ese país called USA, donde excavab para encontrar las huellas......¡del Diluvio!

J. Rogelio Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
J. Rogelio Rodríguez dijo...

(El comentario suprimido era mío. Por los errores de redacción...)

Buenas tardes y gracias a ambos por vuestra visita.

1. Miss Cal. Estoy de acuerdo contigo. Es increíble que un tema así (la publicidad en los autobuses de Madrid, Londres y Barcelona de una asociación de ateos) tenga una relevancia tan grande. De cualquier manera, yo no veo por qué hay tanto problema con este hecho. Igual que la Iglesia Católica se anuncia para financiarse, o por la la vigilia de la Inmaculada, me parece respetable que a esta asociación de ateos les dé por hacer publicidad de sus ideas. Faltaría más.
Mi post, Cal. se produce porque al leer una entrada en un blog amigo (de un gran amigo mío)http://ferhergon.blogspot.com/2009/01/dios-no-existe-pero-la-virgen-s.html veo cierto aroma de simplificación. Y como no creyente, pero al que le gusta conocer los fenómenos religiosos, contesto ante las simplificaciones. Doy mi opinión, sin más (no pretendo más, ni iluminar a nadie).
La web que me citas tiene muy buena pinta. Yo, por otra parte, sigo un blog amigo, en clave atea, que me gusta: http://paratodoseparaninguen.blogspot.com/
Un abrazo.

2. Fidelio (qué bien tu nombre tan Beethoveniano). Lo de las caricaturas de Mahoma no son de peor gusto o más irreverentes que las tiras cómicas del "El Dios", de J.L. Martín en "El Jueves" (las cuales eran, en ocasiones, muy buenas; otras no tanto, al menos para mí). Que en parte del Islam siente mal la irreverencia contra Mahoma me parece explicable, lo comparta o no. Ahora bien, lo intolerable es que desde una un régimen teocrático o desde una autoridad religiosa (imán, ulema, mulá o lo que sea) se amenace a un país, a un estado de pleno derecho por una cuestión de libertad de expresión (sea de mejor o peor gusto).

Mis protestas siempre irán, en cualquier caso, contra las simplificaciones sobre un tema tan singular y trascendente: el dominio de lo sagrado, de lo religioso. Y me revienta que em mi país, España, se tienda a ridiculizar por parte de ciertos sectores intelectuales, un hecho antropológico y cultural tan complejo.
Sobre Kazanzakis, no tengo más que estar de acuercon con tu exposición. Sobre Sagan, perdona la autopublicidad, pero mira una de mis primeras entradas en esta bitácora: http://naranjasdelaschinas.blogspot.com/2008/10/carl-sagan.html.

Sagan es y será para mí uno de los humanistas más queridos y admitados.

Un abrazo.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Consultado he la entrada de octubre que me has recomendado y te he dejado un breve comentario. Como broma recuerdo siempre que el nombre es por la ópera, no por la peli de Kubrick.

Efectivamente respecto a los problemas religiosos que apuntas. Es una cuestión peliaguda y no me gusta caer en quién es más civilizados, si nosotros o ellos. Pero lo cierto es que hay mucho que cribar en algunas religiones...en el sentido de costumbres atávicas que no responden a cuestiones del espíritu, sino más bien una antropología tremendamente excluyente que se remontaría a remotísimos pasados.