miércoles, 15 de abril de 2009

Literatura y Música – Las benévolas de Jonathan Littell

(…) Trajeron vino y Von Üxküll me preguntó por mi herida u mi convalecencia. Bebió mientras escuchaba mis respuestas, pero muy despacio, a sorbitos. Luego, como no sabía muy bien de qué hablar, le pregunté si había ido a algún concierto desde que estaba en Berlín. “No hay nada que me interese –respondió-. Ese joven Karajan no me gusta gran cosa. Está aún demasiado pagado de sí mismo, es demasiado arrogante.” – “¿Prefiere a Furtwängler entonces?” – “Furtwängler le sorprende a uno pocas veces. Pero es muy sólido. Por desgracia, ya no le dejan dirigir las óperas de Mozart, que es lo mejor que hace. Por lo visto Lorenzo Da Ponte era medio judío; y La flauta mágica, una ópera masónica.” – “¿Y usted no cree que sea una cosa así?” – “Es posible que lo sea; pero lo desafío a que me presente un espectador alemán que pueda darse de ello él solo. Mi mujer me ha dicho que le gusta a usted la música antigua francesa.” – “Sí, sobre todo las obras instrumentales.” – “Tiene usted buen gusto. A Rameau y al gran Couperin se les hace aún demasiado poco caso. Hay también todo un tesoro de música del XVII para viola de gamba, que aún está por explorar, aunque he podido consultar unos cuantos manuscritos. Es una música soberbia. Pero los inicios del XVIII francés son verdaderamente una cumbre. Ya nadie sabe escribir así. Los románticos lo estropearon todo. Aún estamos intentando penosamente por salir de ahí.“ – “Ya sabes que Furtwängler dirigía esta semana – intervino Una -. Pero no fuimos. Era Wagner y a Berndt no le gusta Wagner.” – “Eso es poco decir –repuso él-. Lo aborrezco. Técnicamente tiene hallazgos extraordinarios, cosas realmente nuevas, objetivas, pero todo se pierde entre el énfasis, entre el gigantismo, y también en la manipulación zafia de las emociones, como sucede a la mayor parte de la música alemana desde 1815.” (…)

Las benévolas / Jonathan Littell (RBA).

Para mí, lo mejor que leí (en narrativa) el pasado año. Con diferencia. Una de las grandes novelas que haya leído jamás. La maestría en la escritura, la ambición literaria del debutante Littell resultan inconmensurables.

Las benévolas (Les bienveillantes, en francés) fue galardonada con el Premio Goncourt y el Grand Prix de la Académie Française en 2006. La obra aborda el desarrollo y descomposición del régimen nazi, con especial énfasis en las sus campañas militares invasoras y el holocausto desde la mirada de Maximilien Aue, un oficial de las SS.

Max Aue es un personaje atractivo por su complejidad sentimental y, aunque resulte difícil de entender en primera instancia, por su serenidad ante el horror. Además, es un amante de la música antigua francesa, entre otras señas de identidad culturales de una personalidad poliédrica y compleja.

Algunas opiniones detractoras de Las benévolas basaron su opinión en una comparación ética a propósito de la coincidencia en el tiempo con la publicación en España de la gran novela Vida y destino, de Vassili Grossman. En ésta última, el tratamiento del holocausto lo proporciona la mirada y experiencia de las víctimas. En la obra de Litell (y éste es el reproche moral de los detractores) la óptica es la de los verdugos.

No cuento más… Lo que decía al comienzo de mi comentario: lo mejor que he leído (en narrativa) el pasado año. Imprescindible.

13 comentarios:

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Amigo Rogelio:
No me va a quedar más remedio que comprarme el libro, dado que se pone Vd. mismo como avalista.
Si me gusta la mitad de lo que me gustó "Vida y Destino", me daré por satisfecho.
El nazismo, ese horror disecado y conocido, que nos es menos ajeno de lo que a veces queremos imaginar, resulta una muestra de laboratorio excelente para conocer de qué es capaz el animal humano.

La "Historia de un alemán" es otro libro imprescindible, a mi juicio.
Un cariñoso saludo.
P.D.:
Verificación de la palabra: "Wrogre"
(Concho... ¿Serán cosas de la ministra Glez-Sinde?

Aurora dijo...

Yo también tomo nota Rogelio.

Gracias.

García Francés dijo...

D.Rogelio, corro a comprarme esos dos libros. Precisamente, he acabado una novela en la que toco el tema del holocausto y estoy empezando otra en la que también aparece aunque sea de refilón.

Monsieur, no se ponga celoso que también compraré su propuesta. En ustedes dos confío.

¡Gastad, gastad, malditos...!Todo lo que se le ocurre al Sr. Zapatero es cuanto hoy no necesitamos. Actualización tecno-médico-humanitaria de la Ley Herodes, conocida como ley del aborto. Ley de islamización nacional o de libertad religiosa. Subvencionar más el paro en lugar de crear empleo. Más gasto público. Gasto público a tope. Hasta fundir las pensiones de todos. Bueno, de todos, menos de la inmensa patulea de políticos incompetentes que seguirán cobrando de por vida.

Mientras, la oposición "pa`poyar" presenta sus propuestas en las que, con circunloquios, no entra al trapo. Evita manifestar que debe regularse el trabajo de diferente manera y que, para España, resulta imposible seguir manteniendo estructuras políticas de derroche y despilfarro. Administración europea con sus eurodiputados jetset, nacional, autonómica, municipal y a todos los enhufados en general. Medidas impopulares sólo para valientes.

Por si fuera poco, los sindicatos nacionales, cada día menos legitimados por su nula afiliación y tan sectarios como sus partidos-nodriza, actúan con métodos más y más chavistas. Valencia y Madrid.

Tiemblan los palos del sombrajo, mientras nos movemos en el más puro electoralismo cortoplacista y con nula visión de futuro. Los políticos de los Pactos de la Moncloa, en el año 77, brillan hoy como ESTADISTAS HISTÓRICOS.

En conjunto porque, individualmente, hubo algunos de encerrar y tirar la llave.

¡Gastad, gastad,malditos...!

Rubín de Cendoya dijo...

Rogelio, también te voy hacer caso, este último año no he leído nada sobre el holocausto después de haber leído muchísimo anteriormente. Creo que el último fue "Yo no" de Joachim Fest que creo haber recomendado en mi rincón.

Así que mañana me compraré tu libro y el de Monsieur. El Sr. García Francés ya nos avisará de la publicación de su novela.

Salud

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Muchas gracias, Monsieur, por su visita.

Creo que le va a gustar la obra. Tal vez un poco "dura" de leer al principio, ya que exige consultas contínuas a los apéndices... (ya se dará cuenta por qué). Pero el resultado es sobrecogedor. Pura literatura, bien construida, sin concesiones estilísticas ni subterfugios fuera de lugar.

Tomo nota de su "Historia de un alemán". Veo que coincidimos, entre otros temas, por nuestro interés por el nazismo y sus implicaciones.

Un abrazo, amigo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Gracias a ti por tu visita, Aurora.

Como decía en la entrada, de lo mejor que he leído en los últimos tiempos....¡A ver si te gusta!

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Encantado de su visita, Don Alfredo.

Espero que le guste "Las benévolas" o "Vida y destino". Respecto a "Historia de un alemán", he tomado buena nota, sobre todo viniendo de nuestro admirado Sans-Foy.

Por cierto, como nos comenta Don Rubín, espero que nos avise muy pronto de la publicación de su novela.

Paso después por su bitácora para comentar sobre las ocurrencias de nuestro Presidente.

Un cordial saludo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Rubín, "Yo no" de Joachim Fest es más que una novela recomendable. Yo creo que es imprescindible, también.

Con respecto a "Las benévolas" espero que disfrutes de esa portentosa muestra de talento literario. De verdad, te deja soin aliento.

(Ayer cuando recuperaba el texto de la entrada, me dieron ganas de volver a leerla. La cuestión es que son unas 1000 páginas y tengo, todavía, algunas deudas literarias pendientes).

Un abrazo.

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Bueno, pues ya me lo he comprado. Lo pongo a la cola.
Esta milonga del blog me quita el tiempo que solía dedicar a leer.

Me preocupa que el autor
A)está vivo
B)es más jóven que yo
C) vive en Barcelona
D) viene recomendado por Jorge Semprún...

No son circunstancias que concurran en mis autores de cámara, pero habrá que darle un voto de confianza, caramba.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Monsieur.... Seguro que lo disfrutará: Viene recomendado también por Vargas LLosa, entre otros muchos.

(Y, si me permite la mención, tiene mi edad).

Un abrazo.

Mike dijo...

Comenzaré a leerlo el próximo mes. Mi hermano lo tiene y va por la mitad.

En cuanto a la denuncia, sería buena idea que te hicieses eco. que vean los de siempre que no estamos quietos ni conformados.

Saludos!!!

Manuel dijo...

A propósito de...
Todo gran escritor tiene sus músicas internas, no sólo los poetas.
Tolstoi en "Guerra y Paz" pasa del Beethoven grandioso de las sinfonías al íntimo de los cuartetos. Boris Vian es jazz europeo. Y mi amigo Roge suena a Monteverdi con inteligente y meloso acentiño galego.
Un abrazo, rapaz.
PD.- Después de esta declaración de amistad, ¿serás capaz de puntualizar cuál es la mejor integral de Monteverdi y la más exacta traducción al francés de "Guerra y Paz", so ratón de biblio-disco-teca?

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Manolo.

Gracias por el comentario y por el elogio ("suena como Monteverdi", casi nada...)

Te puedo responder parcialmente a tu pregunta: sólo puedo comentarte muis verisones favoritas de la integral de Monteverdi... Pero, espera: ¿te refieres a los madrigales o a las operas? Si se trata de los ciclos madrigalísticos, recomiendo a Rinaldo Alesandrini y su Concerto Italiano (opus 111); si se tratat de la "Selva Morale", Cantus Cöln, con Konrad Junghänel (harmonia mundi); si te refieres a las óperas, tal vez René Jacobs (harmonia mundi) en L´Orfeo y Il ritorno de Ulisses; pero si se trata de Incoronazzione di Poppea, tengo mis dudas... tal vez Gardiner (Archiv).

Sobre la traducción al francés de Tolstoi, no tengo ni idea. Lo siento amigo, uno tiene (y muchas) sus limitaciones.

Un abrazo intenso.