domingo, 31 de mayo de 2009

Jung y Kundera

(Dedicado a mis admirados Manuel Ariza y Alfredo García-Francés).
Mi amigo Manuel Ariza, una de mis referencias indiscutibles –al menos para mí- en el universo bloguero, me ha preguntado hace unos días me pregunta “¿Te atreves con algo sobre Jung?” También, mi admirado Don Alfredo García-Francés, otra de mis referencias indiscutibles, me hacía otra pregunta que implicaba a Jung: “En el libro que usted me recomendó, Las Benévolas, pág. 62, se dice textualmente: Hegel y Jung argumentaban que el Estado no podía alcanzar su punto de unidad ideal más que en y por la guerra. ¿Podría aclararme la cita de Las Benévolas? Me interesa el tema para mi novela.”

Mis queridos amigos, no soy experto en la obra de Jung. No soy experto en nada. De veras (si cabe tengo una, digamos, amplia experiencia profesional en consultoría, gestión de proyectos, y poco más).

Conozco mejor a Hegel que a Jung y, en este sentido, le he prometido a Don Alfredo algo al respecto de la política en Hegel, tema con el que sí podría “atreverme”.

Jung me interesa por su análsis de las pasiones y poderes elementales del inconsciente (las emociones, los sueños, la introspección, las motivaciones ocultas). Si Freud nos muestra el camino, Jung es el “sherpa” que nos ayuda a alcanzar esta cima.


Me interesa de Jung, también, la idea de inconsciente colectivo, común a los seres humanos, estructurado de acuerdo con (si yo fuera ministro diría “en base a”) poderosos principios arquetípicos (Richard Tarnas desarrolla este tema , a propósito de Jung en su magna obra “La pasión de la mente occidental”).

No obstante, hoy traigo a esta bitácora un fragmento que acabo de leer en el último libro de Milan Kundera (mi predilección por este autor viene de lejos, desde que lo descubrí hace más de veinte años). En Un encuentro, Kundera reflexiona sobre “viejos temas existenciales y estéticos”, a partir de su encuentro con algunas obras maestras de la literatura, la música o el arte. En la página 97 Kundera cita a Jung. “En su análisis de Ulises, llama (Jung) a James Joyce “el profeta de la insensibilidad” y escribe:

Disponemos de algunos puntos de apoyo para comprender que el engaño al que nos conducen los sentimientos ha adquirido proporciones realmente inconvenientes. Pensemos en el papel del todo catastrófico de los sentimientos populares en tiempos de guerra (…). La sentimentalidad es una superestructura de la brutalidad. Estoy convencido de que somos prisioneros de la sentimentalidad y que, por tanto, debe parecernos perfectamente admisible que surja en nuestra civilización un profeta de la insensibilidad compensadora”.

Provocador, ¿verdad?
En fin, Manuel, Don Alfredo, seguiré perseverando en el universo de junguiano.

Un abrazo.

13 comentarios:

janys dijo...

Mi querido Rogelio; me siento muy orgullosa por ser amiga de un hombre tan culto y preparado como tú; quiero seguir tu ejemplo pero me falta tiempo para leer. Gracias por tu visita y las felicitaciones que me dejaste. Tu amiga panza verde te envía un beso y un abrazo; hasta luego.

Manuel dijo...

"Soy duro para sobrevivir. Soy dulce para que sobrevivir merezca la pena". (Raymond Chandler por boca de Philip Marlowe).
Personalmente creo que debemos ser razonablemente sentimentales y sentimentalmente racionales.
Una boutade como otra cualquiera.
¿Viste ayer las "Redes" de Punset acerca de las paradojas del cerebro?
Cerebro: castillo habitado por fantasmas del pasado y el futuro con apenas un 10% de ventanucos en sus gruesos muros.
Y, por cierto, no te quiero por todo lo que sabes, sino por cómo lo utilizas (o sea, por ser arbitraria, absurda y sentimental buena gente).
Tu desorientada referencia,
Manolo.

El rincón de Chiriveque dijo...

Nadie como Kundera para denunciar las tropelías de la URSS "comunista". Sólo he leído "La insoportable levedad del ser" y me impactó.

Un abrazo, Rogelio.

García Francés dijo...

D. Rogelio, a estas alturas imposible ocultarle que soy algo bruto de la cabeza. Por eso, sus palabras de hoy, y la respuesta de D. Manuel a usted, me llenan de orgullo.

Un poco por mí, porque si usted me aprecia algún valor deben tener mis escritos y, un mucho por usted, porque me gustaría saber expresar tan bien como él mi afecto y admiración por su persona.

Le agradeceré cualquier referencia a la guerra de los filósofos mencionados.

Un enorme abrazo impresionado, amigo mío.

García Francés dijo...

Día de la Libertad para Cuba

El blog de García Francés apoya el día de la Libertad para Cuba.

Día de la Libertad para Cuba

Fidelio en el bosque animado dijo...

Bueno, bueno, vaya manera de empezar un lunes!! Vengo del blog de Sigoner Ariza y me encuentro con todo esto!! La verdad, Rogelio, es me he emocionado "bastante". Y no puedo decir más, porque ya he escrito demasiado. Un abrazo!!

(Por cierto, la metáfora del sherpa ¿es tuya? porque está genial)

Iojanan dijo...

Tanto placer me produce leer la entrada como las respuestas oportunas y didácticas.Un verdadero placer y una suerte caer en este lugar. Gracias a todos

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola Janys.

YO estoy encantado con tu visita. Lo de "culto y preparado", créeme, mera apariencia... no paramos de aprender.

Un abrazo y gracias.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Manolo.

La verdad es que hoy no paro de recibir elogios. La cita de Chandler no la conocía (o no la recordaba). La verdad es que es un maestro, se mire como se mire.
Y, por cierto, ayer me perdí Redes. Por lo que comentas fue una pena perdérmelo.

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Gracias Chiriveque por el comentario.

La verdad es que Kundera es uno de mis autores vivos y no vivos favoritos. Conozco toda su obra editada en español. Sacaré tiempo para hacer esta semana una nueva entrada sobre el maestro checo.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Don Alfredo.
Admiración la mía, créame, por usted.

Como le decía a Janys, poco sé de casi nada y nos pasamos la vida aprendiendo (no es falsa humildad).

Decia Solé Tura (Jordi) que "mi conocimiento tiene una serie de vacíos que creo que nunca ya voy a poder cubrir". Y esto lo decía cuando lo nombraron ministro de cultura. Siempre em cayó bien, Solé Tura, comparta más o menos su ideario socialista...

UN abrazo y seguimos con la investigación hegeliana.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Fidelio, amigo.

Pues sí, la cita del sherpa, es mía... para una "genialidad" que me sale. En fin.

La verdad es que el pensamiento de Jung, lo poco que conozco de él, me parece fascinante. Mucho por descubrir todavía.

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

El placer es mío por recibir tus comentarios Iojanan.

Mucho hay que aprender en tu blog, no apto para los apóstoles del pensamiento único ni de la opinión precocinada.

Un abrazo.