jueves, 2 de julio de 2009

Karl Malden


Menudos días llevamos… Si el viernes pasado desayunamos con la noticiaa de la muerte de Michael Jackson (me hubiese gustado dedicarle una entrada, pero no me fue posible), ayer la gran Pina Bausch (involvidable su Café Müller que tuve ocasión de disfrutar hace algún tiempo en Madrid), me acabo de enterar que ha fallecido esta tarde el extraordinario actor (secundario pero extraordinario) llamado Karl Malden.

(Resulta lamentable, al menos para mí, la chorrada que acabo de leer en una noticia de adn.es “Muere actor Karl Malden, el mejor apoyo de Marlon Brando en la pantalla”. En fin, sin comentarios).

No voy a detallar la extensa trayectoria cinematográfica de este maravilloso y singular actor, de sólida formación dramática. Sólo hablaré de los recuerdos que me vienen a la cabeza: su interpretación en “A Streetcar Named Desire" (1951), de Elia Kazan, con Brando. También, su soberbio trabajo en "On the Waterfront" (1954), también de Kazan y con Brando como actor protagonista. Pero también un recuerdo infantil de la serie “Las calles de San Francisco” en la que acompañaba a un jovencísimo (ypésimo actor entonces, mal actor hoy) Michael Douglas…. Y ma acerdo también de su papel de pobre rico enamorado de una exuberante Jennifer Jones en “Ruby Gentry” (1952) de King Vidor (una versión negra de Duelo al sol), con Charlton Heston como protagonista.

Siempre me gustó Karl Malden. Exponente máximo de esa categoría especial, la de los actores secundarios que, por su solidez interpretativa, confieren a la interpretación un nivel mayor. Categoría de actores a la que pertenecen también por sus méritos Joseph Cotten, Morgan Freeman, Tommy Lee Jones, entre otros.

Descanse en paz.

9 comentarios:

Fidelio en el bosque animado dijo...

Qué razón tienes! Eso "del mejor apoyo de Brando...", será porque acaba de salir en EL País "El rostro impenetrable"...

Hay actores secundarios que llevan esta categorías hasta límites realmente impresionantes. Citas a otro gigante también para mí Joseph Cotten, bueno, es que El Tercer Hombre, por ejemplo,es una obra maestra de la historia del cine.

Por último, Las calles de san Francisco. En mis recuerdos asocio Karl Malden y Gene Hackman porque tengo grabadas imágenes de aquellos policías de las ciudades grises de los setenta: French Conexion y la serir de la que hablamos, Las calles de san Francisco, con aquella música setentera...en fin, creo que voy a bajar a por una bebida antioxidante! Un abrazo!

García Francés dijo...

Vaya días, parecemos la sección de necrológicas, D. Rogelio.

Sí, a mi también me gustaba, aunque yo prefiero actores secundarios que me recuerden menos a un abuelo entrañable.

Lo/as prefieros con cara de malo/as. Peter Boyle, Schiavelli, Walsch, Roy Scheider, no recuerdo más... no soy demasiado memorión, amigo mío. Abrazos.

Y que el señor Malden descanse en paz y nos espere allí muchos años para organizar una tertulia de cine.

Zapatero y Pizarro, zp, totus revolutum

El Sr. Pizarro, con esta calor y con el tremendo déficit que nos asola, anuncia que se larga a su casa, que está hasta los mismísimos de ser ninguneado por un hatajo de pringados que no se atreven ni a despedir al contable. Hace muy bien. SIGUE...

Zapatero y Pizarro, zp, totus revolutum

El rincón de Chiriveque dijo...

Hola Rogelio, pues por desgracia, las necrológicas no han sido ajenas a mi ámbito más próximo. Un gran escritor como Baltasar Porcel también nos dejó ayer por culpa del maldito cáncer...


A Madden le recuerdo más en la soberbia película de Kazan "La ley del silencio"... Un film con mucho rostro por parte del director, al querer autojustificarse de lo injustificable, pero aun así una obra maestra incontestable. Como curiosidad, Marlon Brando le arrebató el Óscar a mi idolatrado Bing Crosby...

Descanse en paz.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

HOla Fidelio.

Me alegro mucho de que una vez más volvamos a coincidir. La verdad es que se me había olvidado la asociación con el Gene Hackman de French Conection... ¡qué gran película!

¿Y qué decir de Joseph Cotten? Sencillamente imprescindible.

UN abrazo, amigo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Si, Don Alfredo. No levantamos cabeza de las necrológicas.

A Malden le tengo una simpatía especial. Ha trabajado en varios de mis melodramas favoritos. Se me olvidaba Yo confieso de Hitchcock, por ejemplo.

Espero que nos espere en el cielo....cariñito adoradooooooo.

UN abrazo, amigo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola Chiriveque. Gracias a ti me entero de esta otra luctuosa noticia: la muerte de Porcel. La verdad es que era un gran escritor y ensayista. Una persona, además, muy tolerante.

On the waterfront o "La lety del silencio" es una obra magistral. Y señalas muy bien la obscenidad autojustificativa de ese excepcional hombre de escena que fue Kazan... (de excepcional vileza fue también su delación).

Por cierto, también a mí me encanta Bing Crosby. Éste sí que era un artista elegante, se mire por donde se mire.

UN abrazo.

Manuel dijo...

Y te olvidas de Fernando Delgado... Nuestro Malden español.
Tipos capaces de interpretar el mismo papel de mil formas diferentes. Clásicos imprescindibles. Como los buenos futbolistas se hacen notar más cuando no juegan. Espesan y le dan sabor a una historia.
Me quedo con el Malden de una serie magnífica, "Skag", donde interpretaba a un obrero metalúrgico y padre de familia. La otra cara de la moneda de nuestra querida, pero melíflua, "Con ocho basta".
Saludos.

García Francés dijo...

Buen fin de semana, a todos, D. Rogelio. Unos abrazos bien grandes.

Saiz dimite, pero Nico, Javi y Teo triunfan

Por respeto al CNI y a sus caídos he esperado hasta hoy para atizarle al Sr. Saiz con todo lo gordo. Se va otro desechable nuevo rico de la política. El Director ha dimitido dejando el listón hundido, bajo mínimos. Deseo al general Sanz Roldán el mayor de los éxitos. SIGUE...

Saiz dimite, pero Nico, Javi y Teo triunfan

García Francés dijo...

Gracias por su visita y por sus amabkles palabras, D. Rogelio.

Ahora que se me estás pasando el jetlag se las agradezco doblemente. Abrazos grandes, amigo mío.

Orgullo Gay, “apretás como morcones”

Eran las tres de la tarde del Domingo cuando acababa para mí el Día del Orgullo que comenzó con el almuerzo del Sábado. Siempre he tenido muchos amigos mariquitas, maricones, homesexuales; amigas lesbianas, femmes, butches, lipstick, hot, stud, dikes, bisexuales y tranxesuales, es decir, una amplia gama de modelos gays. He trabajado y he salido con ellos y ellas, me quieren y los quiero. SIGUE...

Orgullo Gay, “apretás como morcones”