lunes, 13 de julio de 2009

Musulmanes mudos

Por su interés, reproduzco el artículo de MoisésNaím que publicó ayer el diario El País. El tema es de máxima actualidad, centrado en la represión china respecto a su severa política contra los uigures. Y el análisis comparativo de la reacciones del "mundo islámico" ante estos sucesos y otros más o menos recientes, pero siempre de actualidad. No tiene desperdicio.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Dónde están las fetuas? ¿Dónde las multitudinarias marchas de protesta? ¿Dónde las manifestaciones frente a las embajadas? ¿Qué pasó con los discursos cargados de indignación? ¿Qué dice Al Qaeda? En otras palabras: ¿qué tiene China que le faltó a Dinamarca? En China discriminan y matan a los musulmanes y en Dinamarca un periódico publicó caricaturas que se consideraron ofensivas al profeta Mahoma. El mismo mundo musulmán que en el 2005 reaccionó con indignación y furia ante la publicación de las caricaturas se hace el ciego, el sordo y el mudo frente a la violencia y a la discriminación que sufren los uigures -una minoría musulmana- a manos del Gobierno chino.


La reacción a la publicación de las caricaturas fue instantánea. Once embajadores de países musulmanes elevaron la propuesta formal de sus respectivos Gobiernos ante el primer ministro danés. Éste les explicó que en Dinamarca hay libertad de prensa y que el Gobierno no tuvo nada que ver con la decisión de publicarlas. No importó. Días después, el consulado de Dinamarca en Beirut fue incendiado y en Afganistán, Pakistán y Somalia estallaron violentas manifestaciones en protesta contra las caricaturas, dejando un saldo de varios muertos. Diarios de Noruega y otros países decidieron publicarlas como gesto de solidaridad y en defensa de la libertad de expresión, lo cual exacerbó la ola de violencia. En Damasco, miles de espontáneos incendiaron las embajadas de Dinamarca y Noruega. En Teherán, Mahmud Ahmedineyad decidió replicar a la publicación de las caricaturas montando una exposición de otras caricaturas. ¿El tema? Mofarse del Holocausto. Inevitablemente, los vídeos y los sitios de Internet de Al Qaeda mencionaron las caricaturas publicadas en Europa como un ejemplo más de la nueva cruzada de occidente contra islam. Las fetuas ordenando los más severos castigos para los caricaturistas y directores de periódicos no se hicieron esperar.
Mientras tanto...
Desde la década de los noventa, el Gobierno chino ha venido aplicando severas políticas represivas contra los uigures. En las escuelas se prohíbe la educación en su idioma y a los empleados públicos no se les permite llevar las largas barbas comunes entre ciertos musulmanes, rezar durante la jornada laboral o ayunar. Las mujeres que trabajan para el Estado no pueden usar velos que les cubran la cabeza. Los uigures son discriminados en el acceso a la salud, la educación, la vivienda y el empleo. Los jóvenes uigures son frecuentemente forzados a trabajar en lejanas provincias, mientras que millones de personas del resto del país son estimuladas por Pekín a mudarse a la provincia de Xinjiang con promesas de empleo y otros incentivos. Más de dos millones han respondido a estos estímulos.
Los uigures que se atreven a protestar por la discriminación y por los maltratos son detenidos. Las protestas son brutalmente reprimidas. En Yining, en 1997, las fuerzas gubernamentales reaccionaron violentamente a disturbios callejeros causando gran cantidad de muertos. Después de los ataques del 11-S se intensificó la persecución del Gobierno chino contra los uigures. Algunos de sus líderes fueron acusados de tener vínculos con Al Qaeda y encarcelados. La represión contra cualquier grupo de uigures sospechoso de terrorismo, extremismo religioso o separatismo es implacable, sistemática y permanente.
Los recientes enfrentamientos en las calles de Urimqi, la capital de la provincia de Xinjiang, han dejado 184 muertos, cerca de mil heridos y más de 1.400 detenidos. Éstas son las cifras oficiales, las manejadas por las organizaciones uigures son mucho mayores.
Todo esto viene sucediendo desde hace décadas. ¿Qué han dicho los líderes políticos o religiosos del mundo islámico? No mucho.
En distintos países, clérigos musulmanes encuentran el tiempo y la energía para emitir fetuas condenando, entre otras cosas a las comiquitas japonesas de Pokémon, la desnudez total durante el coito o el uso de las vacunas contra la poliomielitis. También contra Salman Rushdie. ¿Han adoptado alguna posición sobre la situación de los uigures? No. ¿Y la Liga Árabe, los Gobiernos de países musulmanes, las organizaciones islámicas europeas o asiáticas? Tampoco. Los uigures, que tienen profundos vínculos étnicos con Turquía y cuyo idioma tiene raíces turcas tampoco han contado con la solidaridad que el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, mostró hacia los palestinos durante la reciente crisis en Gaza. Al mismo tiempo que promovía el reconocimiento internacional de Hamás, Erdogan le negaba el visado a Rebiya Kadeer, la líder en el exilio de los uigures. Hace poco Erdogan cambió de posición y anunció que su Gobierno permitiría la visita de la líder uigur. Internacionalmente, Turquía también ha venido aumentando los bajos decibelios de su preocupación por la situación en Xinjiang. Más vale que no. Ésta es la reacción de un periódico oficial chino: "El apoyo de Turquía a los separatistas y terroristas uigures sólo puede causar indignación en China. Si no quiere arruinar la relación entre nuestros dos pueblos debe dejar de apoyar estas turbas separatistas. Debe dejar de ser un eje del mal".
En política, la ceguera y la mudez no son producto de enfermedades sino de intereses. En las próximas semanas veremos con cuánta eficacia tiene China en aclararle a los líderes del mundo musulmán cuáles son sus verdaderos intereses. Y el silencio ante la tragedia de los uigures será muy elocuente.

16 comentarios:

Fidelio en el bosque animado dijo...

Me parece, querido Rogelio, extraordinaria la reflexión que haces en tu entrada de hoy. Yo voy más allá. Occidente tiene miedo de sí mismo, está acomplejado, de una manera hipócrita, por otro lado, ante el discurso radical de grupos terroristas o de movimientos tan peligrosos como el yihadismo. Aquí en Europa, tratamos a muchos musulmanes como ciudadanos de segunda, pero luego no se reaccina con firmeza ante casos como las famosas caricaturas. Me acuerdo de muchos libros, sólo te recomiendo uno, si no lo conoces ya, de Glucksmann (que por cierto publicó la semana pasada en EL País) Occidente contra Occidente.
China goza del privilegio de ser miembro interesado del club del capital. Tiene un Estado absolutamente autoritario y un funcionariado corrupto, y está en pleno boom económico (aún recuerdo cómo a muchos se les hacía ...pepsi... con aquel famoso crecimiento del 9%!!). Menos mal que el mundo chino, como Merlín, se oculta en sí mismo y no se muestra, de momento, expansionista...Nuevamente te felicito por tu entrada. Un fuerte abrazo!
Por cierto, no quiero dejar de llamar la atención sobre la polémica que ha suscitado el periódico "BOE-2" en su vertiente rotveiler, más conocido como Público.

Miguel dijo...

Cuando veo casos como éste me pregunto si aquello de la libertad (bien entendida, y en todos los sentidos) no es simplemente una utopía más.

Un abrazo.

El rincón de Chiriveque dijo...

A ver quién es el guapo que se atreve a decirle algo a China, que ya es casi como EEUU (o más) en potencia... Ante el gigante, ya se encargan los gobiernos de los estados musulmanes de no promover ninguna manifestación ni protesta...

De pena y de chiste el mundo en que vivimos.

Un abrazo, amigo.

Manuel dijo...

Puede que la respuesta sea tan pequeña y peligrosa como un simple átomo de uranio enriquecido...
Durante el verano y como consideración a los amigos, "Días intensos" sólo se actualizará los lunes, miércoles y viernes.
Estaba de un pesadito últimamente...
Un cálido, ejem, fresco saludito.

Iojanan dijo...

Lo que duele de todo esto es que si mañana hay un sólo muerto , accidental o no, por causa israelí toda la maquinaria se pondrá de nuevo en marcha y veremos manifestaciones, declaraciones de catedráticos, los más, enchufados a la sopa boba de la universidad,políticos de IU o PSOE con sueldos astronómicos quejándose del martirio y de la cárcel de Gaza mientras disfrutan de cervezas fresquitas tal vez en la playa, es el cinismo en estado puro y contra el cinismo debemos luchar todos porque es la máxima expresión de perversidad, la mentira es mucho más honesta. Por un lado, Rogelio, está bien que un diario con El País que tanto vomita por su boca deje escribir esto pero por otro te descorazona saber que el autor del mismo tiene toda, toda, toda la razón. ¿Dónde están escondidos estos humanistas que tanto velan por la vida ( propia )?
Una entrada perfecta y muy a cuento. Un abrazo.

Rubín de Cendoya dijo...

La eterna doble vara de medir amigo Rogelio.

Qué pocos se atreven incluso a señalar estas cosas.

No estoy de acuerdo en que sea la falta de denuncia sólo por la potencia de China, potente es también EE.UU. y se le toma a chirigota e incluso Zapatero se sienta al paso de su bandera.

Me temo que hay un componente de tolerancia debido a que es "de izquierdas" y, al igual que a los Castro, no se les quiere irritar para que "evolucionen". La eterna transigencia y el "por la paz un padrenuestro"

Hoy hace 26 años que ETA mató a un policía, chófer del parque móvil, en Sopelana y nunca ningún alcalde en estos años le mostró su solidaridad a la familia.

Una calle



Saludos

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola Fidelio.

Bueno, digamos que el mérito de la entrada no es mío (ni de lejos) sino de Moisés Naím. La verdad es que, de vez en cuando, en El País, se publican algunas reflexiones que poco tienen que ver con el dogmatismo buenista de la "Alianza de las Civilizaciones".

Lo de las caricaturas que comentas y la patética reacción "unitaria" de Europa, no tiene nombre.

Sobre la polémica que me comentas de Público, la verdad ni idea. (A veces me lo compran -ese "diario"- por la película que regalan. Yo ya ni me fijo en su portada).

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Buenos días Miguel y gracias por tu entrada.

A estas alturas de la Historia tu reflexión siobre la libertad me parece bastante acertada. Otra casoa es que debamos tener la como horizionte a alcanzar.

Un cordial saludo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

No te falta razon, Chiriveque.

Ayer, desde Indonesia, unos ulemas proclamaron un remedo de yihad contra China. (Deben estar muertos de risa los dirigentes chinos).

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola Manolo.

Tengo un verano muy fuerte en trabajo y, por eso, mi actividad bloguera se está resintiendo.

Publiques cuando publiques siempre vas a encontrar en mí un lector apasionado en intenso...

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

De sobra conoces mi opinión sibre ciertos temas, Iojanan. Y en este sentido la publicación del artículo de Naím rompe la línea habitual de ese diario sobre ciertos temas.

Por supueto que, en el caso de tenr un muerto palestino en Gaza o Cisjordania, la maquinaria mediática cargará de nuevo contra el Estado de Israel, sin lugar para el matiz o la explicación alternativa. La hostoria de siempre...

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Gracias por el comentario, Rubín. Y no te falta razón en lo que comentas sobre "...que hay un componente de tolerancia debido a que es "de izquierdas" y, al igual que a los Castro, no se les quiere irritar para que "evolucionen". La eterna transigencia y el "por la paz un padrenuestro"

Tu entrada sobre el crimen de ETA de hace 26 años, me ha parecido excelente, por necesaria.

Un abrazo.

García Francés dijo...

D. Rogelio, los musulmanes mudos y los progres callados como los más de 300 muertos en China.

Si los hubieran matado estadounidenses o judios, hubiéramos tenido un verano lleno de portadas antioccidentales. Muy buena reflexión, D. Rogelio.

Zapatero salda España y Rajoy traga

Un país sin bandera común, con un gobierno de niñatas incapaces, un vicepresidente que se lo regala a su hija y un presidente de Gobierno que no cree en la nación y únicamente aspira a perpetuarse en su alocada carrera hacia ningún sitio. SIGUE...

Zapatero salda España y Rajoy traga

Bárbara Paraula dijo...

Don Rogelio, ganas tenía ya de venir a leerle. El caso es que hace una semana creí haberle dejado un comentario en el artículo del euskobarómetro, pero al volver comprobé que se me debió de perder en el ciberespacio.

Con respecto a este, de acuerdo en las pregutnas ¿dónde están las voces de condena?, y con el diagnóstico de que no son enfermedades de ceguera, sino intereses. Si bien yo no me atrevo a explicar cuáles.


Pero no me gustan las comparaciones con las condenas a asesinatos judíos o a la autocrítica de occidente, como si el silencio a China pudiera justificar un silencio a Israel o a Occidente o a cualquier otro país cuando nos convertimos en asesinos. ¿o prefieren que lo hagamos mal siempre?

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Me temo, Don Alfredo que sería como usted comenta. Tal vez por el hecho de ser (occidente) un conjunto heterogéneo de sociedades libres que desarrollan una opinión pública libre y -a veces- crítica.

Un fuerte abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Buenas noches, Doña Bárbara y gracias por su visita.

Creo que el artículo de Naím gravita sobre la falatr de equilibrio en las críticas y, también, en las amenazas del llamado "mundo árabe" hacia el resto del enemigo infiel.

Es verdad que no debemos frivolizar con el sufrimiento de la población civil. Pero es intolerable que existan cierto tipo de reacciones ante Dinamarca (caso de las viñetas) o la fatwa a Rushdie... que tienen unas conseciencias realmente peligrosas.

Estamos en el siglo de China. De momento. Y, evidentemente, se le permite casi todo... Se mira hacia otro lado, cuando se trata de formar acuerdos comerciales con esta nación. Creo que Occidente debería ser el faro en la lucha por los Derechos Humanos. Sin duda (y si soy un soñador por eso, pues me alegro).

UN cordial saludo.