lunes, 31 de agosto de 2009

La II Guerra Mundial por Frank Capra


La serie documental “¿Por qué luchamos?” que realiza Frank Capra entre 1943 y 1944 es considerada una obra maestra entre los documentales oficiales de propaganda que encargó el Departamento de Guerra de los Estados Unidos.

Con independencia de la visión simplificada de los sucesos históricos (estamos hablando de documentales de propaganda que encarga y financia el gobierno USA y el Secretariado para la Guerra) la fuerza descriptiva y el vigor narrativo apoyado en un montaje eficaz (y sobrecogedor, en ocasiones) te absorben desde el primer momento.

Por otra parte, la continua apelación a la necesidad de defensa del “Mundo Libre” que constituían las democracias occidentales de entonces, con independencia –repito- del retintín propagadístico, resulta realmente emocionante, fundamentalmente por la claridad y firmeza frente al nazismo y al fascismo europeo.

La serie en cuestión, que edita en DVD Vellavisión, consta de ocho documentales, concatenados:

- Preludio a la guerra (Prelude to War, 1943), Oscar en 1943 al mejor documental.
- El ataque de los nazis (The nazis Strike, 1943).
- Divide y conquistarás (Divide and Conquer, 1943.
- La batalla de Gran Bretaña (The Battle of Britain, 1943), para mí, el documental más emocionante.
- La Batalla de Rusia (The Battle of Russia, 1943).
- La Batalla de China (The Battle of China, 1944).
- La Guerra llega a los Estados Unidos (War comes to America, 1945).
- El soldado negro (The Negro Soldier, 1944).

(En fin, señores, a ver si me aplico un poco más con mis lectura pendientes y comienzo “D- Day; The Battle for Normandy”, de Anthony Beevor, que lleva dos meses en mi mesilla… guardando polvo. Sin comentarios.)

Por último y, aunque a alguno le resulte una soflama belicosa, no puedo evitar cerrar esta entrada sin una cita histórica que cierra uno de documentales:

“La victoria de la democracia sólo se puede lograr con una completa derrota de las maquinarias de guerra alemanas y japonesas”

G.C. Marshall – General de la Armada de los EE.UU.

Pero ésta otra está mucho mejor, y es de Marshal también. Miren:

“La gallardía y el coraje en la lucha de los soldados rusos son la admiración del ejército de los EE.UU.”


----------------------------------------------------------------------------------------------

Claro que, más de medio siglo después, llega Clint Eastwood y nos baja a la cruda realidad (nada heroica) de “Banderas de nuestros padres”, pero esa es otra historia…


11 comentarios:

El rincón de Chiriveque dijo...

Hola amigo, me ha hecho mucha ilusión tu entrada por hablar del Capra que menos conozco, es decir, del propagandista de guerra. Ni que decir tiene que es uno de mis directores favoritos, por grandes películas como "Qué bello es vivir", "Vive como quieras", "Un gángster para un milagro", "Sucedió una noche", etc... El fantasista y posibilista que nos hacía creer que un mundo mejor era posible.

Estos títulos que presentan tienen efectivamente el temor de que tenga más de exaltación patriótica que de rigor histórico. No creo que EEUU entrara en la guerra por mero altruismo sino porque estaba claro que en algo le había de beneficiar... Es la historia de siempre, aunque en este caso estaba claro que el nazismo y sus aliados habían de ser derrotados por el bien mundial.

Otra cosa es que el totalitarismo ruso siguiera campando a sus anchas después de la guerra, dentro y fuera de sus fronteras.

Un abrazo. (Ah, y corrige la errata del título "Guerra Mundual", jeje).

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Gracias por la corrección, amigo.

Y por el comentario, of course!

Un abrazo.

García Francés dijo...

Me encanta el cine y la literatura bélicos, D. Rogelio, así que devoraré su propuesta. Hablando de belicismo aquí le dejo esto, amigo.

Huho Chávez, qué jodedera con el mancito

Maritza Castrillón, buena amiga y líder de UN MILLÓN DE VOCES CONTRA LAS FARC, me envía el comunicado de apoyo a la marcha internacional del día 4 de Septiembre contra Chávez. También soy colombiano, me uno sin dudarlo. SIGUE...

Hugo Chávez, qué jodedera con el mancito

Rubín de Cendoya dijo...

Rogelio, habrá que ver esos documentales; ya tienes valor para promoverlos en plena era del buenismo, cuando son igual de malos todos los que pelean.

Salud

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Don Alfredo.

Seguro que disfrutará con estos documentales. Yo ya los he repasado dos veces...

Por cierto, impagable su trabajo en la red para promover la causa anti-ETA y antiterrorista en general.

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola Rubín.

Bueno, la verdad es que merece la pena por su valor histórico (aunque sea de finalidad propagandística) y estético.

Sobre lo del buenismo que me comentas, ¿has leído la vigorisa Tercera de ABC de hoy, por H. Tertsch? Es impagable.

Un abrazo.

Atila el Huno dijo...

D. Rogelio!!

No se puede hacer Usted una idea de cómo disfrutaba Atila el niño cuando ponían en televisión esos magníficos documentales de El Mundo en Guerra, ni siquiera una orden en contra podía impedir que dejara todo y acaparara la tele.

Lástima que uno se haga mayor y descubra que...los yankis prepararon concienzudamente, alentaron y permitieron el ataque a Pearl Harbour...por lo de buscar una buena excusa (ya sabe que la opinión pública americana estaba en contra de meterse en los asuntos europeos) para entrar en una guerra total.

Intentaré pillarme esos documentales, todo de forma legal, eh?.

Saludos!!

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Encantado de volver a verle por aquí, gran Atila.

También yo me he hechjo mayor y... evidentemente he experimentado la "pérdida de la inocencia".

Es cierto lo que usted señala sobre el ataque a Pearl Harbour. Mejor dicho, yo también conozco interpretaciones históricas en la línea que usted señala. Ahora bien, la intervención de los EEUU fue clave en la derrota del nazismo y el fascismo en Europa. Creo que de esto no cabe la menor duda.

Los reportajes de Capra son propaganda, aunque de un notable valor cinematográfico. Revisiones más modernas de este periodo (señalaba la de Eastwood) están muy alejadas de las visiones propagandísticas de otras épocas.

Un abrazo.

Atila el Huno dijo...

Professor!!

No cabe duda, por segunda vez tuvieron que venir chavales de Minesota a dejarse las tripas en los campos europeos. Siempre les reconoceré el mérito y el esfuerzo, ya sabe que no soy un progre estándar.

Voy a discrepar en lo de "interpretaciones". Está más que constatada la "negligencia" en el tratamiento que el alto mando americano hizo de la multitud de informes acerca de los movimientos de la flota nipona. No falló la eficiente precisión sajona. El gobierno USA necesitaba un dos de Mayo!!!

Ehhh....también discreparé levemente en lo de la derrota del fascismo...se dejaron, interesadamente, un cacho al sur de los Pirineos!!!

Un saludazo!!

reto as dijo...

por favor, por favor, necesito que me digas ¿DONDE CONSEGUIR EL DVD, REALMENTE ME GUSTO? y si te gusto este documental NECESITAS VER:
"querida america: cartas desde Vietnam" pero en serio responde cuanto antes dime donde puedo verlo, es que en you tuve ya no están muchas de mis favoritas.

reto as dijo...

por favor, por favor, necesito que me digas ¿DONDE CONSEGUIR EL DVD, REALMENTE ME GUSTO? y si te gusto este documental NECESITAS VER:
"querida america: cartas desde Vietnam" pero en serio responde cuanto antes dime donde puedo verlo, es que en you tuve ya no están muchas de mis favoritas.