lunes, 19 de octubre de 2009

Cantos anteriores al gregoriano: canto viejo romano


Las primeras investigaciones consideraban que el canto viejo romano (o romano antiguo) era simplemente una forma de decadencia del canto gregoriano. Pero poco a poco se fue llegando a la conclusión de que esto no era posible, puesto que el canto viejo romano presentaba un estilo más primitivo. Hoy en día los investigadores sostienen que se trata de un canto más antiguo, originado posiblemente a finales del siglo IV, por lo que es lógico que presente similitudes con el canto bizantino en sus formas modales y ornamentales. Es por tanto uno de los primeros cantos que se desarrollaron en Roma, tomando formas consolidadas en el periodo bizantino (siglos VII y VIII).

Debe recordarse que en determinados periodos del siglo VIII se refugiaron en lo que es ahora territorio de Italia más de 50.000 monjes procedentes de diversos puntos de Grecia, Siria y Chipre, y que en Roma se comenzó a desarrollar una liturgia que tenía más elementos orientalistas, lo que afectaba también a la música.

Este hecho, per se, no tendría importancia, de no haber sido por la negativa de la Iglesia Católica, durante muchos años (sobre todo, desde el XIX), a reconocer este tipo de influencias. Por este motivo cuando el canto viejho romano fue descubierto en el siglo XX, Dom Andoyer se planteó un serio problema ideológico: ¿cómo iba a ser el canto viejo romano, un canto con fuertes elementos orientalistas, con acusada presencia de ornamentaciones (canto muy melismático), el canto más antiguo (y el más auténtico y verdadero) de la Iglesia Católica? De esta manera, el canto viejo romano no obtuvo su reconocimiento oficial como canto verdadero de la Iglesia, en favor del canto gregoriano, tal y como lo entendía Solesmes.

No abundan en el mercado discográfico demasiadas referencias en este tipo de cato, pero, sin lugar a dudas, las interpretaciones de Ensemble Organum ocupan un lugar reconocido por diversos musicólogos, músicos y aficionados. Traigo a esta entrada estas referencias, que me permito recomendar con devoción:

- Chants de L´Eglise de Rome (Période byzantine) - Ensemble Organum (dir. Marcel Pérès) / Harmonia Mundi.

Este disco (hoy histórico, ya que es una de las primeras grabaciones de est repertorio, incluye piezas del manuscrito « Latin 5319” de la Biblioteca Vaticana. Está cantado en Griego y Latín.

- Messe de Sant Marcel - Chants de L´Eglise de Rome (VIIe & XIIe siècles) - Ensemble Organum (dir. Marcel Pérès) / Harmonia Mundi.

Este disco incluye piezas del oficio de Viernes Santo y la Misa de San Marcelo, contenidos también en manuscrito « Latin 5319” de la Biblioteca Vaticana. Está cantado en Griego y Latín.


- Chants de L´Eglise de Rome – Vêpres du jour de Pâques (VIe & XIIIe siècles) - Ensemble Organum (dir. Marcel Pérès) / Harmonia Mundi.

Como botón de muestra os enlazo estas fragmentos de la Misa de San Marcelo (interpretado por Ensemble Organum):

http://www.youtube.com/watch?v=wX5rrHcN0k4.

Y esta otra:

http://www.youtube.com/watch?v=srr_uPB0esI







16 comentarios:

SB dijo...

Precioso. Es notable la influencia oriental en el canto viejo romano, la conducción vocal, la armonía... sencillamente exquisito. Tomo nota en uno de mis "must"

Diana dijo...

Mismo tema.
Un mantra más ¿O menos?

García Francés dijo...

Usted siempre encuentra la cita adecuada, D. Rogelio, la que me hubiera redondeado la entrada. Antes de colgarlas debería consultar con usted, amigo mío.

Seguro que aumentaban mis visitas, muy quebrantadas desde que me fui a Facebook, donde sí es verdad que reuní un enorme grupo de gente.

Para animar a los amigos a que vuelvan de visiteo a esta su casa le dejo un enlace, amigo, y le mando el mejor de mis abrazos.

Rajoy y Zapatero, repugnancia y hastío infinitos

García Francés dijo...

Perdone, pero estoy desentrenado a las entradas del blog, el canto gregoriano me hizo más soportables los años de estudio en el colegio de los escolapios. ¿Se lo puede usted creer?

Bárbara Paraula dijo...

Muy interesantes los diferentes cánticos con los que las religiones han embestido sus ritos. Me parece increible que haya sobrevivido alguna muestra hasta hoy en día.

Yo estudio, por ejemplo, los ritmos africanos de percusión, que servían para los diferentes momentos de su vida espiriitual: la siembra, la cosecha, la guerra, el matrimonio...

Hay que ver, que fuerza tiene la música com trasmisor de sentimientos e ideas.

vaumm dijo...

Es una buena idea, pero a nosotros esperanza solo nos recuerda a Machín.

Esperanza, Esperanza
sólo sabes bailar cha cha cha
Esperanza, Esperanza
sólo sabes bailar cha cha cha

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Gracias por tu visita, SB. Hoy voy a cambiar ed tercio, pero mañana o pasado seguiré con el canto milanés y el beneventano. A ver qué te parece.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Puede que un mantra más, Diana.

UN abrazo y gracias por tu visita.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Don Alfredo. Me ruboriza usted con sus elogios.

Usted es único. Inimitable. Y sus entradas no pueden concebirse con parcheos ajenos (que es lo que serían mis añadidos).

UN abrazo y gracias nuevamente.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

¡Claro que me lo puedo creer!

LO que resulta increíble es el camelo que se inventan los monhes de Solermes en el XIX, con la bendición de Roma... en torno a ese repertorio llamado gregoriano.

A mí todas estas liturgias cristianas y católicas me fascinan. Sobre todo el periodo que va desde el siglo IV hasta el XII.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Completamete de acuerdo con su reflexión Bárbara. A mí las liturgias católicas u ortodoxas, de la Alta Edad Media me encantan; a pesar de que sigo teniendo en el canto bizantino una asignatura pendiente.

Muy interesante su estudio de los ritmos africanos de percusión. A ver cuándo le dedica una entrada.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Ja, ja, ja... sencillamente genial.

Que quede claro que a mí me encantaría bailar un cha cha cha con Esperanza.

Abrazos, maestros.

Iojanan dijo...

Me estoy deleitando en este justo momento con los vínculos, sobre todo el segundo, que nos has regalado Rogelio,si con el gregoriano acertaste, con este canto viejo romano creo que has dado de lleno, me parece fascinante y no tal lejos de la música sufí.Genial, francamente genial.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Gracias, Iojanan. Y eso que no hemos llegado todavía a otros cantos un poco posteriores (ya verás).

Celebro que te hayan gustado las referencias (Ensemble Organum es uno de los conjuntos más interesantes en estos repertorios. Sus más de 30 años de carrera muestran una investigación rigurosa e interpretativa inconmensurable).

UN abrazo

El rincón de Chiriveque dijo...

Absolutamente impresionante, amigo. Y fantástico, felicidades de nuevo por tu exquisito gusto. Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Muchas gracias, Chririveque. Eres muy amable.

Te enviaré alguna referencia más, si te gusta este género musical.

Durante la semana próxima, proseguirá con otras liturgias católicas.

UN abrazo