lunes, 23 de noviembre de 2009

El encuentro de Descartes con Pascal joven.

Por pura casualidad asistí ayer domingo a un acontecimiento cultural de primera magnitud (y disculpen el tópico). Se trata de la obra “Encuentro entre Descartes con Pascal joven” de Jean-Claude Brisville. Fue en el Teatro Infanta Isabel, en Madrid. La obra se había estrenado en Madrid el pasado enero, en el Teatro Español, pero por unas cosas y otras me la había perdido.

Ayer fue la última representación en Madrid (por casualidad me animé a ir). Y no me defraudó. Todo lo contrario.

El texto de Brisville desarrolla unos diáologos entre ambos filósofos, donde la dialéctica como forma discursiva se hace dominante. Una dialéctica que no está exenta de ironía, de sentido del humor y de humanidad. Diálogo entre dos sistemas de pensamiento, uno incipiente (y radical en su forma discursiva), el del joven Pascal, dominado por el jansenismo; el cartesiano, reivindicando la autonomía de la razón, frente a la Fe, pero sin renunciar a ella, maravillado por la geometría y el cálculo matemático, como fundamento paradigmático que explican las leyes del movimiento, y por ende, las leyes universales…

Austeridad en la en la puesta en escena: una mesa y dos sillas. La luz de una vela, en un segundo plano, tras los personajes, proporciona un punto segundo de fuga en la escena, Algo parecido a las atmósferas de Georges de la Tour.

Evocación de la Francia del XVII, sus claroscuros (¿faltaba Sainte Colombe?, ¿De la Tour) La Francia de ese tiempo es un universo de contrastes. La Europa del XVII es. Igualmente, un universo complejo de contrastes: el sur, barroco, papista, dorado, jesuita… tan saturado de ornamentos, de vírgenes y querubines. El norte y el este, luteranos, hugonotes, calvinistas, jansenistas, llenos de rigor y de austeridad.

Pascal, jansenista nos ha proporcionado una sugestiva definición de esta lucha sorda que tiene lugar a lo largo de todo el siglo XVII: “todo es uno, todo es diverso. ¡Cuántas naturalezas en ésta del hombre!” Pascal, como bien se refleja en este inolvidable diálogo (imaginado, reproducido) se encontraba en el corazón del conflicto.

La dirección escénica y la interpretación del gran Josep María Flotats en esta obra un acontecimiento. Algo que recordaremos durante muchos años. Su declamación, su apoderamiento de cada una de las palabras,… es muy difícil reproducir, tan siquiera, un adjetivo que le haga justicia. Junto a él, interpretando a un joven y atormentado Pascal, Albert Triola realiza un trabajo de altura Interpretativa.

Cómo me gustan estas casualidades.

16 comentarios:

Rowen dijo...

Hola Rogelio
Que bueno que la pasaste bien.
Pasaba a saludarte.
Todavía no comencé las clases de chino por eso no comento-------->:)
Besitos

Atila el Huno dijo...

D.Rogelio!!

Vaya par de dos!!....menudo bachillerato me dieron los muy...ejem...pero lo del René (jaja, ahora lo puedo llamar así!) es de juzgado de guardia, ReDios!; tanta materia gris y el colega acaba sugiriendo feliz la existencia de dios con un remedo igual de chusco que la tesis ontológica, la madre que lo parió. ¡Y luego despotricamos cuando los chaveas E.S.O. dicen barbaridades en los exámenes!!, ¡que les aprueben a todos las matemáticas este año!

Gracias D. Rogelio, me ha servido Usted hoy una venganza....laaaargamente anhelada!!

Saludos...claros y evidentes!!

J. Rogelio Rodríguez dijo...

HOla Rowen.

Bueno, yo esperaba que hubieses comenzado ya tus clases de chino (je, je).

Gracias por tu visita. Luego paso por tu blog.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Bueno, comandante. No se me queje usted.

Es cierto que el racionalista Descartes resuelve la idea de Dios, su existencia, de una manera no demasiado elegante. Parece como un remedo de salvación de la idea de una divinidad fundamental, por si acaso... Pascal, sin embargo, tiene otros fundamentos religiosos que usted, seguro conoce.

En fin, Don Atila. Celebremos la existencia de estos grandes pensadores, cada uno ocupando un lugar en la Historia del pensamiento. Y no sea tan duro con las tesis formuladas en el pasado, hombre. (Si se me pone así con Descartes, no sé qué hará usted si se me ocurre elogiar a Anaxímenes o a Tales de Mileto).

UN abrazo.

janys dijo...

Amigo Rogelio; cómo he estado pensando en ti, es que me llegó un correo donde describen a la perfección lo que es ser "panza verde"; en la primera oportunidad te lo mando. Me da gusto que te hayas divertido en el teatro, en verdad fue una buena decisión asistir. de filosofía no sé nada pero lo importante es que te haya gustado. Te mando un beso y un abrazo; hasta luego.

El rincón de Chiriveque dijo...

Una obra interesantísima, a buen seguro, espero que lo pasaras bien, amigo. Un abrazo y piensa, luego existe. :))))

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Gracias por tu visita, Janys y espero ese correo.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Si la puedes ver, no lo dudes, Chririveque.

El propio Flotats ha dirigido y protagonizado la versión en catalán.

Un abrazo.

Manuel dijo...

"Prefiero equivocarme creyendo en un Dios que no existe, que equivocarme no creyendo en un Dios que existe. Porque si después no hay nada, evidentemente nunca lo sabré, cuando me hunda en la nada eterna; pero si hay algo, si hay Alguien, tendré que dar cuenta de mi actitud de rechazo".
(Blaise Pascal)
No se equivoca. Sólo la apuesta más arriesgada tiene alguna posibilidad de romper la banca. ¿No resulta emocionante?
Un abrazo.

Atila el Huno dijo...

No puedo ver el riesgo en la apuesta de Pascual, sino más bien retraimiento y conservadurismo. Prefiero la apuesta de Smith que aquí copi-pego de la Wikipedia:

1. Dios no existe. En este caso, los ateos estarían en lo correcto, por lo tanto serían los creyentes los que habrían perdido gran parte de sus vidas y de sus esfuerzos en agradar a un ser inexistente.

2. Dios es un ser impersonal (deísmo). Dios creó el Universo y luego lo dejó a su suerte, sin intervenir en él. En este caso, ni el ateo ni el creyente tienen razones para preocuparse, pues este Dios ni premia ni castiga. En dado caso, aún los perdedores continuarían siendo los creyentes, pues habrían perdido gran parte de su esfuerzo vital en adorar a un Dios que no les escucha ni les presta atención alguna.

3. Dios existe y es un ser moralmente elevado. En este caso, Dios no podría castigar a ningún ser humano que cometiera errores de conciencia honestos. Si la razón es la que hace llegar a la conclusión al hombre que Dios no existe, este no debería tomar represalias contra él. De hecho, quien más preocupado debería estar es el creyente, pues la lógica en términos básicos debería llevar al ateísmo, por lo cual la creencia ciega y deshonesta en Dios sería para Él un gran pecado.

4. El Dios de los cristianos es el correcto, con su actuación moral y éticamente reprobable, que castiga a todo aquel que se atreve a dudar de Él, aunque esta duda esté basada en la lógica y la razón. Así, la vida de cada persona no sería importante, sino la simple adhesión a la creencia de Dios sea esta por razones honestas (escasamente hay quienes creen en dios como consecuencia del razonamiento y la meditación profunda en ese aspecto) o deshonesta (la mayoría, según Smith, lo hacen por la apuesta segura, por temor al infierno o por simple herencia cultural). Sin embargo, este Dios reprobable desde el punto de vista moral, podría fácilmente también convertirse en un Dios traicionero respecto a los cristianos pues, suponiendo que este disfrutara de alguna forma con el sufrimiento humano y no importaran para él las virtudes humanas, no habría en tal caso ningún impedimento para suponer que también lanzara a los cristianos al infierno, ya que para una mente inmoral la traición puede convertirse en un elemento de diversión.

Dadas todas estas argumentaciones, según Smith más sólidas que la apuesta de Pascal desde el punto de vista de la lógica, Smith invita a rechazar la renuncia a la razón que supone necesaria Pascal y predice que, basada en esa lógica, la conclusión más honesta en la que puede desembocar el hombre es en el ateísmo.

Maestrooo!! queremos otra entrega templaria!!!

Saludako

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Resulta emocionante, sin lugar a dudas. Es la avantura del pensamiento humano, de su fortaleza, de su debilidad: de su voluntad de verdad y de poder.

Un abrazo, Manuel, y muchas gracias.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Muchas gracias por avivar la polémica (intelectual), Rey de los Hunos.

YO creo que la apuesta de Pascal sí supone un riesgo. Precisamente ése: el que pase a la Historia del Pensamiento, más como un pensador inundado por sus sentimeintos de fe que como un hito imprescindible en el desarrollo de las matemáticas (por ejemplo).

En cualquier caso, las tesis de Smith sobre la existencia (o refutación de la misma) de Dios es sencillamente sobernia. ¿Empisismo? ¿Racionalismo? En fin,... la gran ruptura que supone el siglo XX (sobre todo sus comienzos) en la Historia del Pensamiento, nos dejará grandes incertidumbres, que permiten reconsiderar nuestra relación con la Naturaleza, el Cosmos, y... ¿Dios?

UN abrazo.

(Le prometo otra próxima entrega tenmplaria esta semana)

García Francés dijo...

Siempre me pasa lo mismo con usted, D. Rogelio. Vengo tan dicharachero a su admirado blog para comentar alguna parida y me deja usted obnubilado con un retazo de CULTURA de la de verdad.

Música exquisita, un libro que hay que leer, una obra de teatro a la que debiera asistir. Y hasta es capaz de hacer que El Rey de los Hunos deje de afilar la espada y participe pacífico en este nuevo convento de los Mínimos que se han organizado ustedes.

Gracias por sus palabras en mi blog, D. Rogelio.

Finalizados los Encuentros Eróticos de Otoño para relato y poesía, aquí están los resultados.

Relatos más visitados de los Encuentros Eróticos de Otoño

Espero la decisión de ustedes sobre si desean abrir la convocatoria para celebrar los Encuentros Eróticos Decembrinos.

La verdad, a la vista de este despliegue filosófico, dudo si soy guarro o literato. Pero, les agradezco el rato que me han echo pasar.

Un saludo admirado, amigo mío.

Atila el Huno dijo...

D. Rogelio!!

algo pasa con la página www.supportdenmark.com; llevo días intentándolo peeeero no se abre.

Se quejará el Comandanteee!!!, será.., el muy...que ha convertido su casa en un lugar de perdicióoooon...voy a hacerle una visitilla pa ver si ha puesto alguna moza de buen ver....ahora que no me ve la yegua!!

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Mil gracias por su visita, Don Alfredo. Después paso a visitarle.

Grcaias por sus palabras y enhorabuena por los "Encuentros Eróticos de Otoño para relato y poesía". Una iniciativa reconfortante, amigo mío.

UN fuerte abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Es verdad, Don Atila. No se puede acceder a la página de Support Denmark.

EN fin, a ver si solicionan los problemas técnicos.

Un abrazo.