martes, 8 de diciembre de 2009

Apoyo a Hermann Tertsch


Hace unos minutos que me acabo de enterar de la siguiente noticia: “El periodista y colaborador de ABC Hermann Tertsch se encuentra hospitalizado tras sufrir una agresión la noche del pasado lunes por parte de un desconocido, según informaron a Europa Press en fuentes de Telemadrid.
Como consecuencia de tal agresión, el conductor de 'Diario noche' permanece ingresado en el Hospital de Madrid con "dos costillas rotas y un pulmón encharcado". Tras recibir "una patada por la espalda", el periodista acudió al hospital, al que debió regresar tres horas después porque las molestias aumentaron y no podía dormir.”

Me viene a la memoria el reciente comentario de mi amigo Don Alfredo, en su blog, a propósito de una bromita (por decirlo de alguna manera) del otrora sagaz humorista y showman (condición que, a mi entender, ha traicionado netamente en los últimos años, eligiendo un sectarismo simplote y partidista) el Sr. José Míguel Monzón o Gran Wyoming. Éste se recreaba en un comentario editorial de Tertsch en su Diario de la Noche que, por cierto, yo mismo escuché (me refiero al editorial de Hermann Tertsch). "Mataría a 15 pacifistas"; ésta es la bromita del (pretendido) humorista. Ni que decir tiene que el conductor de Diario de la Noche va a emprender acciones judiciales contra Monzón.

Necesitamos más datos sobre la agresión a Tertsch, antes de despacharnos con acusaciones fáciles o inmediatas, como las que espetaba el diputado Martínez Pujalte (PP) hace unos minitos en Intereconomía, señalando la responsabilidad “casi” directa del Grupo editorial para el que trabaja el otrora sagaz humorista. Es pronto, repito, para establecer conclusiones apresuradas. No obstante, es exigible una rectificación pública del showman madrileño (de Prosperidad, para más señas) y una condena explícita de la agresión.

Seguiremos comentando este tema a lo largo de la semana.

15 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Volvemos a los dias anteriores a las elecciones del 2004 cuando se agredió a los militantes del PP y se atacaban sus sedes.
La izquierda está en una espiral de violencia que se ve en los intentos de agresión a Güemes por los "liberados" sindicales en Madrid o lo acontecido con Hertsch.

El bufón Wyoming jalea,provoca e incita a que cualquier "chekista" y miliciano vocacional agreda a Tertsch, e incluso lo llama asesino.
¿Qué será lo próximo?.

Atila el Huno dijo...

D. Rogelio!!

Ya sabe como soy yo...de manera que me precipito a asegurar que estamos ante el típico caso en el que un menda dibuja una diana y un zumbao arrasa el objetivo.

No veo que "guallomin" haya hecho alusión al tema en su blog, se ve que está satisfecho.

Saludos!

Rubín de Cendoya dijo...

Rogelio, esto tiene cada día peor pinta.

Hay mucha gente que aún no quiere enterarse; mas lo cierto es que, no se si sólo por culpa del gobierno, cada día la convivencia está más difícil.

Esperemos que se recupere el bueno de Hermann Tertsch y que se haga justicia.

Saludos

Bárbara Paraula dijo...

Hola Rogelio,
toda la razón, lo acabo de comentar. Me parece sureal que nadie use el show (patético, sí) del wioming como ideario para un activismo violento. No he visto esta noche el intermedio, igual se han manifestado.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Al final, si no ponemos TODOS un mínimo de sensatez, vamos a recordar los tiempos de la checa.

Vivir para ver. (Hasta el momento no he visto ninguna disculpa-solidaridad de Monzón).

Un cordial saludo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Yo creo que debemos mantener un poco de mesura. Pero, en fin, amigo Atila, igual tiene usted razón.

Asco de país. (¿Dónde está la solidaridadde Monzón?).

Abrazos.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Pues sí, Rubín, esperemos que se haga justicia.

La verdad es que el incidente es aterrador.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola Bárbara.

Ahora me paso por su blog. La verdad es que yo me inclino por escindir a Monzón de cualqioer responsabilidad en el acto violento. Otra cosa es su "gracia" descalificando a Tertsch. Eso sí es denunciable.

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fidelio en el bosque animado dijo...

Hola Rogelio! Por fin por estos lares, amigo. Te felicito por esta entrada. Ni que decir tiene que contais con todo mi apoyo. Me quedé estupefacto cuando escuché la noticia de la agresión. Es gravísimo. Como siempre, la misma pregunta: si hubiera sido al revés...cuántos se habrían movilizado. Qué asco de país!

UN fuerte abrazo!

García Francés dijo...

D. Rogelio, cómo no estar de acuerdo con que la política de nuestra nación ha perdido el espíritu de la Transición para recobrar el de la dialéctica de las patadas. Eso al menos y esperemos que la violencia se detenga ahí.

Más adelante, tras el punto de no retorno, será dificil parar.

Un gran abrazo, amigo mío.

El rincón de Chiriveque dijo...

Condeno totalmente esta salvaje acción. Simplemente me queda una duda, ¿todos los que rechazan esta acción hicieron lo mismo el día en que Santiago Carrillo fue brutal y cobardamente agredido (recordemos su edad) el día de su "honoris causa" alentado todo y justificado por cierto periodista en base a anécdotas de la Guerra Civil?...

Por otra parte, quede claro que el humor de Wyoming en este caso es bastante discutible y además irresponsable a todas luces.

Un abrazo, amigo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Un placer volver a tener noticias tuyas, amigo Fidelio.

Es cierto: si la agresión la llega a sufrir otra persona de ideología "progresistea" la repercusión mediática habría sido distinta. Por otra parte, la repercusión en Madrid ha sido, en general, importante.

Luego paso a visitarte.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

¡Qué razón tiene usted, Don Alfredo! Al final, cuando se impone la dialéctica de las patadas, o mejor aún, la del insulto inmediato, se alcanza un punto de no retorno que genera una atmósfera irrespirable.

Un fuerte abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Comole decía a Fidelio, es un placer volver a tener noticias tuyas, amigo Chiriveque.

Es posible que a una parte de los que apoyan a Tetsch les importara un comino la agresión a Carrillo. Yo la condeno igualmente.

Una cosa es manifestarse dialécticamente frente a un periodista, político, escritor,... y otra bien distinta la agresión física o verbal.

Espero que no hayamos llegado todavía a ese punto de no retorno que indicaba Don Alfredo.

Un fuerte abrazo.

Es cierto: si la agresión la llega a sufrir otra persona de ideología "progresistea