lunes, 14 de diciembre de 2009

Ciudadano Monzón


El ciudadano Monzón (Gran Wyoming, es su nombre artísitico; yo prefiero llamarlo Monzón, su apellido según el DNI. Además, dado su antiamericanismo manifiesto, le daría igual Dakota, Ohio, Colorado, o Wyoming,…) dice sentirse agraviado. ¿Qué digo agraviado? Se siente una víctima.

Y no le falta razón: me explico. El ciudadano Monzón, que a todos (o casi todos) nos ha hecho reír con su humor, un humor brillante, con dosis de genialidad (muy original, desde luego) sagaz, en ocasiones; el ciudadano Monzón viene prefiriendo, desde hace algunos años en concentrar su talento al servicio de su supuesta parroquia ideológica. Cosa triste, la verdad, por lo que de sectario se manifiesta.

Desde su columna en el ¿diario? “Público” o desde La Sexta, el ciudadano Monzón dedica sus gracias (otrora brillantes, hoy de cutrez gris, por facilonas) a poner a caer de un burro a la terrible “derecha española” ( a saber, a ese conglomerado político en torno al PP -¡La caverna!- y que tiene como modelos principales a los filofascistas Aznar y Aguirre… sí, ésa a la que denominan la “lideresa”). A eso se dedica Monzón en los últimos tiempos, junto con alguna actuación en directo para un público más reducido y –entiendo- más exigente que su parroquia televisiva.

Personalmente me importa un comino lo que diga o deje de decir el ciudadano Monzón en sus homilías progre-sectarias de la Sexta. O en sus encíclicas de pretendida laicidad, en el ¿diario? antes referido.

Lo que no me importa tanto es que, una vez consumada la chabacana manipulación que le dedicó al periodista y comentarista Hermann Tertsch, desde su púlpito televisivo, (una manipulación que no tiene nada de graciosa, ni de brillante y sí de una gratuita calumnia e innecesaria mala leche) no haya sido capaz de pedir disculpas. Sobre todo por lo que de agresión a la inteligencia suponía esa manipulación. A la inteligencia de su público (feligreses o no). No ha dicho ni mu, hasta la fecha. Al igual que su grupo editorial. Tampoco le ha dedicado un mensaje de apoyo -mínimo- tras la agresión sufrida por Tertsch. (Y, por favor, que nadie me malinterprete. Tengo claro que la gracia de Monzón no guarda relación alguna con la agresión al periodista(.

Por todos es sabido (o por casi todos) que el periodista Hermann Tertsch fue brutalmente agredido el pasado lunes y se encuentra hospitalizado hasta la fecha (el periodista tiene dos costillas rotas y a consecuencia del golpe que recibió se le encharcó un pulmón). Mientras algún botarate (muy pocos, eso sí) habitual de los medios anti-ZP se ha apresurado a vincular la agresión a Terstch con la “gracia” de Monzón, el propio Hermann acaba de declarar que no ve ninguna relación directa entre ambos hechos (reitera, eso sí, su demanda contra el “showman”).

Lo lamentable, y éste es el origen de mi entrada, es que en el discurso final de la manifestación de liberados sindicales el pasado sábado, en el manifestódromo (entiéndase: en el centro de Madrid), Monzón se autodefinió como víctima. ¿Víctima de qué, o de quiénes? Ya se sabe. De la derecha más montaraz, de sus medios afines, de Esperanza Aguirre -¡cómo no!-,… en fin, lo de siempre. Sólo le falto remontarse a Don Pelayo o a Viriato como padres de la derechona española.

La verdad es que, meditando bien el caso, tiene cierta razón Monzón. Sí. En efecto, es una víctima. Pero no de “la derecha”, o del espíritu de Viriato (o el de Felipe II,..o Felipe V , que ya puestos). No. Es víctima de su propio sectarismo. Ese es tu enemigo, ciudadano Monzón. No te engañes, ni pretendas engañarnos.

30 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Lo de Monzón no tiene nombre.
No sólo no se ha disculpado ni ha pedido perdón, si no que tiene la basoluta desvergüenza de erigirse en "víctima" cuando hay un periodista postrado en un hospital con tres costillas rotas,apaleado y con un pulmón dañado.
Esta estrategia vergonzosa de Monzón, obedece a mi juicio a tratar de aglutinar a su lado a toda la extrema izquierda que ha vomitado odio y bilis contra Terstch, y que ha sido capaz de inventarse de que se trataba de una reyerta entre chaperos.

Cuando se alcanzan esos niveles de vileza, de sectarismo, estamos a cinco minutos de que nos encontremos con la situación que padece Italia, y que se ve en la agresión brutal sufrida por Berlusconi.

Gutiforever,colaborador de mi blog y que reside desde hace quince años en Roma, decía el otro día que"han sido varios los periodistas que han recibido agresiones por parte de militantes y simpatizante de izquierda,al igual que diputados y concejales del partido de Berlusconi y de la Liga Norte.

A Berlusconi se la tienen jurada, y hasta que no abandone la presidencia no van a parar.
Lo peor,es que esta tendencia de radicalización se ha instalado como norma de intimidación, como pauta de comportamiento en al vida diaria.
Raro es el día en que alguien no ve como le han destrozado el coche,ha recibido llamadas y mensajes amenazantes, o como un amigo mio,concejal aquí en Roma, una bala en una carta con su nombre".

Aquí,querido Jose Rogelio, estamos a cinco minutos de esa situación.

MAIS CARGADA DE BOMBO dijo...

Roge, tu ves lo que ves, osea, lo que quieres ver.

El Gran Wyoming (que no se a que viene esa mania de andar rebautizando a la gente y las ciudades) "concentra su talento al servicio de su supuesta parroquia ideológica" al igual que muchos otros, por ejemplo El país, El Mundo o tú.

Ese supuesto "¿diario?", que lo es porque sale todos los días, y no lo es menos por criticar a quienes ellos lo decidan, igual que lo hacen muchos otros, como hacen El Mundo, La Razón, ABC, La Cope, ...

Si cres que es una campaña de autobombo, estás callendo en su trampa y deberías obrar en consecuencia; pero el dedo de Doña Espe apuntó muy alto y muy claro, y Gyoming se defendió. Por cierto si tan en contra estás de las campañas de difamación de unos periodistas contra otros te recomiendo desde mi más humilde y sesgada opinión (por que yo de la neutralidad me río mucho) se la podrías dedicar a El Gato de Intereconomía y su campaña contra "el supuesto médico"

Saúde

MAIS CARGADA DE BOMBO dijo...

Natalia

Tu no conoces a nmingún militan de derechas que haya agredido a nadie de izquierdas ¿??????

En fin... "non hai máis cegeo que quen non quere ver"

EMITIENDO PARA TODA LA GALAXIA dijo...

Por favor poned el nombre de los dos protagonistas de esta noticia en el Google, y a ver quienes son los que acusan y quienes los acusados...y incluso ciertos comentarios de la "víctima" (hay uno sobre "los moros" que ya dice todo del individuo),que incluso amenaza...
Biocs Roge

EMITIENDO PARA TODA LA GALAXIA dijo...

Biocs no Bicos

Natalia Pastor dijo...

MAIS CARGADA :
¿Me puedes decir algún político de izquierdas,sindicalista o periodista que hay sido agredido en este país?.
No,¿verdad?.

Por que yo si te puedo nombrar las agresiones a Güemes por parte de los sindicalistas "liberados", las amenazas a Gloria Lago de "Galicia Bilingüe"(seguro que la conoces...),las amenazas de muerte a Esperanza Aguirre en Facebook.
Y podría remontarme a lo acontecido en vísperas de las elecciones del 2004 cuando se atacaban las sedes del PP y se agredía a sus militantes y dirigentes.

Efectivamente,no hay más ciego que el que no quiere ver.
Ahí tienes toda la razón.

Bárbara Paraula dijo...

Sinvergüenza,
tan sencillo como: nuestro apoyo al periodista Testch en su hospitalización y nuestra condena a cualquier forma de violencia política.........
Y quedaría como un Señor humorista.

En fin, Rogelio, venía a decirte también que cierro el blog, muchas gracias por todas las veces que has ido a visitarlo.

Nos veremos por Naranjas de la China.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Buenas noches Natalia.

Como comentaba en la entrada, yo no entiendo una relación directa entre la agresión a Terstch y la “gracia” de Monzón. El mismo periodista se ha desmarcado de esas interpretaciones.

Otra cosa es lo deleznable que resultan este tipo de “bromitas”, sobre todo teniendo en cuenta la afición a la simplificación de la que hacen gala una buena parte de nuestros conciudadanos.

La actitud del propio Monzón, la resume muy bien Bárbara: “tan sencillo como: nuestro apoyo al periodista Testch en su hospitalización y nuestra condena a cualquier forma de violencia política.........
Y quedaría como un Señor humorista”. Creo que no se puede decir mejor.

Eso sí, Natalia, espero que –todavía- no estemos “a cinco minutos” de la situación que describe Gutiforever. Eso espero y quiero creer.

Un cordial saludo.

Atila el Huno dijo...

D. Rogelio!!

A mi me parece acongojante, por no decir algo más disonante, cómo os tomáis los iberos eso de la alternancia política. Me recuerda a aquellos guerreros conjurados a muerte en torno a su líder; irreductibles y siempre dispuestos a hacer girar la falcata sin otra motivación para el ataque que la simple visión del tótem del escudo del "enemigo" (con comillas o sin ellas).

Aún así, no querría yo gentes así en la horda. Pues si bien son perfectos para la milicia por impulsivos, rabiosos y serviciales en la defensa de su amo, carecen por contra de las cualidades necesarias para construir los cimientos de una sociedad de ciudadanos libres, juiciosos y cooperativos.

Apañároslas como podáis!!

Firmado: Atila el Otro...que el Huno, mi belicoso gemelo, está preparando una celada allá por las tierras de Barcino.

Saludos...del Huno y del Otro!!

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Mais Cargada de Bombo.

Respondo a tus comentarios (no lo haré uno por uno, para no aburrirte, pero me centraré en los que creo más importantes).

1.“Roge, tu ves lo que ves, o sea, lo que quieres ver.” Hombre, si esa es tu interpretación de la frase sofística “El hombre es la medida de las cosas” (Gorgias), pues vale. Ahí sí puedo estar de acuerdo. He de decirte que trato de ver las cosas desde diferentes perspectivas. Al menos aspiro a ello.
2.“El Gran Wyoming (que no se a que viene esa manía de andar rebautizando a la gente y las ciudades)”. Bueno, MCdB, yo no rebautizo a nadie. Ignoro si Monzón está o no bautizado, es más, me importa un comino. Lo que sí tengo claro es que en su DNI figura como José Miguel Monzón. Pues eso: Monzón, sin más. No lo he rebautizado como “Dakota”, “Ohio”, “Colorado”… Simplemente utilizo su apellido (que figura, en su DNI). Y en lo referente a “rebautizar las ciudades”, lo dejamos para otra polémica, si no te importa. Eso sí, espero no molestar a nadie escribiendo Pekín, en vez de Beijing, o Londres, en vez de London, …u Orense, en vez de Ourense.
3.“"concentra su talento al servicio de su supuesta parroquia idológica" al igual que muchos otros, por ejemplo El país, El Mundo o tú. “ Hombre, creo que en este punto te has equivocado. Me explico: El País, El Mundo, ABC, La gaceta,… pueden tener su parroquia o no (yo creo que no); y, desde luego, no creo que concentren su talento -el de sus redactores, etc.- para tener contenta a su parroquia. Eso mantengo sobre El País y ABC, periódicos que leo con cierta frecuencia. Ahora bien, lo que no me parece adecuado es que digas “o tú”. Mira, mi talento (si es que tengo alguno) lo concentro en mi trabajo, que no es el de un periódico. Esta bitácora, evidentemente no lo es y, desde luego, mis amigos y visitantes distan mucho de constituir “una parroquia”
4.“Ese supuesto "¿diario?", que lo es porque sale todos los días, y no lo es menos por criticar a quienes ellos lo decidan, igual que lo hacen muchos otros, como hacen El Mundo, La Razón, ABC, La Cope, ... “ Sigo manteniendo mi opinión sobre ese “diario”. Es un caso muy especial de sesgo, de sectarismo, y de mala calidad en la información. Especialmente en sus titulares, que me parecen de broma. Y mal escrito, por lo general. En el tema de la crítica de ese ¿periódico? a “quienes ellos decidan”, como hace El Mundo, La Razón, ABC, La COPE,… Yo puedo opinar sobre todo de ABC. ¿Sesgo ideológico? Sí, aunque menos que en la época de Anson. Desde luego su calidad periodística me parece muy superior a la del ¿diario? referido. Y lo mismo digo de La Razón, El Mundo, y otros tantos (Diario Vasco, La Gaceta, La Vanguardia)
5.“Si cres que es una campaña de autobombo, estás callendo en su trampa y deberías obrar en consecuencia”. Lamento no poder comentar este punto, pero no entiendo lo que quieres decir aquí.
6.“Pero el dedo de Doña Espe apuntó muy alto y muy claro, y Gyoming se defendió”. Esperanza Aguirre no debió decir lo que dijo, por dos motivos: porque resulta un señalamiento crispador y porque nos representa a todos los madrileños (o eso debiera) y Monzón es madrileño, de Prosperidad, para más señas.
7.“Por cierto si tan en contra estás de las campañas de difamación de unos periodistas contra otros te recomiendo desde mi más humilde y sesgada opinión (por que yo de la neutralidad me río mucho) se la podrías dedicar a El Gato de Intereconomía y su campaña contra "el supuesto médico"”. Bueno, aquí tengo varios comentarios. El primero: que no te quepa duda, estoy en contra de estas campañas de difamación (por cierto, te faltan las multicampañas que J. González dedica a Intereconomía, ABC, La COPE,… en su programa de los sábados. Ese si es un ejemplo de difamación "de baja intensidad", por si las moscas). El segundo: yo no me río de la neutralidad. Yo creo que es importante militar en la crítica, pero desde el mayor distanciamiento posible. El tercero: gracias por la sugerencia.

Saludos.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Bicos para ti también, Emitiendo.

Mira, yo llevo leyendo a Hermann más de quince años. Primero en El País y ahora en ABC.

Sus comentarios sobre política exterior, especialmemte sobre Centroeuropa (sus análisis sobre los conflictos balcánicos de finales del XX -en El País- me parecieron antológicos).

En cuanto a sus comentarios en política nacional, su tono se desliza, algunas veces, han sido sesgados. Pero en muchas ocasiones inteligentes y críticos (sea Gobierno u Oposición).

Bicos de nuevo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

No puedo estar más de acuerdo, Bárbara. Habría sido lo normal y lo esperable. LO gratuito es empecinarse en el victimismo.

Un abrazo y vuelva usted pronto.

J. Rogelio Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
J. Rogelio Rodríguez dijo...

Don Atila.

No sé por quién lo dice usted.

Mire, yo no tengo un líder al que siga de manera fiel. Ni tampoco considero que la alternancia política sea garante de la democracia a la que aspiro.Y mucho menos "tengo motivación para el ataque que la simple visión del tótem del escudo del enemigo". Simplemente algunas manifestaciones me parecen repugnantes, precisamente por ello, porque son el germen que destruye la posibilidad de "construir los cimientos de una sociedad de ciudadanos libres, juiciosos y cooperativos".

En fin, no sé si se refería a mí. Si es así, creo que o me he expresado mal o me ha entendido usted mal.

Saludos, Rey de los Hunos.

vatará dijo...

Bueno en resumen por lo que se ve la cosa está así: los que os hacéis llamar liberales (que no de derechas) pensáis que la culpa de que pegaran al periodista a las tantas de la mañana en un pub, es del Sr. Monzón...
Bueno los de Intereconomía, que tamíén se denominan liberales, como los de Tele Madrid, piensan que los negros son un peligro usando condones porque son analfabetos...
No me gusta nada cómo pensáis, seais liberales o no.

Atila el Huno dijo...

Joé D. Rogelio, evidentemente no iba por Usted. Me refiero a los inquebrantables juramentados de uno y otro bando. En el caso que tratamos, pues al güallomin y, en general, a todo aquellos que aún viendo comportamientos totalitarios y corruptos en sus líderes políticos, los siguen defendiendo pues porque...yo soy del....(añada Usted el partido/ideología que corresponda)

Aclarado queda, ¿no?

Saludos desde el Tibidabo!!

Natalia Pastor dijo...

Pues me parece,J.Rogelio, que ya hemos llegado.
Fíjate lo que ha pasado a este bloguero que ha sido brutalmente agredido.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Aclarado, Rey de los Hunos.

UN cordial saludo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

La verdad es que hay que andarse con ojo, si el caso que me remites, Natalia, se sigue extendiendo.

NO puede ser más explícito, el Vikingo, y desde luego su estilo dialéctico dista muchísimo de el que tengo como referencia. Pero otra cosa es que ase agreda a alguien por decir lo que piensa. Ahí, en ese punto, el Vikingo tiene mi apoyo.

Gracias por tu visita.

García Francés dijo...

Veo con gusto que mantienen un debate acalorado. Yo tengo una propuesta, sólo una.

¿Podríamos presionar todos para que el Congreso prepare una específica "Ley contra la Violencia Política"?

Creo que una buena temporada en la trena calmaría muchos ardores violentos.

Y respecto a Mario Conde, D. Rogelio, eso quise decir, que para muchos jóvenes fue un auténtico ejemplo de triunfador a imitar en los 80 y 90.

Luego, vino la cárcel, como para Ruiz Mateos, otro personaje insólito. Un día contaré una anécdota sobre JMRM.

Y, desde luego, tras la muerte de su esposa, parece evidente que el Sr. Conde ha cambiado. Se ha humanizado y exhibe una faceta culta que escondía.

Yo fui contratado por Mario Conde en un par de ocasiones y siempre se mostró como alguien muy prepotente. Hoy, me sucede como a usted, despierta mi curiosidad y me gustaría tomarme unos tragos charlando con él.

Un abrazo, querido.

Carlos Díez dijo...

Estoy completamente de acuerdo con la entrada y con su tono mesurado. Monzón tiene más talento que la mayoría de los que van de artistas, si bien es cierto que ha ido perdiéndolo por aferrarse a chistes manidos siempre contra los mismos y por potenciar su rol de "opinion maker", total, para luego acabar de vocero sindical diciendo las mismas chorradas que podría decir cualquiera, previsibles y superficiales. No obstante, la reacción de algunos culpándole de la agresión a Tertsch es infame.

Y por supuesto, en el debe de Monzón y la empresa que le paga queda algún comunicado hacia Tertsch que cumpliera con un mínimo de caballerosidad o humanidad al menos.

=========================

Sobre la agresión al Vikingo, la verdad es que desde el principio me pareció una historia extraña y algo inverosímil. Las posibilidades de localizar a alguien a través de un nick son muy escasas. Somos pocos los bloggers que usamos nombre y apellidos. La foto que "ilustra" el extraño relato de la supuesta agresión tiene un nombre que buscado en google images aparece en otros dos blogs ilustrando entradas de hace unos meses, una, y de hace más de un año, otra. Suficiente para sospechar sobre la verosimilitud de la historieta. Y ante hechos tan graves, considero que la carga de prueba la tiene quien afirma.

Saludos.

El rincón de Chiriveque dijo...

A vueltas con lo mismo, amigo. Sigo siendo admirador de Wyoming, lo que ocurre es que esta vez la cosa se le ha ido de las manos, y esto nos puede pasar a todos, lo que no quita que justifique estas palabras autovictimizándose, del todo desafortunadas...

Que le tenga manía a Esperanza Aguirre o a Telemadrid es otra cosa (ya somos dos) pero lo que no puede es cargar contra los de siempre como mera justificación de sus gravísimos errores.

Un abrazo amigo y esperemos que hoy el Barça sea campeón del mundo. :)))))

DESDE RUSIA CON AMOR dijo...

Posiblemente sean más imparciales en tus amadas Telemadrid e Intereconomía. Cada vez que entro en este blog me dan arcadas por lo despectivo del lenguaje y lo parcial de tus comentarios.
Está visto que el nivel de estudios no tiene porque ser proporcional al nivel de educación.
Hay formas mucho más elegantes de criticar a los que no piensan como tú.
Este lenguaje me recuerda a otras épocas.Si, no te escandalices TU LENGUAJE ME RECUERDA A OTRAS ÉPOCAS, tú que presumes de liberal, tienes un fondo ultraconservador que no te das deshecho de él-

Rowen dijo...

Hola Rogelio
¿Cómo estás?
Ví luz y entré (jaja)
No lo conozco a Monzón, pero, parece que no me pierdo nada eh!!
besitos :)

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola Chiriveque.

Ante todo enhorabuena (no me hagas decir "Visca Barca"; es duro para un madridista...) LO que acabade hacer el equipo de tus amores es histórico.

Sobre lo de Monzón, creo que está todo dicho. No tengo exactamente la misma opinión que tú (yo sí veo una actitud marcadamente sectaria en el showman), pero denotas un sentido del equilibrio que otros quisieran.

UN abrazo, amigo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Desde Rusia con ¿amor?

(Si hay tal amor, no es evidentemente, el que denotas con tu comentario).

Mira, vayams por partes:

1. "Posiblemente sean más imparciales en tus amadas Telemadrid e Intereconomía". Soy asiduo seguidor del telediario de Tertsch en Telemadrid. Como lo fui del de Dragó o del Germán Yanke. Y no tengo que pedir perdón por ello.
No soy ni seguidor ni "amante" ni nada paracido de Intereconomía (ni de la Gaceta, su diario de cabecera; sí lo soy de El País y del ...¿El Mundo?; no: de ABC).

2."Cada vez que entro en este blog me dan arcadas por lo despectivo del lenguaje y lo parcial de tus comentarios". ¿De veras? ¿Incluso en las entradas de Cosmología, o las de Literatura? ¿También te sucede con mis entradas sobre cine, arte en general,...? La verdad es que lo tienes muy fácil: no entres más, si esto te provoca "arcadas". Yo lamentaré perder a un lector discrepante, pero, ya sabes: la salud es lo primero, ¿no?

3. "Hay formas mucho más elegantes de criticar a los que no piensan como tú". Seguro, pero yo tengo la mía. El ciudadano Monzón y otros sectarios del pensamiento único-progre sí que me provocab arcadas, por lo sectario de sus planteamientos. Y yo me rebelo contra eso.

4. "Este lenguaje me recuerda a otras épocas.Si, no te escandalices TU LENGUAJE ME RECUERDA A OTRAS ÉPOCAS". ¿A cuáles? ¿A la de Franco? ¿A la de Primo de Rivera? En fin...

5."Tú que presumes de liberal..." No presumo; lo soy, en lo político y en lo económico (más cerca de Hayek que de Rothbard)

6. "Tienes un fondo ultraconservador que no te das deshecho de él..." La verdad es que no sé a qué te refieres. ¿Qué es "ultraconservador? ¿Respetar la relifgión cristiana? ¿Defender el pensamiento crítico frente al intervencionismo de los estados modernos? ¿No pasar por tragarme las bobadas progres o no que circundan nuestra política nacional?

En fin, lamentaré perder un visitante; pero con tal de no provocar arcadas...

Un saludo.

Thorshavn dijo...

Don Carlos Diez, si le parece una "historieta" que a alguien le partan la nariz y una mano por criticar la actuacion de un politico, alla usted. Y si no quiere creer algo evidente, tres cuartos de lo mismo. Una denuncia contra el agresor esta en marcha, alli se depuraran responsabilidades. Si usted quiere tildar de mentiroso a todo el que no piense como usted, es su problema, pero espero que tenga la conciencia tranquila. A mi sinceramente no me hace ni puta gracia sufrir una agresion y que luego alguien que no me conoce absolutamente de nada quiera dudar sobre ella.

Por cierto, la foto, obviamente es robada de internet, la gran red, como todas las que ilustran mi blog, por si no se ha dado cuenta. Y es que no llevaba en el momento de la agresion una camara encima ni como comprendera me apetecia ponerme a sacar fotos del evento.

Ni me conteste, no lo voy a leer, gracias.

García Francés dijo...

D. Rogelio, espero que las nieves de este lunes le hayan hecho sentirse niño, lanzar algunas bolas y crear un muñeco con nariz de zanahoria y ojos de botón. Yo tampoco he podido.

El relato sólo trataba de hacerles pasar un rato y, de paso, prevenirles de lo peligroso del empujón fuera de límites.

Espero que sea usted feliz estos días y todos los del próximo año.

Con mi afecto, buen amigo.

Anónimo dijo...

http://www.interviu.es/default.asp
?idpublicacio_PK=39&idioma
=CAS&idnoticia_PK=59536
&idseccio_PK=547&h=
Al final resulta que va tener que pedir disculpas el "ciudadano Herman", los que acusaron a Wyoming de estar relacionado y de pedir disculpas...

Fidelio en el bosque animado dijo...

Querido Rogelio, es imposible objetiva e intelectualmente estar en desacuerdo con el análisis que haces. Otra cosa es que el corazón (léase el sectarismo) nos lleve al refugio de siempre: "sí, sí, pero esos más" o "pues cuando FRanco...", etc, etc, etc. El caso es no dar su brazo a torcer. El caso es no reconocer lo obvio. Y, por supuesto, no se puede ser liberal. Es aludir constantemente al espíritu de Asturias del 34 o julio del 36: hay que estar permanentemente movilizado contra "la derecha". Qué le vamos a hacer!! UN fuerte abrazo, amigo mío!