jueves, 3 de diciembre de 2009

El LHC y los miniagujeros negros



Una de los experimentos que podrían realizarse en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) de Suiza es el de crear un “universo en el laboratorio”. Este experimento está destinado a probar la validez de la teoría de cuerdas, que es –en realidad- una teoría del Cosmos.

Toda esta introducción anterior viene a colación de una serie de noticias que, de casualidad me encontrado en la red. Por poner un ejemplo, ésta misma: “Se ha presentado (www.lhcconcerns.com/) una demanda con el fin de que se deje de usar el LHC (Large Hadron Collider) ya que puede causar: la creación de agujeros negros microscópicos que pueden crecer y engullir materia; la creación de "materias extrañas" que puede contaminar a otras materias; o la creación de "monopolos magnéticos" que pueden iniciar una reacción en cadena y convertir átomos en otras formas de materia.”

Nada más lejos de las intenciones de los físicos. Vamos a explicarlo:

¿Puede el LHC crear agujeros negros? Es algo posible. En realidad estamos hablando de miniagujeros negros, que actuarían como si fuesen partículas subatómicas; de dimensiones comparables al electrón).

¿Serían peligrosos estos miniagujeros negros? No. En absoluto. Por poner un orden de magnitud, los rayos cósmicos golpean la tierra con energías superiores a las de un miniagujero negro, sin efectos nocivos para nuestro planeta.

¿Es nueva esta idea del minagujero negro? Para nada. Un agujero negro del tamaño de una partícula subatómica fue introducida por primera vez por Einstein, en 1935.Para él, el electrón era una "rosca" o "agujeros de gusano" en un espacio curvado que, en realidad parecía una partícula.

También Stephen Hawking demostró matemáticamente que cuando un agujero negro “se evapora” emite durante millones de años energía hasta tener el tamaño de una partícula subatómica.

La física de partículas y la física teórica me interesan desde hace muchos años. Los aceleradores de partículas juegan, desde hace muchos años, un papel esencial en la prueba y refutación de teorías y modelos que pretenden explicar la materia-energía y sus fundamentos (Modelo estándar, supersimetría de partículas, teoría de cuerdas…)

¿Cómo funciona un acelerador de partículas? De una manera simple, en apariencia: acelera un haz de partículas subatómicas (en el caso del LHC, son protones –que pertenecen a la categoría de hadrones o partículas de interacción fuerte-) hasta llegar a velocidades cercanas a la de la luz (99,99999%). Los hay lineales, como el SLAC de Stanford o circulares, como el LHC del CERN. Con estas velocidades, se producen colisiones de partículas que generan radiaciones, subpartículas, etc.
Para entender cómo funciona un acelerador, imaginemos un experimento "mental". Imaginemos que queremos saber cómo es el acelerador de un coche, o el volante, o un asiento, o una pieza pequeña del motor (bulón, émbolos,…) En mi experimento imaginario no podemos acceder al interior de un coche y, sin embargo, qyueremos cocener qaué hay dentro del él... Si provocamos una colisión de dos coches, a altas velocidades, como resultado de esta colisión, tendríamos diversas piezas de éstos esparcidas en torno al lugar del choque. Algo parecido es el fundamento de estos aceleradores colisionadores… (En mi experimento, los coches van teledirigidos, sin conductores, obviamente).

10 comentarios:

Rubín de Cendoya dijo...

Rogelio, la primera vez que leo algo inteligible sobre esto. Dada mi fe en la ciencia y lo descreido que soy de los románticos predicadores del fin del mundo, algo intuía pero nunca leí explicaciones tan claras.

Te has ganado una caña en "Os manolos" si este puente te acercas por "el" rural.

Saludos

Natalia Pastor dijo...

¿Seguro J.Rogelio que no hay ninguna posibilidad de que el mini agujero negro se trague nada?.
Lo digo por incidir en que vaya Zapatero y asista al experimento en vivo y en directo...

Atila el Huno dijo...

D. Rogelio!!

Va haciendo falta ya dejar trabajar en paz a los científicos. Ya sabe cómo nos ponemos de apocalípticos los profanos ponen en nuestras manos retazos de ciencia. Los calentólogos y sus fanáticos son un buen ejemplo de cómo NO se debe divulgar el conocimiento científico.

Recuerde Usted, Maestro, las tremendas reacciones que suscitó entre el personal Verde-Troglodita la decisión de entrar a saco en la Fusión Nuclear.¡¡Espero poder ver el primer reactor autosufciente!!

Jo, creo que voy a coincidir con Dña. Natalia...en lo de super ZePorro...y me reconocerá Usted que este tío sabe lo que no está escrito en materia de crear agujeros!!

Saludos cósmicos!!

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola Rubín.

Celebro que te haya aclarado algo esta modesta entrada.

Lamentablemente no estaré por el rural, como dices. Pero en Noche Vieja seguro que sí.

(No me olvido de la caña). Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Me temo que no, al menos en principio, Natalia... aunque qién sabe: este hombre es capazde romper cualquier modelo de simetría de fuerzas, de conservación de energía, y otras leyes (es especialista en romper las del mercado laboral).

UN cordial saludo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Gracias por la aportación, Rey de los Hunos. La verdad es que ciertas "divulgaciones ecológicas" resultan aterradoras por su nivel falaz y capacidad de divulgación de monsergas.

LO de los agujeros y nuestro Presidente no pertenece a la Física. Tal vez a la Patafísica (0por soltar alguna expresión arrabaliana).

Abrazos.

Rowen dijo...

Hola Rogelio
No terminé de leer el post porque...Porque se me complica, perooo, te digo que vi algo de la teoría de las cuerdas y quedé atrapada eh!!
Te dejo besitos.
Que sigas bien :)

Manuel dijo...

Hay otros mundos, pero están en este.
Y, por cierto, la apuesta más arriesgada es la que contradice la lógica del propio jugador: y, por tanto, le trasciende.
Creo porque es absurdo creer. Y porque, desde luego, soy mucho más que un animal racional. Tal vez un inmenso agujero negro.
La última frontera está ahí dentro, en algún sitio donde es posible vivir sin tener que sobrevivir.
Bah, demasiado corazón.
Un abrazo, hermano Roge.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Mil gracias por tu visita Rowen.

La veerdad es que hay mucho de poético en algunas teorías cosmológicas actuales. La de súpercuerdas "que te atrapa" por ejemplo.

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Tu comentario merece una larga conversación, Manolo. Cosa que espero mantener pronto.

Un abrazo, amigo mío.