lunes, 30 de marzo de 2009

Una pena en observación


(…) Los momentos en los que el alma no encierra más que un puro grito de auxilio deben ser precisamente aquellos en que Dios no puede socorrer. Igual que un hombre a punto de ahogarse al que nadie puede socorrer porque se aferra a quien lo intenta y le aprieta sin dejarle respiro. Es muy probable que nuestros propios gritos reiterados ensordezcan la voz que esperamos oír.

C.S. Lewis - Una pena en observación (Ed. Anagrama).

En 1952 la poetisa norteamericana Helen Joy Davidson Gresham, católica, divorciada y comunista, conoció a Clive Staples Lewis, ya cincuentón, soltero, católico y prestigioso intelectual británico, profesor en Oxford. De este encuentro surgió el amor, pero en poco tiempo Helen enfermó de cáncer y murió, dejando a Lewis sumido en un profundo dolor.

El vacío por la pérdida del ser amado, la impotencia, el recuerdo, la confrontación entre la fe y la búsqueda infructuosa de un sentido a tanto sufrimiento quedó retratado de manera sincera, profunda en Una pena en observación.

La espléndida película de Richard Attenborough, Tierras de penumbra, reconstruye de manera intensa y emotiva la historia de amor entre Helen y C.S. Lewis, protagonizada por un magistral Anthony Hopkins y Debra Winger que confiere credibilidad a su personaje.

Hoy he regresado, después de unos cuantos años, a esta lectura.

sábado, 28 de marzo de 2009

Los enemigos del comercio - Antonio Escohotado (I)

(…) Mahoma critica del judaísmo su pretensión de que el Omnipresente podría limitar sus bendiciones a un linaje. Al cristianismo le imputa la blasfemia de desdibujar la diferencia irreductible entre divino y humano, aunque coincide con Jesús en dirigir su mensaje a “menesterosos y desventurados”, y está sentimentalmente muy próximo al pobrismo evangélico. Común a cristianos y maniqueos es, por último, una insensata condena de “la carne”. Como el Dios de Moisés, el suyo no quiere monacato ni mortificación ascética, sino sólo mesura. El fiel, que será premiado en el Cielo con huríes supremas, tendrá tierra , harenes y una sociedad organizada para que su disfrute ni sea interferido ni desemboque en excesos.

Extracto de “Los enemigos del comercio” de Antonio Escotado (Ed. Espasa).

El texto que encabeza esta entrada bien puede sugerir que forma parte de un tratado comparado sobre religiones. Pero no es así, “Los enemigos del comercio” constituye un extenso análisis sobre la idea del comercio y su evolución a través de la Historia (no necesariamente occidental).


La nota que acompaña la cubierta del libro dice que Los enemigos del comercio” ofrece la primera historia completa del comunismo, que al ir contextualizando sus etapas, expone la evolución paralela del individualismo y el pensamiento liberal. La verdad es que no sé como resumir esta obra, cuyo subtítulo es Historia de las ideas sobre la propiedad privada I (se trata del primer volumen). Quizás, el prólogo me ayude a fijar el punto de partida del autor, o más bien la motivación que originó esta obra: El objetivo, escribe Escotado, era precisar tanto como fuese posible quiénes, y en qué contexto, han sostenido que la propiedad privada constituye un robo y el comercio es su instrumento. A partir de esta idea, el autor desarrolla un pormenorizado (y documentadísimo) análisis que demuestra que el comunismo no es una idea o una forma de pensamiento propia del siglo XIX. Diferentes formas de esta idea se dan en momentos de la Historia (comenzando por las Civilizaciones clásicas) constituyendo un árbol genealógico variado e inesperado, pero no desconocido (por ejemplo, el pobrismo como idea fundacional de las Órdenes mendicantes de la Edad Media).

Como me resulta difícil resumir toda esta multiplicidad de episodios evolutivos de la idea de comunismo, o mejor, de cómo la propiedad privada se discute a lo largo de la Historia (y, con esta discusión, los fundamentos del comercio) expondré los títulos de cada uno de los capítulos:

- Sección primera: De cómo la propiedad proivada no fue discutida ni en Grecia ni en Roma.

- Sección segunda: De cómo la propiedad empieza a parecer perniciosa. Se desarrolla en esta parte del libro la idea del integrismo pobrista en las religiones monoteístas antiguas (judaísmo y cristianismo).

- Sección tercera: De cómo la propiedad dejó de transmitirse por contrato. La evolución de la idea de propiedad en las postrimerías del Imperio Romano, la autarquía como modo de organización de la Alta Edad Media.

- Sección cuarta: De cómo la propiedad fue hallando modos de protegerse. Las sociedades mercantiles iniciales, la idea del mercader, el desarrollo de la usura, de la clase media en las ciudades medievales.

- Sección quinta: De cómo el cristianismo dejó de ser pobrista. Católicos, protestantes y puritanos. Desarrollo de las finanzas en la sociedad del Renacimiento europeo. El impulso del comercio marítimo y los descubrimientos.

- Sección sexta: De cómo fue preciso elegir entre absolutismo y liberalismo. La idea de Ilustración y su ambigüedad (economistas franceses vs. comunistas ilustrados). El nacimiento del liberalismo y la idea de contrato social y la libertad.

- Sección séptima: De cómo surgió el comunismo. Jacobinos y colectivistas. El desarrollo del comunismo (antes de Marx).

Siempre he sentido admiración por Antonio Escohotado. Por su sentido de la provocación (intelectualmente hablando), por su rigor analítico, por su heterodoxia, por la amplitud de su visión: más allá de su Tratado general de las drogas, sus estudios sobre los constitucionalistas norteamericanos (Jefferson, Madison), sobre Hobbes o Newton… hasta tratados sobre las Teorías del caos (Caos y Orden, que fue premio Espasa Ensayo en 1999) hacen de esta figura uno de los intelectuales españoles vivos más importantes.

Volveremos a hablar de Escohotado en próximas entradas. Prometido.

miércoles, 25 de marzo de 2009

La cuarentena, de J.M.G Le Clézio


Jacques me habló del millar de inmigrantes llegados a Calcuta a bordo del bergantín Hydaree y abandonados aquel año en Plate debido a un brote de viruela y de cólera a bordo. Igual que nosotros, aguardaron día tras día, escrutando el horizonte vacío y la línea de Mauricio, con la esperanza de ver llegar el barco que acudiera a buscarlos. Debieron de enviar mensajes desesperados, prender grandes hogueras en la playa para llamar la atención de aquellos desconocidos que, allá, desde el otro lado, los condenaban a una muerte lenta. Casi todos sucumbieron, debido a la enfermedad, a la indigencia. Cuando por fin el Gobierno de Mauricio decidió enviar ayuda, habían transcurrido tres meses. Los que llegaron a la isla sólo encontraron a unos cuantos supervivientes y esqueletos desparramados por doquier.

J.M.G. Le Clézio – La cuarentena.

Acabo de terminar esta obra hace unos días. No me ha defraudado en absoluto. Todo lo contrario. Si he de destacar algo de esta novela (la primera que leo del último Premio Nóbel) es, más allá de su dominio narrativo, de su mirada hacia otras culturas (África, India), la búsqueda irrefrenable de eso que llamamos vida.

No tiene desperdicio. De verdad.

lunes, 23 de marzo de 2009

Mi nombre es Harvey Milk, de Gus Van Sant


La trayectoria de Gus Van Sant es cualquier cosa menos homogénea, formalmente hablando. Es un director en búsqueda constante de estilo, en un camino que rubrica su (ya lograda) madurez estética y narrativa.

Tras la reciente recuperación para la gran pantalla de su primera película, Mala noche (1885), Mi nombre es Harvey Milk se revela como una obra de madurez. Obra portentosa en lo narrativo, en lo que significa de desafío, evitando caer en una historia más sobre la comunidad gay, Milk no deja indiferente ni al público ni a la mayoría de la crítica . Realizada a partir de un sólido guión del documentalista Dustin Lance Black, el ritmo de la narración es sencillamente perfecto (y si exagero, ¿qué más da?). Es cierto que encontramos, por otra parte, elementos muy característicos de la obra de Van Sant (desde la fenomenal Drugstore Cowboy – la primera película de este director que pudimos ver en España-, a Mi Idaho privado –la primera de sus películas donde la homosexualidad es un elemento narrativo e histórico esencial-), pero a mí este Harvey Milk me ha resultado diferente: tal vez la solidez del guión, la perfección del montaje, como elementos que provocan una reconstrucción histórica del líder homosexual (increíble el magnetismo de la interpretación de Sean Penn, en la cumbre de su carrera; también como director con su reciente Hacia rutas salvajes) a través de la narración en flashback por el protagonista.

En el número de enero de Cahiers España, Carlos Reviriego titulaba el estudio crítico de la película como "Tránsitos". Tras la “trilogía del silencio”, formada por la excepcional (y premiada) Elephant (2003), siguiendo por Last days (2005) hasta Paranoid Park (2007)… ¡que todavía –increíblemente- no se ha estrenado en España!

Esperaba mucho, muchísimo de esta película y, de verdad, no me ha defraudado. Ha superado mis expectativas. Y es que, desde que descubrí a Van Sant, hace casi veinte años (fue en Drugstore Cowboy, ¡cómo no!) nunca he dejado de creer en este cineasta, uno de los exponentes más interesantes del cine independiente americano… Me gusta mucho su cine, tanto es así que le perdono ese remedo de pastiche que nos ofreció en el insultante remake de Psicosis.

viernes, 20 de marzo de 2009

Profunda decepción; profunda indignación

El pontificado de Joseph Ratzinger (en adelante Benedicto XVI) prometía ser interesante, sobre todo en lo intelectual, y también un tanto provocador (siempre en el sentido, repito, intelectual del término).
No soy un experto en Teología. Es más, no me he acercado a estas materias de una manera continua, tan sólo a través de impulsos aislados. Y es que “uno no puede estar en todo”, obviamente. En este sentido, mi punto de vista sobre Benedicto XVI en lo teológico está basado en lo que piensan otros, fundamentalmente filósofos que conozco y que considero importantes (pienso en filósofos tan alejados en sus planteamientos como Gabriel Albiac o Jürgen Habermas).


(En la foto, Jürgen Habermas).

Si uno revisa (en la Wikipedia, por ejemplo), “por encima”, la biografía del Papa Benedicto comprueba que su formación intelectual es muy sólida: conocedor de Aristóteles y Aquino (Albiac considera al Papa actual un “gran tomista”, ergo un gran aristotélico). Su acercamiento, desde su juventud, a autores que tuvieron problemas con la Jerarquía católica (Yves Congar, por ejemplo -una tía mía, religiosa dominica, era una gran conocedora de su obra-) o a los grandes autores protestantes (Karl Barth) indica una voluntad de conocimiento y apertura intelectual, en lo teológico. Pero, además, el pensamiento de Benedicto XVI discurre también por el conocimiento de las corrientes existencialistas del siglo XX (Jaspers, principalmente; a Heidegger, una de las “especialidades” del Papa Benedicto, no se le puede considerar existencialista), cuya principal preocupación es el entendimiento del hombre contemporáneo.


(En la foto, Yves Congar).

Yo, repito, más allá de la lectura de su encíclica “Spe Salvi y algunas compilaciones y conversaciones con filósofos no creyentes, apenas conozco la obra de este Papa. (Bueno, también recuerdo sus enfrentamientos en los ochenta con Leonardo Boff y los teólogos de la Liberación, o con Hans Küng, cuando era -Benedicto- Prefecto para la Congregación para la Doctrina de la Fe. No me resultaban especialmente “simpáticas” sus posiciones, las del Papa actual).

Actualmente, la figura de Benedicto XVI, me resulta interesante por poliédrica, siempre desde un punto de vista intelectual: a su sólida trayectoria como teólogo se une un afán por el debate con otras religiones o con pensadores no creyentes

Pero, lo que quería comentar no era un resumen sobre la trayectoria intelectual de este Papa teólogo, sino mi opinión sobre sus declaraciones a propósito del preservativo y su papel en la lucha contra el SIDA: (…) “El SIDA no se combate sólo con dinero, ni con la distribución del preservativo que, al contrario, aumentan el problema". Esto último es lo que, al menos para mí, resulta especialmente grave e indignante: decir que el preservativo aumenta el problema (sic).

Uno de los temas, para mí, más inexplicables en la Iglesia Católica y en su jerarquía, es la oposición beligerante que ejercen contra el uso del preservativo. Una cosa es que esta Institución exprese una postura oficial sobre el SIDA y cómo combatirlo diferente al de muchos gobiernos occidentales y algunas ONGs de ayuda frente a la enfermedad (la posición católica se resume, básicamente en la necesidaed de “educar responsablemente a las personas en el uso de la sexualidad, en la reafirmación del papel esencial del matrimonio y de la familia”), pero de ahí a condenar el uso del preservativo hay un abismo. Y el comentario sobre el papel del preservativo contra las enfermedades de transmisión sexual (el SIDA en particular) no puede ser, para mí, más irresponsable. Y lo digo desde la más profunda decepción, desde la más profunda indignación también: ¿Qué datos, qué análisis empírico, racional, deductivo, sólido,… puede presentar Benedicto XVI para afirmar que “el preservativo aumenta el problema” del SIDA? ¿Tiene sentido una posición de este tipo cuando las cifras de enfermos por el virus resultan aterradoras (en África y en Brasil, fundamentalmente)?

Yo no espero una bendición vaticana sobre el uso del preservativo (desde luego, no a corto plazo), pero una beligerancia activa frente al condón, como he dicho antes, me parece muy triste, muy indignante. Y esta posición, la mía, es independiente del profundo respeto que me merece la Iglesia Católica y su innegable legado espiritual y ético. Y, por supuesto, del respeto que me merecen sus creyentes.

martes, 17 de marzo de 2009

¿Qué piensan los físicos del sentido del universo? (y 2)


Una científica que manifestó estar al lado de Weinberg, fue Sandra Faber, del observatorio Lick y de la Universidad de California en Santa Cruz, que dijo: “No creo que la Tierra fuese creada para la gente. Fue un planeta creado por procesos naturales y, como parte de la continuación futura de estos procesos naturales, aparecieron la vida y la vida inteligente. Exactamente de la misma manera, pienso que el universo fue creado a partir de algún proceso natural, y que nuestra aparición en él fue un resultado totalmente natural de las leyes físicas en nuestra porción concreta del universo. Sobre la pregunta de si existe un poder con un propósito más allá de la existencia humana, yo no lo creo”.

Sin embargo un sector mucho más amplio de cosmólogos pensaba que Weinberg se equivocaba, que el universo tenía una utilidad, aunque fuesen incapaces de formularla.

Margaret Geller, profesora de la Universidad de Harvard, dijo: “Sospecho que mi opinión sobre la vida es que uno la vive y que es corta. Lo importante es tener una experiencia lo más rica posible. Esto es lo que intento hacer yo. Intento hacer algo creativo. Intento educar a la gente”.

Don Page
, de la Universidad de Alberta, antiguo discípulo de Stephen Hawking, dijo: “Sí, yo diría que definitivamente hay un propósito. No sé cuáles son todos los propósitos, poro creo que uno de ellos es que Dios creó al hombre para que tuviera comunión con Dios”. Page ve la obra de Dios en las leyes abstractas de la física cuántica: “En cierto sentido, las leyes físicas parecen ser análogas a la gramática y a la lengua que Dios eligió utilizar”.

(…) La cuestión sobre el Creador plantea la pregunta: ¿puede la ciencia decir algo sobre la existencia de Dios? El teólogo Paul Tillich dijo en una ocasión que los físicos son los únicos científicos que pueden utilizar la palabra “Dios” sin ruborizarse. Ciertamente, los físicos se encuentran muchas veces solos entre los científicos a la hora de abordar las grandes cuestiones de la humanidad: ¿hay un gran diseño? Y, si es así, ¿hay algún diseñador? ¿Cuál es el verdadero camino a la verdad, a la razón o a la revelación?

La teoría de cuerdas nos permite ver las partículas subatómicas como notas en una cuerda vibrante; las leyes de la química corresponden a melodías que pueden tocarse en esas cuerdas; las leyes de la física corresponden a las leyes de la armonía que gobiernan esas cuerdas; y la menta de Dios puede verse como música cósmica a través del hiperespacio. Si esta analogía es válida, uno puede formularse la siguiente pregunta: ¿hay un compositor? ¿Diseño alguien la teoría para permitir la riqueza de universos posibles que vemos en la teoría de cuerdas? Si el universo es un reloj finamente ajustado, ¿hay un relojero?


Extracto de Universos paralelos de Michio Kaku (Ed. Atalanta).

Como todo el mundo sabe, los libros buenos son libros abiertos, en sus interrogantes, en su sentido crítico, en su inteligencia (tanto en las de quienes escriben como en las de los diferentes lectores).

domingo, 15 de marzo de 2009

¿Qué piensan los físicos del sentido del universo? (1)


El debate sobre el sentido de la vida se vio nuevamente sacudido por las provocativas declaraciones del Nóbel de Física, Steven Weinberg, (en el enlace adjunto un interesantísimo artículo suyo) en su libro “Los tres primeros minutos(la versión española es de Alianza). Escribe: “Cuanto más comprensible parece el universo también parece más inútil. (…) El esfuerzo por entender el universo es una de las pocas cosas que eleva la vida humana un poco por encima del nivel de la farsa y le confiere parte de la elegancia de una tragedia”. Weinberg ha confesado que de todas las frases que ha escrito, ésta es la que ha originado una respuesta más ardiente. Más adelante creó una controversia con su comentario: “Con o sin religión, las buenas personas pueden comportarse bien y las malas hacer maldades; pero para que las buenas personas hagan maldades… se necesita la religión”.

Parece que Weinberg obtiene cierto deleite causando revuelo mofándose de los que intuyen un sentido cósmico del universo. “Durante muchos años he ignorado alegremente los asuntos filosóficos”, confiesa. Como Shakespeare cree que todo el mundo es un escenario (Calderón también tenía esta concepción, añado yo –JRRP-), “pero la tragedia no está en el guión; la tragedia es que no hay guión”.

En esencia, Weinberg plantea un desafío. Si la gente cree que el universo tiene un objetivo (un sentido), ¿cuál es? Cuando los astrónomos observan la vastedad del cosmos, con estrellas gigantes mucho más grandes que nuestro Sol, que nacen y mueren en un universo que se ha ido expandiendo explosivamente durante miles de millones de años, es difícil ver cómo todo esto habría podido ser dispuesto precisamente para dar un propósito a la humanidad que vive en un pequeño planeta que gira alrededor de una estrella insignificante.


Extracto de Universos paralelos de Michio Kaku (Ed. Atalanta).

Continuaremos durante la semana que comienza en breves momentos…

jueves, 12 de marzo de 2009

Recuerdo del 11-M



Es muy difícil olvidar esta fecha. Creo que, para aquellos que vivimos aquellos momentos y lo que aconteció los días inmediatamente posteriores en Madrid, esta fecha forma parte inseparable de nuestras vidas.

Recuerdo que eran las 7:50 más o menos; iba conduciendo camino al trabajo por Menéndez Pelayo, avenida habitualmente atascada. Aquel día, escuchaba la radio (era la SER, concretamente) y Gabilondo dio la noticia… Si mi trayecto habitual al trabajo (por aquel entonces, desde la avenida Ciudad de Barcelona, hasta Tres Cantos) duraba unos noventa minutos, aquel día duró casi tres horas. El caos en la ciudad fue monumental: sirenas de ambulancias, de coches policía,…

Al día siguiente me enteré de que un compañero de trabajo había perdido a su madre; también un vecino tenía un familiar malherido. De una manera u otra todos los madrileños conocíamos a alguien directa o indirectamente afectado por esta masacre.

La reacción de los ciudadanos de Madrid, y por extensión de todos los del resto de España, fue inconmensurable. El improvisado centro de urgencia (y tanatorio) organizado en el IFEMA, se colapsó desde el mediodía por al afluencia de miles de ciudadanos voluntarios para ayudar en lo que fuera necesario (desde labores logísticas elementales a donación de sangre). Fue inconmensurable, repito.

Los días posteriores fueron todavía más emotivos: la reacción ciudadana homenajeando a las víctimas con sus dedicatorias generó un collage de mensajes solidarios, de recuerdos, de invocaciones a la Paz, de infinito dolor pero también de esperanzada solidaridad, … de fe en el futuro.

No fue fácil para los responsables municipales y de RENFE retirar estos recuerdos, símbolo (repito) de nuestro dolor y de nuestra solidaridad. Finalmente estos recuerdos, estos fragmentos de emoción fueron el punto de partida de un proyecto más ambicioso y éticamente necesario: el monumento de homenaje a las víctimas, accesible desde la propia estación de Atocha. Es imposible evitar la sensación de sobrecogedora tristeza que se experimenta en el interior del monumento, cuando se leen los mensajes que dejamos los ciudadanos (de Madrid, del mundo).

Han pasado cinco años, pero los sentimientos que generó aquel día, la reacción de inmensa solidaridad, aún dentro de la infinita tristeza, no van a olvidarse (creo que nunca) con independencia de que se organicen o no homenajes oficiales por el Gobierno de turno.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Carlo Gesualdo - Moro, lasso, al mio duolo

Hace dos días recibí una visita de una admiradora de la música de Carlo Gesualdo, Príncipe di Venosa. De hecho, “La Anacoreta” le ha dedicado un interesantísimo blog que os recomiendo visitar, por su estética y contenidos (http://il-principe-da-venosa.blogspot.com/).

La música de Carlo Gesualdo (1566 – 1613) fue considerada durante el siglo XX como la de un compositor adelantado a su tiempo. Tal vez el motivo de tal consideración se deba a que su estilo era admirado por Stravinsky. Sin embargo, un análisis histórico riguroso muestra que, pese a lo extravagante de sus composiciones, lo “modernas” que resultan a nuestro entender contemporáneo, Gesualdo no fue un compositor particularmente interesado por los progresos técnicos de la música de su tiempo. No fue especialmente receptivo ante los descubrimientos e innovaciones formales de Giulio Caccini (Le nuove musiche), del primer barroco, y se dedicó a intensificar y profundizar en esquemas musicales inmediatamente anteriores. En este sentido se puede decir que Gesualdo es un compositor manierista… pese a lo manido de este término.

Por otra parte es cierto que la historia del príncipe de Venosa es más conocida, en general, que su obra. Como correspondía a una persona de vínculos aristocráticos, Gesualdo se casó con María de Ávalos, hija del Marqués de Pescara. El 18 de octubre de 1590 Gesualdo asesinó a su mujer y a su amante, el Duque de Andría, Fabricio Caraza, cuando los sorprendió en los aposentos de aquella ”in flagrante delicto di flagrante peccato”. El crimen, por los textos de la época, fue de una violencia notoria, pero Carlo Gesualdo no fue condenado: el código de honor de la época, ya se sabe…

Yo he de decir que me siento muy atraído por este compositor tan aparentemente extravagante. Es fascinante en muchas ocasiones. Y puestos a señalar alguna de sus composiciones recomendaría sus Madriales o sus Responsorios de tinieblas (para jueves, viernes y sábado santo).

Espero que os guste.

martes, 10 de marzo de 2009

Soneto de amor

¿En verdad quieres que tu imagen abra
mis párpados al tedio de la noche,
mientras las sombras que se te parecen
de mí se burlan y a mi sueño quiebran?

¿Mandas así fuera de ti tu espíritu,
lejos, para que aceche mis acciones
y mis horas espíe de flaqueza,
que son blanco y dominio de tus celos?

No; tu amor, aunque grande, no lo es tanto:
es el mío el que abre los dos ojos,
mi propio amor quien mis descanso vence
y en centinela para ti se cambia:

pues por ti velo mientras te desvelas,
muy distante de mí, muy cerca de otros.

William Shakespeare – Sonetos (Traducción: Manuel Míjica Láinez).

Is it thy will thy image should keep open
My heavy eyelids to the weary night?
Dost thou desire my slumbers should be broken,
While shadows like to thee do mock my sight?

Is it the spirit that thou send´st from thee
So far from home, into my deeds to pry,
To find our shames and idle our in me,
The scope and ternure to of thy jealousy?

O, no! thy love, though much, is not so great:
It is my love that keeps mine eye awake,
Mine own true love that doth my rest defeats,
To play the watchman ever form the sake:

For the watch I, whilst thou dost wake elsewhere,
From me far off, with others all to near.


Ésta es su versión original. El volumen "Sonetos" de William Shakespeare es una edición bilingüe, editada por Visor (Colección Visor de Poesía).

viernes, 6 de marzo de 2009

PARAÍSO



El término paraíso procede del ámbito del mazdeísmo iraní, donde Ahura-Mazda es el “señor del paraíso”, jardín adecuado a su calidad de Dominus, o del regente de un dominium. En esta tradición se va paulatinamente concidiendo a ese “jardín” el carácter de horizonte de salvación, inicialmente reservado a los héroes legendarios, modelo de “recta elección” en su opción rubricada por sus hazañas, a favor de las huestes del ejército de Ahura-Mazda (en su combate “histórico” con las potencias de la Tiniebla).

Eugenio Trías – Diccionario del Espíritu (Ed. Planeta).

jueves, 5 de marzo de 2009

Proyecto de epitafio

De ti no quedan más
que estos fragmentos rotos.

Que alguien los recoja con amor, te deseo,
los tenga junto a sí y no los deje
totalmente morir esta noche
de voraces sombras, donde tú ya indefenso
todavía palpitas

José Ángel Valente - Proyecto de epitafio

Música: Radiohead - How to dissapear completely

martes, 3 de marzo de 2009

El sirviente y su amo atravesaron toda la historia occidental moderna.

Teniendo como escudero a un campesino ilustrado, Don Quijote salió un día de su casa para luchar contra sus enemigos.

Cuento cincuenta años después, Toby Shandy convirtió su jardín en un campo de batalla; allí se entregaba a los recuerdos de su juventud guerrera, fielmente asistido por su sirviente Trim.

Éste cojeaba igual que Jacques, quien, diez años después, entretuvo a su amo durante su viaje.

Era tan terco el parlanchín como, ciento cincuenta años después, en el ejército austro-húngaro, el ordenanza Josef Schwejk, quien entretuvo y horrorizó a su amo, el lugartenienter Lukac.


Treinta años después, esperando a Godot, Vladimir y Estragón se encuentran ya solos en el escenario del mundo. El viaje ha terminado.



El sirviente y su amo atravesaron toda la historia occidental moderna.

(Milan Kundera – Extracto del prólogo a Jacques y su amo. Editado por Tusquets, colección Marginales).

lunes, 2 de marzo de 2009

Elecciones los Parlamentos Gallego y Vasco – 2009. Primeras reflexiones.

¿Primeras reflexiones? Tal vez las únicas que publique (dado el hartazgo que me provoca la política española).

Sobre la victoria del PP en Galicia, algunos blogs amigos publicarán comentarios más documentados que el mío. Conozco poco la política autonómica gallega y, por ello, mi única reflexión es que la base electoral del PP en esa tierra continúa siendo muy amplia. Finalmente el bipartito PSG-BNG ha sufrido el desgaste de cuatro años de gobierno con algunos episodios de repercusión muy mediática (decoraciones de despachos, coches oficiales, paseos en yates de amigos empresarios,…). Me resulta sorprendente, desde el poco conocimiento (repito) de la política gallega, que el bipartito no haya sabido administrar situación de privilegio que siempre otorga estar en el poder; sobre todo, teniendo en cuenta las horas bajas del PP nacional y, también, gallego. Son, repito, mis primeras reflexiones.

El caso de las elecciones vascas me provoca una reflexión muy distinta. Veamos: la llamada izquierda abertzale no ha podido presentarse a las elecciones. Bueno, más bien, a las marcas electorales del mundo proetarra se les ha cerrado el paso aplicando instrumentos del Estado de Derecho (a través de los Poderes Ejecutivo y Judicial). De hecho, siendo rigurosos, izquierda abertzale es Aralar (que no proetarra) y algunas facciones de EA (que tampoco es proetarra, pero sí –como Aralar- independentista).

Mi reflexión, o más bien, mi pregunta es la siguiente: ¿Ha pasado algo grave por impedir que una fuerza política proetarra se haya presentado a las elecciones? ¿Han quemado algún pueblo? ¿Ha habido algún intento de suicidio colectivo? ¿Estamos ante un (Eusko)Apocalipsis? ¿Se ha quemado o se va a quemar el Parlamento Vasco?

Mañana comenzará la ceremonia de las especulaciones políticas sobre pactos posibles (en el caso vasco, como es obvio). Pero yo me seguiré haciendo la misma pregunta, o las mismas preguntas que antes formulaba.
(Cuánto tiempo perdido por inexplicables complejos políticos…)