miércoles, 20 de enero de 2010

La cinta blanca - Michael Haneke


Un pequeño pueblo en la Alemania protestante, en vísperas de la Primera Guerra Mundial, proporciona el marco físico a la trama. Una serie de sucesos violentos rompe la rutina del pueblo, de manera aparentemente incomprensible, incluso para el narrador (el maestro). Su voz en adelanta,. Desde el prólogo, que las razones exactas y los autores de esos sucesos permanecen todavía envueltos en la espesura de la niebla, al final del relato.

Más allá de la magistral puesta en escena, del dibujo preciso de los movimientos de los personajes, del retrato de los mismos (y sus complejas relaciones interpersonales), lo que me resulta verdaderamente impresionante –por sobrecogedor- es el planteamiento del flash back que domina la película. La lectura metafórica de Haneke sobre el ejercicio de autoridad de la moralidad protestante sobre los más débiles, su análisis preciso reaultan sobrecogedores igualmente.


Otras lecturas críticas señalan una interpretación de la película en términos antecesores del nazismo posterior. Yo, aunque comparto parcialmente esta lectura, destaco la idea regeneradora que el narrador sugiere sobre el comienzo de la Primera Guerra Mundial, final aparente de l atrama y comienzo de un nuevo tiempo que permanecerá desconocido para el espectador.


Con una puesta en escena magistral y un dominio narrativo superlativo, apoyado en el poder descriptivo (que no sugestivo) de una fotografía en blanco y negro (cuyos primeros planos me recordaban a los Comulgantes, de Bergmann) entiendo que estamos ante una obra superior del cine de este siglo. Por otra parte, la cinta fue premiada con la Palma de Oro en la última edición de Cannes (aunque esto no siempre implica que la obra sea excepcional).

Qué satisfacción poder contar todavía con estos reductos de cultura que significan los cines Verdi, Golem, Renoir,...

27 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Magnífica película.
A mi Haneke me crea sentimientos encontrados:me horrorizó "Funny Games" y me ha vuelto a reconquistar con "La cinta blanca".
La lectura que yo hago es que se trata de un estudio sobre el fanatismo en un periodo de la vida donde priva la inocencia, como es la infancia.
Ese germen fanático es el caldo de cultivo sobre el que se construyen los horrores de la Alemania nazi.

Saludos.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Hola Rogelio! Por motivos de ya te mailearé (menudo palabro), hace siglos que no voy al cine. Bueno, el tema me parece interesantísimo, pues es una época, vista desde "el hoy", apasionante. Recuerdo una serie que ponían en la 2 hace unos 20 años, Heimat (nuestra tierra). Espero verla pronto en pantalla pequeña. Un fuerte, fuerte abrazo!

Atila el Huno dijo...

NOOooooOOOOOORRRrrrrr!!!!!!

OTRAAAAA VEEEEZZZZZ!!!...¡¡QUE ME LA ACABO DE DESCARAAAARRRRRR!!!

Un día de éstos...le mando los dos Torturadores Reales pa ke le hagan la manicuraaaaa!!! ;D

Saludos!!...ehhh...¿Saludos? GRRRRRRRRR

El rincón de Chiriveque dijo...

Hola amigo, me la apunto, desde luego, genial y soberbio, a la vez que estimulante, tu análisis. Que sepas que sólo he visto "La pianista" de ese director y una persona de la sala vomitó de la impresión. Espero que ésta sea más suave jeje...

Abrazos.

Diana dijo...

La voy a agendar.
Las sugerencias de mis amigos son órdenes.
Besitos
:)

janys dijo...

magnífica fotografía; la verdad no he visto la película pero se muestra interesante. Gracias por estar acá en mi espacio; te mando un beso y un abrazo; hasta pronto.

García Francés dijo...

Nada puedo decir, no he visto la peli. Por lo general, y sé que esto me acarreará su desprecio, D. Rogelio, VOY MUY POCO AL CINE.

Veo cine en la TV, tumbado en el sofá. Soy un degenerado, amigo mío. Le envidio.

Abrumados por las hipotecas y los créditos los parados urbanitas arriendan sus balcones y terrazas.

Parados urbanos, se alimentan de Cáritas y de sus huertos balconeros

Andybel dijo...

.-ROGELIO: Ahora la están emitiendo en la gran pantalla; pero me gustaría saber si la podremos ver también en DVD...

.-Por circunstancias familiares no puedo frecuentar los cines; pero tengo muchas ganas de ver esta película porque soy muy aficionado al género de la "Alemania de la época nazi".

.-Esta época de la historia del ser humano en uno de los países más civilizados de la Tierra, siempre me ha interesado mucho por las contradicciones de esa sociedad alemana. Creo que esta película, por lo que he oído hablar de ella, refleja exactamente mis inquietudes respecto al tema.

.-Saludos.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Buenas tardes Sres.

El domingo les contestarñé con calma a todos. Pero por una cuestión de urgencia, comienzo hoy por Andybel:

Ante todo, gracias por tu visita. La película no se sitúa en la Alemania nazi, pero -efectivamente- tiene un componente de descripción del clima espiritual que la precede... aunque para mí lejano, evocador diría.

La podremos adquirir en DVD, en tiendas más o menos especializadas (en la Fnac, seguro, al igual que en salas multicines donde tengan venta: las Verdi, por ejemplo).

UN abrazo.

Manuel dijo...

Renoir y Bergmann... ¿esos nombres aparecen por casualidad en esta entrada?
Cine en estado puro que va de la experiencia estética a la ética y viceversa.
Buen finde, hermano Roge.

Calamity dijo...

¡Dios mío, Rogelio, tenemos unos gustos tan parecidos en cuanto a cine!

Yo la fui a ver el martes y, en fin, sabía que era difícil que Haneke me defraudase. Sinceramente hace mucho que no veía una película que me gustase tanto a todos los niveles: guión, interpretación, puesta en escena, fotografía, música (¡hasta la música está tan tan cuidada!), etcétera. Abrumadora de principio a fin.

Eso sí, recomendación como con cualquier película de Haneke: que realmente apetezca verla. No es precisamente cine de "entretenimiento". Son todas sus pelis tan desasosegantes que tienes que estar preparado para ellas 8y si no, pues vomitarás, como le pasó a una persona que comenta aquí.

Espero que tu ausencia no sea por nada malo.

Andybel dijo...

.-ROGELIO: ¡Gracias por los datos de adquisición de la película!

.-Saludos.

Miguel dijo...

Es una película que promete, según cuentas en tu crónica. Estos años me parecen especialmente suculentos.

Un abrazo.

García Francés dijo...

¿Rompe usted una lanza por mis rellenitas, D. Rogelio?

García Francés dijo...

D. Rogelio, ¡usted si que es un crack! Ya me gustaría a mí desarrollar los temas con su estilo.

Efectivamente los huertos, aunque parezca mentira, son una ayuda para muchos. Hasta aquí nos han traído los genios del gobierno.

Un abrazo, amigo mío.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Coincidimos en este caso, Natalia. Funny Games no es precisamente una cinta de mi devoción.

Y tu lectura de "La cita blanca" me parece muy sugestiva.

Saludos.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Bueno, Fidelio, si te puedes hacer con ella, creo que no te va defraudar.

Estamos en contacto y... ¡nos vemos pronto!

Un fuerte abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Don Atila.

Voy a llamar inmediatamente a la Ministra SindeSCARGASSSSSS y le atizará una multa que le va a dejar tieso. Ándese con ojo, amigo mío.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Ja, ja,... La anécdota del vómito tiene su gracia. La verdad es que, sin ser una película "fácil" creo que te va a gustar.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Otro beso para ti, Diana. A ver si te gusta.

Gracias por tu visita.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Otro beso para ti, Janys. Ahora me paso por tu blog, a saludarte.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Vamos, Don ALfredo, ¿Cómo que esto "acarreará mi desprecio"?

Yo me he pasado años sin ir regularmente al cine y me alimentaba de éste a través del VHS y, después, del DVD.

Hoy he vuelto a recobrar mi afición de juventud. Casualidades de la vida.

UN fuerte abrazo, amigo mío.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Renoir, Bergmann, no creo que surjan por casualidad. También podría haber surgido Dreyer,... al final las grandes obras, las que tienen el sabor de lo clásico, parecen hermanas, hijas de un mismo padre.

Gracias por tu vista, Manolo, hermano. UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola Cal.

Mi ausencia no fue por nada malo, sino todo lo contrario.

La verdad es que tienes razón en tu comentario acerca de que tu recomendación sobre la película de Haneke: "que realmente apetezca verla".

Créeme que celebro coincidir contigo una vez más, Cal.

UN fuerte abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

A ver si te gusta, Miguel. Espero que así sea.

UN abrazo y muchas gracias por tu visita.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Por supuesto que rompo una lanza por sus rellenitas, Don Alfredo.


Rellenitas y muy sabrosonas... (vale, me ha salido un poco picantillo).

UN abrazo, maestro.

Carlos Díez dijo...

Un placer leer tu comentario sobre esta cinta, Rogelio. En su momento me perdí este post. Ya conoces mi opinión sobre la película. Celebro coincidir.

Un saludo.