miércoles, 28 de abril de 2010

Rosario dinamitera


ROSARIO DINAMITERA

Rosario, dinamitera,
sobre tu mano bonita
celaba la dinamita
sus atributos de fiera.
Nadie al mirarla creyera
que había en su corazón
una desesperación,
de cristales, de metralla
ansiosa de una batalla
sedienta de una explosión.


(Miguel Hernández – Poemas de amor y de guerra)


----------------------------------------------------------------------------------------------

Estos versos del poeta Miguel Hernández, figura recientemente vilipendiada de manera gratuita por ciertos santones radiofónicos (César Vidal, Federico Jiménez Losantos -quien calificó de estalinista al poeta, sin mayores matices-) se ajustan malamente a la estética cutre y soez, por inmoral, que se manifestó con plenitud el pasado sábado en Madrid. Me refiero a la manifestación de Madrid de entre todas las de apoyo (supuesto) a Garzón que tuvieron lugar en toda España.

La flor y nata de la intelectualidad española (¿izquierdista?), o sea, Pilar Bardem, José Sacristán, Tristán Ulloa, Juan Diego Botto, Almudena Grandes acompañados por algunos políticos, como Gaspar Llamazares, Cayo Lara, Pedro Zerolo se manifestaron el pasado sábado en Madrid contra « la impunidad del franquismo». Y de paso, por supuesto, contra “los fascistas de la judicatura». Valía todo: alusiones al “no pasarán”, al “genocidio franquista” y contra la “impunidad del franquismo”. Ya se sabe, con el precalentamiento del acto en la Complutense en el que Jiménez Villarejo descalificó a los miembros del Supremo calificándoles de serviles a la causa franquista.

No puede ser más desolador este panorama. No puede ser más indecente el clima creado en nuestro país en torno a un caso, el proceso contra Garzón que, no lo olvidemos, acusa al juez de un supuesto delito de prevaricación en la investigación de las desapariciones del franquismo. Ni más ni menos. Recordemos que la Sala Penal del Tribunal Supremo decidió por unanimidad el 26 de mayo de 2009 abrir un proceso a Garzón por un delito de prevaricación (dictar a sabiendas una resolución injusta) durante la instrucción de la causa por las desapariciones del franquismo. La acusación se basaba en que Garzón (juez supernova; lo de estrella lo superó hace muchos años) inició y prolongó unas diligencias sobre las desapariciones del franquismo atribuyendo a personas fallecidas delitos que habían prescrito, estaban amnistiados. En opinión unánime del Supremo, estos temas no son competencia de la Audiencia Nacional.


Otra cosa es defender, como hace Amnesty International, la idea de que los crímenes de lesa (o contra la) humanidad nunca caducan, ni tampoco pueden verse favorecidos los criminales con leyes de perdón o “amnesia” (amnistía). Lo cual no implica que un juez pueda hacer lo que le venga en gana, superando sus propio marco de competencias.


El totum revolutum del caso Gürtel, la necesidad de contraataque mediático del PP –asediado por el citado caso-, la búsqueda indecente de un McGuffin por el Gobierno de España desbordado por la magnitud imparable de la crisis económica han hecho el resto. Y al final salen a la escena unos dinamiteros y dinamiteras mediáticas que muy poco o nada tienen que ver con Rosario, la dinamitera inmortalmente retratada por el genio de Miguel Hernández. (Por cierto y para dinamitera, la vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre, que denunció «el intento de dos grupos fascistas, herederos de los asesinos del franquismo, de sentar a Garzón en el banquillo...” De veras que no hay palabras para semejante barrabasada).

Eso sí, en medio de tanta indecencia la cifra de paro en nuestro país se sitúa muy cerca de los cinco millones. Sí: CINCO MILLONES DE PARADOS. A los poco más de 4,6 únanle unos doscientos sesenta mil en periodo de formación más unos doscientos y pico del PER. Y con el peligro del efecto griego al acecho… Los malos, en este caso, no son los “franquistas asesinos”, son alguien peor: la codicia de los mercados –me imagino que cualquier lumbrera gubernamental, saldrá con una ocurrencia así o parecida; ya ni se molestan en citar a Krugman u otros santones neokeynesianos-.


A veces, amigos míos, pienso que vivimos en un país de marcianos. De veras.

11 comentarios:

Rubín de Cendoya dijo...

Mucha razón Rogelio, pero no creo que sea un problema de país marciano; lo que pasa es que los que nos gobiernan nos toman por tontos.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Amigo mío, y luego dicen que no existe la transmisión de pensamiento!! Probablemente coincido con tu entrada hasta en las comas...aunque, sin ánimo de echarte flores, tú la escribes mejor que yo. Tal vez, en el plano formal, haría una digresión sobre cómo calificar los crímenes de una dictadura como la franquista, pues, como digo, desde un punto de vista formal (o como quedamos llamarlo), no sé si hablaría de lesa humanidad o genocidio, aunque no es el momento de hacer matices dada la situración que vivimos.

Me parece obsceno, como mínimo, que aquí en España estemos llegando a los cinco millones de parados y que los sindicatos pidan lo que piden. Y, sobre todo, que, como siempre, nos dediquemos a pelear entre nosotros teniendo el patio económico como lo tenemos. Felicidades por la entrada y, recordando lo que comentaba Miguel en El Rincón de Chiriveque, espero que los españoles volvamos a aprender a mirar el futuro...

Un fuerte abrazo!!

Atila el Huno dijo...

Herr Professor!!

Pos anda que!!!...aquí en el paraíso del Baits andamos ya por el 27% oficial, así que podríamos decir que uno de cada tres felices andaluces está parao!!, y ya ves!!...ehhh...¿que no lo ves?, pues el cortijo está tranquilo y las reses en el establo, ¡¡jauja!!

Supongo que de aquí a ná la Junta echará mano de Goldman Sachs, no?.Pa camuflar la crisis, qué mejor que ponerse en manos de los que la causaron, promovieron y justificaron en beneficio propio...¡¡esos comunistas de Goldman Sachs!!

No sé, los iberos somos más de Baco que de Marte

Saludos desde el Edén!!

una cuclada d´ull dijo...

Sí como pienso, Rubín de Cendoya, Fidelio en el bosque animado, Atila el huno y un servidor, no estamos en el paro, la estadística miente.

Creo que la memoria es corta y aunque en desacuerdo en las formas, al juez Garzón le debemos como mínimo la presunción de inocencia.

Saludos Rogelio

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Tal vez me haya pasado con la expresión, Rubín, pero es increíble que estos debates (completamente interesados, por cierto) tengan tanto seguidor.

Y es verdad, nos toman por tontos.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Amigo Fidelio. Yo no entro en expresiones como "genocidio" a los crímenes de Estado perpetrados durante el franquismo, especialmente en su etapa de posguerra (es un hecho histórico que, durante el periodo de la Tecnocracia o desarrollosmo de los sesenta, no se puede hablar en ningún caso de genocidio... otra cosas es, como digo, la terrible postguerra y el ensañamiento del régimen contra los vencidos). NO entro porque me da igual, en este caso. Me da igual cómo se califique: tengo muy claro el derecho de los familiares para ver honrada la memoria de las víctimas. Por eso es particularmente obsceno instrumentalizar estos hechos de manera intersada.

En cuanto a Garzón... tiene dos problemas: uno que ya le conocemos muy bien; otro que tuvo un precio (el que pagó el PSOE de Glez por incluirle en las listas del 93. Ah, tiene también un tercer problema: ya no cuela como salvador de la justicia y el Supremo está hasta el gorro de sus apariciones estelares.

Abrazos.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

¡¡Rey de los Hunos!!

Los Estados, amigo mío. Los Estados. Sus institiciones financieras, sus Bancos Centrales que abarataron el precio del dinero por debajo de los límites de mercado para... sí, para financiarse: crédirtos a precio irrisorio, más dinero -más papelitos- en circulación, más posibilidades recaudatoria hasta que un día... ¡tengo tres hipotecas y no puedorrrrr!

Sí, amigo mío: los Bancos Centrales.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola cuclada.

La verdad es que, como mínimo, le debemos respetar la presunción de inocencia. No obstante, y respetando todas las opiniones sobre el personaje, hemos de recordar no sólo sus luces (caso GAL, procesamientro a la cúpula de Batasuna, lucha activa contra ETA -en general-, proceso a Pinochet como genocida,...) también tiene sus sombras (errores de procedimiento que provocaron excarcelaciones de narcotraficantes, causa contra el franquismo de dudosa base jurídica, ...)

Un abrazo y gracias por tu visita.

Atila el Huno dijo...

D. Rogelio!!

Por Tengri!!, qué me dice!!!, es justo al contrario...los Estados pertenecen a la Bancaaaa!!. ¿Quien está comprando masivamente la deuda que está emitiendo a mansalva el ZeusPater de la Moncloa?, ReCristo!!, la banca!!...a cambio de...ejem ejem.

Saludos Herr!!

José Manuel dijo...

Tenemos problemas ahora; es estúpido centrarse en problemas del pasado. La venganza es mala, y estos claman venganza. Hubo una guerra nos matamos, hubo una Transición nos perdonamos y unimos ¿por qué levantar otra vez los odios? No lo entiendo.

Saludos Rogelio.

PD:Tienes una contestación mía de tu último comentario en mi Blog, por si te interesa, es que he tardado un poco...

García Francés dijo...

D. Rogelio, amigo, se ha olvidado usted de citar entre esa flor y nata de la intelectualidad al excelso poeta Marcos Ana.

Por lo demás, en todo de acuerdo con usted y encantado de ver que defiende usted el fuerte mientra yo me tomo unos días para descansar de Alí Babá y sus cuarenta liberados.

Le invito a mis Encuentros, amigo mío. Para desengrasar.

II Encuentro de Poesía y Relato Erótico. Bases para el Encuentro

Deseo que tan tórridas lecturas muten en jadeos, orgasmos colosales a dúo, interminables tríos tántricos o, al menos, en alguna humilde pero gustosa pajuela.

Adelante, genios del calentón, vamos a excitar al lector. Que cada entrada salpique y tengan que leernos con chubasquero. Ánimo, amigos.