viernes, 3 de diciembre de 2010

El laberinto


El laberinto es patria del que vacila. El camino de aquel a quien espanta el auténtico logro de la meta trazará fácilmente un laberinto. Así hace el instinto en los episodios que preceden a su satisfacción. Pero así hace también la humanidad (la clase) que no quiere saber qué va a ser de ella.

Walter Benjamín – Obras completas (Libro I / Vol.2 – Charles Baudelaire.)




9 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Don Rogelio,

Yo creo que el laberinto ya no es el de Creta, con el Minotauro, ni nada que se la parezca. Como bien dice Walter Benjamin, El laberinto es patria del que vacila.

Yo puedo resumirlo más todavía: El laberinto es la política y los políticos.

Si lo prefiere, otra más breve: el laberinto es lo que nos rodea.

Un abrazo, Don Rogelio.

Antonio

Atila el Huno dijo...

Grandioso, Genial...e Inmerecido reproche a esa Clase...obligada a caminar por el estrecho sendero trazado por los Demiurgos que trazaron el plano del Laberinto del Orden, la Moral, la Ley...y la Fuerza.

Maestro!!, mañana vamos a ocupar una finca!!. Tiraremos por la calle de en medio; romperemos las alambradas, ignoraremos las limitaciones de la Conciencia, afrontaremos con energía quince o veinte artículos del código penal y embestiremos con decisión la línea de los guardianes del Laberinto. Y yo gritaré con mi megáfono:"Camaradas, ¿queréis saber quién sois?...¡¡No vaciléis!!".

Un saludo a Mr. Benjamin

...y otro a Usted!! ;))

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

¡Qué fuerte y qué decidida su propuesta!, Don Atila el Huno. Cuente Vd. también conmigo para romper barreras, allanar espacios, y erradicar a los inútiles e imbéciles.
¡Viva Dioniso, el dios de las Bacanales!

Y no nos va a parar ni el Papa, ni el Ejército Romano. Si hace falta, entraremos en el corazón de la misma Roma. Si Vd. no lo hizo la primera vez, lo puede hacer la segunda, Don Atila.

Un abrazo, Don Rogelio, y otro, don Atila el Huno.

Antonio

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Amigos míos.

Un placer SIEMPRE tenerlos a ustedes aquí, en su casa.

Benjamin es una de mis referencias culturales en muchos sentidos y tengo el placer, a cuentagota, de ir completando su obra.

UN fuerte abrazo (revolucionario, ¿por que´ no?) a ambos.

Miguel dijo...

El laberinto está siempre presente en mi vida. En mis pensamientos, en mis decisiones, en mis sueños. En él me he perdido algunas noches insomnes cuando el recuerdo era tardo y torpe. Pero la vida laberíntica es apasionante, porque nunca se sabe en qué recoveco va a parecer la luz que ilumine nuestra mente humana.

Un abrazo.

Atila el Huno dijo...

D. Antonio!!...Capitán!! ;)

No me recuerde Usted a Baco...que tengo yo ciertas.. debilidades!!. Joé, ahora ya no puedo para de pensar en ese vinillo de la Galia que fermentan en...Chalons!!. Tendré que hacer una visitilla por esas tierras...a ver qué me encuentro!!

Saludos!!

Atila el Huno dijo...

D. Rogelio!!

Me deja en ascuas!!...Revolución!!

¿En qué circunstancias contempla el Liberalismo esa Revolución y con qué métodos?

Saludos!!

;)

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Celebro que esta entrada, Miguel, haya dado provocado estas sensaciones.

En mi caso también está presente.

UN abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Don Atila.

Déjeme una entrada y le explicaré cuál es la revolución a la que aspiramos algunos.

Abrazos, maestro.