jueves, 27 de mayo de 2010

El Decálogo - Krzysztof Kieslowski




La obra de Krzysztof Kieslowski es bien conocida por el público y crítica europea, especialmente en Francia, país donde cosechó varios premios y reconocimientos.

Películas como No amarás, mundialmente aclamada en toda Europa, desde que consiguiera la palma de oro en Cannes en 1987, forma parte del canon cinematográfico del pasado siglo. Otro ejemplo es la trología “Tres colores: Azul, blanco y rojo” que supuso la mayor cota de popularidad del cineasta.

A mí me interesa mucho el tratamiento de la existencia humana ante Dios como constante en la obra de Kieslowski, cineasta católico. Es el análisis de la fe, de la esperanza, del diálogo con Dios uno de los temas que más característicos resultan de su cine. En este sentido, El decálogo, basado en los diez mandamientos de Moisés, representa en diez películas cortas a diferentes protagonistas que intentan luchar contra las crisis morales que originan la forma de vida moderna. Todas estas películas (realizadas para la televisión a finales de los ochenta) están ambientadas en la Varsovia de la época comunista: en un bloque de apartamentos. Cada una de estas películas gira en torno a uno de los diez mandamientos. El análisis de los conflictos morales es inteligente y sereno. Se trata de una forma superior de entender el cine.


Hacía más de veinte años que no veía estas películas (me estoy refiriendo a El decálogo. Compré una edición de los cinco primeros episodios hace unas semanas). La primera vez que lo hice fue en un festival de San Sebastián, en verano de 1989. El ciclo se titulaba “Todo Kieslowski”. Yo había visto “No amarás” unos meses antes en los Renoir y ver el Decálogo me fascinó. Más tarde vendría “La doble vida de Veronique”; después “Tres colores…”

Veinte años y parece que han pasado diez meses…

miércoles, 12 de mayo de 2010

Libro de los muertos - Elias Canetti



21 de enero de 1977

Muerte. No tenemos ninguna conciencia, o sólo una conciencia insuficiente, de que nos vamos acercando a ella.

Quien piensa continuamente en ella, no vive. Quien nunca piensa en ella, vive todavía menos, se engaña a sí mismo. ¿Cuánto debemos y cuánto nos es lícito pensar en ella?

El amor y la muerte son siempre equiparados, pero sólo tienen una cosa en común: la separación.

15 de junio de 1981

Hay dos cosas a las que los pueblos de la Tierra no se enfrentan con incredulidad: que el Señor creó el mundo en seis días y que en algún momento volverá a despertar a los muertos. Pero, ¿de dónde sacan eso? Sí, si un adivino quiere invocar a los muertos, lo hace en cualquier día laborable y lo consigue, pero el sábado no lo consigue. Aunque tampoco puede despertar el cuerpo de un animal en días laborables, pues a los animales no les ha sido dada ninguna vida futura.

8 de septiembre de 1982.

Morir de pie… ¿es acaso la posición de la lucha? ¿Significa morir en lugar del otro al que le hubieran acertado?

Elias Canetti – Libro de los muertos. Galaxia Gutemberg / Círculo de lectores


-----------------------------------------------------------------------------------
La figura de Elias Canetti representa el pluralismo étnico propio de un descendiente del imperio austro-húngaro y de una familia sefardí. Auto de fe (1935) es una de las obras clave de su producción literaria y fue entendida en su tiempo como una alegoría del declive de los intelectuales de Europa central en el período de entreguerras. En 1960 publica Masa y poder, su obra cumbre, concebida como un análisis global de los problemas clave del siglo XX.


Es una primicia para los lectores en lengua española la publicación de ocho legajos hallados en el legado póstumo de Elias Canetti. El impacto profundo que todos los seres queridos muertos dejaron en el espíritu del autor queda bosquejado en esta edición.

Para leer en pequeñas dosis.

lunes, 3 de mayo de 2010

El parto de los montes




EL PARTO DE LOS MONTES

Con varios ademanes horrorosos
los montes de parir dieron señales;
consintieron los hombres temerosos
ver nacer los abortos más fatales.
Después que con bramidos espantosos
infundieron pavor a los mortales,
estos montes, que al mundo estremecieron,
un ratoncillo fue lo que parieron.


Hay autores que en voces misteriosas
estilo fanfarrón y campanudo
nos anuncian ideas portentosas;
pero suele a menudo
ser el gran parto de su pensamiento,
después de tanto ruido sólo viento.

Félix María de Samaniego – Fábulas

--------------------------------------------------------------------------------------------
Desde hace algún tiempo a las maniobras de las instituciones de la UE y del FMI para poner un plan que ayude a Grecia a controlar su grave crisis (económica, financiera, fiscal).

Hoy sabemos que serán 110.000 millones de euros los que los Estados miembros de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional pondrán a disposición del Gobierno griego para que proceda a la refinanciación de su deuda.


El acuerdo ministerial de ayer concierne sólo, en realidad, a la activación formal del mecanismo de apoyo a Grecia, porque la cuantía global era conocida extraoficialmente desde los acuerdos del pasado día 11, cuando se dejó claro que los 30.000 millones comprometidos por el Eurogrupo correspondían exclusivamente a 2010 y que el programa era a tres años. Sólo las prevenciones del Gobierno alemán ante el riesgo de que el conocimiento del monto global de la operación enojara más a su opinión pública, muy contraria a salir en apoyo de Grecia, aconsejó no publicitarlo.

(Fuente “La verdad.es”)

Sobre este tema, hace unos días, mi amigo Fehergón publicaba en su blog unos comentarios más que jugosos sobre este asunto: “Para que veáis lo estúpidos que somos todos, empezando por los sindicatos, pero siguiendo por los pensionistas y los trabajadores, os contaré que me he enterado de que, al parecer, en Grecia se jubilan a los 60 añitos.

Así es, queridos sindicatos y demás amigos. Resulta que de nuestros impuestos se le va a prestar dinerito al estado griego para que pueda pagar su jubilación a unos señores que dejan de trabajar a los 60 años.

El mismo gobierno español que no nos deja jubilarnos hasta los 65 y que, horror de horrores, hace unos meses planteaba la subida de la edad de jubilación hasta los 67 para hacer sostenible (es de coña) nuestro sistema de pensiones, le da el dinero de nuestros impuestos a los jubilados griegos que llevan desde los 60 tostándose al sol del Mediterráneo en las Cicladas.

Lo repito: yo me jubilaré (D.m) a los 65, pero con mis impuestos los griegos se jubilan a los 60. 65 - 60. Sí, cinco años antes; SÍ, LO PAGO YO, al que me quieren jubilar a los 67. Sí, soy estúpido.”



La verdad es que cada vez estoy más escéptico acerca del funcionamiento de estas instituciones, en este caso la UE y el FMI, y sus criterios para salir en ayuda de unos países. Me explico. Por un lado, tú despilfarras sin control el gasto público. Por otro lado mientes sobre el estado de tus cuentas. Y parece que no pasa nada. Con la (casi) única excepción de Merkel, harta de pagar las deudas y la poca seriedad en el gasto público de media Europa, el resto de los líderes europeos han evitado la crítica a los mandatarios griegos. Inaudito.

Las mentiras sobre las cuentas del estado griego hacían presagiar la nula credibilidad de dicho estado para abordar las reformas necesarias. Porque en el fondo, el caso griego es fruto de la mentira y el engaño de unos gobernantes. No cumplían con el presupuesto y ¿qué hicieron estos gobernantes? Pues mentir y engañar al resto de Europa, sin más.

Podía haber recordardo, a propósito de la (legítima) reacción alemana, a La Fontaine y su fábula “La cigarra y la hormiga”. Pero el tema que nos ocupa tiene otras raíces, creo yo. La cuestión griega, cómo se viene desarrollando y los mecanismos de respuesta de las instituciones financieras de la UE, junto con el FMI me hacen pensar cada vez más este tipo de uniones institucionales como otro parto de los montes. Sí, señores, como dice Samaniego (inspirado por Esopo) “estilo fanfarrón y campanudonos anuncian ideas portentosas; pero suele a menudo ser el gran parto de su pensamiento, después de tanto ruido sólo viento”